Todo tiempo es corto para hacer

En la emblemática Universidad de La Habana tuvo lugar este jueves el acto central por los 90 años del nacimiento de la Federación Estudiantil Universitaria. Lisara Corona, presidenta de la organización, dio lectura a la convocatoria al VIII Congreso de la FEU, previsto para los días 13 y 14 de junio de 2013, en La Habana

Autor:

Yuniel Labacena Romero

En la emblemática Universidad de La Habana, donde Julio Antonio Mella junto a varios de sus compañeros descubrió la necesidad de crear una organización capaz de unir a los estudiantes cubanos: la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), tuvo lugar este jueves el acto central por los 90 años de ese nacimiento histórico.

Nueve décadas después de aquel diciembre de 1922, en que la FEU ha escrito páginas admirables en la formación de la conciencia nacional, Lisara Corona, presidenta de la organización, dio lectura a la convocatoria al VIII Congreso de la FEU, previsto para los días 13 y 14 de junio de 2013, en La Habana.

El Congreso, que reunirá 250 delegados de todo el país, está llamado al compromiso, a la consecuencia histórica y la reflexión consciente sobre el futuro. Tendrá como escenario principal y sus grandes debates se realizarán en la brigada, durante el próximo mes de marzo, donde serán elegidos 69 delegados directos.

Durante la celebración, donde universitarios de ayer y de hoy cantaron felicidades a la FEU, Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político del Partido, luego de repasar la historia gloriosa, destacó que lo conquistado por la organización es diferente a lo que ocurre en diversas latitudes, donde los estudiantes tienen que salir a las calles a defender sus derechos.

Significó los retos que tiene hoy la FEU en medio de las diversas transformaciones que vive el país, y el compromiso de los universitarios con el futuro y la Patria, ya que tienen en sus manos la responsabilidad de construir para preservar la continuidad histórica de la Revolución y el Socialismo.

Sean exigentes, profundos, críticos sin perder la energía, la fuerza y la realidad de hoy. Hagan de la preparación y del estudio consciente un hábito, defiendan la calidad y la Universidad como educadora y formadora de profesionales competentes y comprometidos con su tiempo y su pueblo, agregó.

Tanto Díaz-Canel como la presidenta de la FEU exigieron en su intervención la inmediata libertad de los Cinco, retenidos hace 14 años en los Estados Unidos por luchar contra el terrorismo, y desearon mucha salud y larga vida para el presidente venezolano Hugo Chávez, quien se recupera en Cuba de una intervención quirúrgica.

La FEU distinguió con la Moneda Conmemorativa Aniversario 90 al Comandante Faure Chomón y a Juan Nuiry, dos líderes históricos del movimiento estudiantil y compañeros de lucha de José Antonio Echeverría, reconocido como el Presidente de Honor de la Federación, así como a Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento, por su aporte decisivo a las tareas de la organización y su confianza en los jóvenes.

También fueron reconocidos estudiantes con una impronta admirable en la FEU y destacados en el estudio, la investigación, la cultura y el deporte, así como un grupo de profesores que han entregado su vida, no solo a la docencia, sino a la tarea de formar a las nuevas generaciones, entre ellos el recientemente fallecido, Doctor Delio Carreras.

Junto a los estudiantes, en la Plaza Ignacio Agramonte, donde se realizó el acto, estuvieron también Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Roberto Montesinos, jefe del Departamento de Educación y Deportes del Comité Central; Armando Hart, combatiente revolucionario y director de la Oficina del Programa Martiano; y Yuniasky Crespo, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC.

También asistieron a los festejos Ena Elsa Velázquez y Rodolfo Alarcón, ministros de Educación y Educación Superior, respectivamente, así como sobrevivientes de las acciones del 13 de Marzo, ex dirigentes estudiantiles, representantes de las organizaciones de masas, de las FAR, el Minint, y de manera especial los miembros del Consejo Nacional de la FEU que hoy concluyó en la capital y familiares de los Cinco.

Miembros del movimiento de artistas aficionados de la FEU como el conjunto Danzario Alma Máter, la Coral Universitaria, declamadores y solistas de la Universidad de las Ciencias Informáticas, así como la Academia Nacional de Canto Mariana de Gonitch y el grupo musical Moncada, que celebró ayer sus 40 años, entre otros, regalaron su arte en esta fiesta de fundación.

Compromiso y altruismo

Luego del acto por los 90 años, los miembros del Consejo Nacional sostuvieron un diálogo de generaciones en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, con Ricardo Alarcón, miembro del Buró Político del Partido, y quien fuera uno de los líderes de la FEU tras el triunfo de la Revolución.

Alarcón habló del altruismo y el compromiso desde la historia misma de la FEU. La organización ha sido vanguardia en la lucha de este país y lo ha podido ser porque es fiel a sus orígenes y a su consulta con la masa estudiantil, significó.

Al referirse al caso de los Cinco, insistió en buscar desde las universidades nuevas iniciativas, y a asumir la vanguardia también en cuanta acción de solidaridad se realice por su libertad.

El dirigente subrayó que los Cinco son un ejemplo para las actuales generaciones de cubanos de los valores de patriotismo que crean nuestros centros de Educación Superior.

Convocatoria al VIII Congreso de la FEU

De Revolución, de ganas de hacer por Cuba y de convicciones será este Congreso

Joven Universitario:

«Nuestra juventud y nuestros ideales nos incitan a luchar y a vencer» para seguir protagonizando la vocación de Mella. Cuba invita a la continuidad en los principios del Socialismo, defiende la idea de ver a su Universidad y a su Alma Máter multiplicada; abrazando a los jóvenes que escalan a su historia y sus saberes. Precisa del esfuerzo de todos para la obra común y para la continuación de la lucha por mantener vivos los pensamientos de Fidel y Raúl.

Seis años han pasado desde que con la motivación de sentirnos un ejército de luz, la organización convocara a su Congreso. Nuevas metas, transformaciones y desafíos han llegado a nuestras brigadas y se han asumido por un estudiantado cada vez más diverso y heterogéneo. Los escenarios han cambiado, asumir el reto de un planeta más convulso en todos los órdenes y con ello la impostergable actualización del modelo económico y social que defendemos deriva en una misión de primer orden para cada universitario.

Respondiendo como lo hicieron generaciones de jóvenes a lo largo de estos 90 años, convocamos al VIII Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria, con el principio de que «para los jóvenes comprometidos con su época, todo tiempo es corto para hacer». Será esa la máxima que nos mueva, llamando al compromiso, a la consecuencia histórica, al permanente desvelo por la Patria y a la reflexión profunda acerca de la contribución de los jóvenes universitarios en la continuidad de la Revolución y el perfeccionamiento del Socialismo.

Será este un proceso motivado por el 160 aniversario del natalicio del más universal de todos los cubanos, por él fue que tuvimos un Mella y un José Antonio. En su pensamiento se encontró la causa cimera para que hace 90 años se crease esta obra mayor del estudiantado, con sus ideales marchó la Generación del Centenario con aquellas antorchas que iluminaron nuevamente con el fuego de la libertad a la nación desde sus entrañas, por él hubo un Moncada, en su obra vive y crece el proyecto hecho para todos y por el bien de todos. Encontraremos también en el pensamiento revolucionario y rebelde del Guerrillero Heroico Ernesto Guevara y su visión de la Universidad cubana pintada de obrero, de campesino, de negro y de mulato, pintada eternamente de pueblo, las claves para enrutar los debates que se avecinan.

Hagamos un congreso de futuro y definiciones, que muestre en cada discusión y en cada cuestionamiento la búsqueda de soluciones. Que implique, llegue y se parezca a los estudiantes, donde la brigada constituya el escenario principal, mezclando el debate con la creatividad y la iniciativa que nos caracteriza. Un congreso transformador, para perfeccionar nuestros métodos de trabajo rompiendo los esquemas que persisten, logrando una mayor y auténtica representación de la membresía. Pensemos cómo cambiar la organización para que no ande anquilosada y represente los intereses de todos. Aportemos todos los días a esta desafiante etapa que tenemos el deber de construir.

Serán estas discusiones defensoras de las esencias de la Patria, de lo que hemos logrado y de cuánto nos falta por perfeccionar. Convocamos a la meditación madura sobre el futuro y la implicación consciente de los jóvenes en él. De Revolución, de ganas de hacer por Cuba y de convicciones será este Congreso. Que se construya cada debate para seguir haciendo la universidad martiana que soñaron todos los que lucharon para que este tiempo fuera mejor. Continuemos laborando «con energía y entusiasmo por todo lo que resulte beneficioso a la clase estudiantil cubana», descendiendo colinas para ascender al pueblo, el Congreso ya ha comenzado.

Federación Estudiantil Universitaria

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.