Para no perder la perspectiva creadora - Cuba

Para no perder la perspectiva creadora

En la asamblea de los miembros de las artes escénicas de la Asociación Hermanos Saíz en Camagüey, los jóvenes resaltaron la necesidad de organizar proyectos interesantes y de calidad, que exhiban un arte serio, maduro y ético

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— La Asociación Hermanos Saíz (AHS) tiene como misión primordial llevar el arte juvenil, de vanguardia, a comunidades, barrios, plazas y calles de toda la provincia, expresó aquí Freddy Núñez Estenoz, miembro de honor de la AHS, y director de Teatro del Viento.

Lo anterior trascendió en la asamblea de los miembros de las artes escénicas de esta organización en Camagüey, en la que lejos de la autocomplacencia y el triunfalismo por lo hecho, los jóvenes reflexionaron sobre qué les falta por hacer para perfeccionar su trabajo.

Los participantes resaltaron la necesidad de organizar proyectos interesantes y de calidad, que exhiban un arte serio, maduro y ético. «Cualidades que además se ganan, desarrollan y maduran en el escenario», precisó Núñez Estenoz.

En esta línea de pensamiento, las asociadas Iris Meriño y Gisel González reclamaron mayor integración de los miembros de esta sección, abonada actualmente por los instructores de arte de la Brigada José Martí, para sistematizar acciones culturales de elevada profesionalidad.

También se insistió en la importancia de que quienes protagonicen las manifestaciones creativas en comunidades y calles de este territorio, reconocido por ser una de las plazas de teatro más fortalecidas del país, no pueden retroceder en la superación profesional e integral.

En este espacio, los jóvenes analizaron además el trabajo organizativo e interno de esta sección de la AHS, y llamaron la atención sobre el desaprovechamiento de cursos como el de Dirección Teatral, impartido por profesores de elevado prestigio local y nacional, que tuvo un bajo porcentaje de asistencia.

La creación —expusieron los presentes— hay que cultivarla con la preparación diaria del joven talento, porque muchos de los problemas de calidad que se expresan en el escenario tienen su origen en el desconocimiento y en la poca exigencia personal del artista —y también colectiva— hacia lo que hace el creador.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.