Veinticinco años de creación y hermandad

Preside Esteban Lazo, miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Estado, el acto por el aniversario 25 del Centro Memorial Martin Luther King, Jr., nacido el 25 de abril de 1987

Autor:

Alina Perera Robbio

«Me satisface transmitirles mis más sinceras y afectuosas felicitaciones por el trabajo realizado para mantener el sello distintivo que les caracteriza: su compromiso con el pueblo». Así expresó el miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández, a todos los que celebraron este viernes el aniversario 25 del Centro Memorial Martin Luther King, Jr., nacido el 25 de abril de 1987.

En el cine-teatro Avenida, en la capital, una multitud alegre escuchó la misiva escrita por Lazo —quien asistió al acto pero antes había hecho llegar el mensaje por si otras tareas le impedían estar presente—; Joel Suárez, del Centro, dio lectura al texto donde se resalta que 25 años es una edad en la que se ha alcanzado madurez:

«Me atrevo a decirles —destacó el dirigente— que ustedes están en esa etapa, en la que enfrentan nuevos y futuros retos en medio de un mundo cada vez más globalizado, en el que predominan la injusticia social y el egoísmo».

El fundador y director del Centro, Reverendo Raúl Suárez, dijo que cada palabra de la carta ha conmovido a quienes unieron empeños en un espacio común de creación y hermandad. Y destacó convicciones que han estado en lo más profundo de la familia del Centro: «la terquedad de nuestra esperanza, que lo mejor siempre está por delante, y el reconocimiento de que este pueblo, del cual somos parte y al cual nos debemos, ha hecho posible una sociedad mucho más justa y humana que aquella que tuvimos que sufrir antes de 1959».

En otro momento de la celebración acompañada de cantos, alocuciones y danzas, el escritor e historiador Fernando Martínez Heredia, premio nacional de Ciencias Sociales 2006, recordó el momento en que surgía ese vórtice de buenas ideas: «Cuba comenzaba a revisarse a fondo y volvía a sacar fuerzas de sí misma. Descubría que ninguna ley general, ningún dogma ni ningún destino la salvaría, que tenía que salvarse ella misma apelando a la voluntad y la decisión, a la fe y la entrega, a la gran tradición patriótica nacional y al legado justiciero y libertario del socialismo».

La Caravana de Pastores por la Paz, la ayuda en la construcción de viviendas en los barrios, los seminarios socio-teológicos, los talleres de educación popular, fueron algunas de las respuestas primeras a los nuevos retos, subrayó Martínez Heredia. «El centro —dijo— supo ser cristiano al discernir qué era lo justo y lo necesario».

La celebración fue oportunidad para inaugurar La Red ecuménica «Fe por Cuba», fruto de los programas de formación promovidos por el Centro.

Fue una tarde de emociones y unidad, que contó también con la presencia de Rafael Bernal Alemany, ministro de Cultura, Ramón Pez Ferro, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Caridad Diego Bello, jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido, Kenia Serrano Puig, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), Marcial Miguel Hernández, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), así como otros líderes de diferentes iglesias evangélicas y protestantes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.