Tormenta Tropical Tomás se espera en el oriente cubano

Los estados mayores provinciales de la Defensa Civil en cada una de las provincias orientales activaron las estructuras y medidas para enfrentar catástrofes naturales. Se sigue la situación de embalses y ríos

Autores:

Lisván Lescaille Durand
Odalis Riquenes Cutiño
Héctor Carballo Hechavarría
Patricia Cáceres

La lluvia comenzó a golpear la tarde de este jueves a las provincias orientales cubanas, fundamentalmente Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín y Granma, donde a la espera del posible paso de la tormenta tropical Tomás se adoptaban con celeridad todo tipo de medidas para salvaguardar vidas y bienes.

En Guantánamo, los primeros aguaceros ya asomaban la nariz y se esperan intensas lluvias, vientos y penetraciones del mar en los territorios del Este, especialmente Maisí y Baracoa.

El Consejo de Defensa Provincial (CDP) adoptó decisiones como las de analizar el estado de los campamentos de estudiantes movilizados para la recogida de café e incluso evaluar su traslado a instalaciones más seguras.

Los movilizados en la recolección del grano exportable alcanzan la cifra de 2 147, distribuidos en los territorios cafetaleros de Maisí, Yateras, El Salvador, San Antonio del Sur, Imías y Baracoa. Allí se indicó potenciar la recogida del cerezo mientras las condiciones climatológicas lo permitan, resguardando bien lo cosechado.

El CDP orientó también intensificar la vigilancia sobre los principales embalses del territorio, especialmente La Yaya, que desde la tarde vertía, y el Faustino Pérez, sometido a reducciones preventivas de su volumen del líquido.

También en Santiago de Cuba se vigilaban las zonas proclives a inundaciones, penetraciones del mar y otras afectaciones, donde se dispone del combustible, los grupos electrógenos, los servicios de salud y los posibles centros de evacuación, y se intensifican acciones como la poda de árboles y la limpieza de tragantes y alcantarillas.

Especial seguimiento se da aquí a los 11 embalses del territorio santiaguero, los que reportan el 96,5 por ciento de su capacidad total de llenado, de los cuales vierten nueve.

Dispuestos a ganarle tiempo al evento meteorológico, campesinos, productores agrícolas y movilizados mantienen la recogida del café en las zonas montañosas, donde más de 70 000 latas del grano maduro se encuentran en los cafetales, con riesgo de ser afectadas por las lluvias.

El sistema de comunicaciones, incluyendo los radioaficionados, quedó activado en el territorio, y brigadas médicas fueron trasladadas hacia los municipios de Guamá y Tercer Frente; desde horas de la tarde se inició el retorno a sus hogares de los estudiantes movilizados como parte del plan de la Escuela al Campo.

En reunión del Consejo de Defensa Provincial, Lázaro Expósito Canto, su presidente, insistía en la necesidad de cumplir con racionalidad y disciplina todas las medidas establecidas para esta fase.

En Holguín se valoró el traslado hacia sitios seguros de las personas residentes en zonas proclives a inundaciones, y se desconcentraron más de 3 000 estudiantes y profesores que contribuían con la cosecha del café en las montañas de Moa, Mayarí y Sagua de Tánamo.

Se insistió en la agilización del cumplimiento de las indicaciones emitidas por el Estado Mayor de la Defensa Civil, con énfasis en los siete municipios costeros, donde se esperan penetraciones del mar, fundamentalmente en los localizados hacia el extremo este.

Se ha extremado además la vigilancia sobre las presas, en tanto vierten agua siete de los 18 embalses enclavados en el territorio, con una ocupación que podría frisar durante los próximos días el 90 por ciento de la capacidad total instalada.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.