A pensar y hablar sin hipocresía

A un diálogo de generaciones, entre quienes hicieron la Revolución en el siglo XX y los que deben conducirla hacia el futuro, ha invitado el integrante de la Generación del Centenario Armando Hart Dávalos. Se trata de estimular un punto de encuentro —iniciado ya en diversos espacios del país—, en el que la única coincidencia anhelada es el amor por Cuba. A pensar y hablar sin hipocresía, a tono con la verdad martiana, invita esta columna de debate que hoy nace en Juventud Rebelde

Autor:

Juventud Rebelde

Los puntos de vista que aquí se ofrezcan aparecerán también en el blog Patria Joven, para enriquecer y abrirle horizontes a la nación con el parecer de todos.

Renuevo

por Armando Hart Dávalos

Formo parte de una generación que irrumpió en la vida política de nuestro país a fines de la década del 40 y comienzos de la del 50 del pasado siglo, y poseemos, por tanto, con una cierta experiencia de haber participado intensamente, junto a Fidel, en las luchas de nuestro pueblo en la segunda mitad del siglo XX y en los albores del XXI. Haber vivido de cerca tal cantidad de acontecimientos y cruciales sucesos nos otorga la voluntad y el deber de transmitir a quienes van asumiendo ya las responsabilidades crecientes en todos los ámbitos de la vida de nuestro país y seguirán desarrollándose hasta bien entrada la actual centuria, ese caudal de conocimientos y vivencias que favorezcan a la solución exitosa de los muchos problemas que seguramente deberán enfrentar. (Leer más)

Cooperativismo: la alianza esperada

por Angie Fernández Lorenzo

La actualización del modelo económico y social del país ha sido reconocida como la principal vía para el reforzamiento de la construcción del socialismo en Cuba, entendiendo la necesidad de dinamizar el desempeño de los actores económicos en un contexto de crisis internacional, tanto de la empresa estatal como del resto de las formas de propiedad que coexistirán, especialmente la cooperativa. (Leer más)

Esta es la mía

por Omar Ramón Olivera

Desde chiquito me gustó trabajar y ayudar a la gente. Por eso es que tengo tantos amigos, porque ayudo sin interés. En la escuela lo hacía y luego, cuando crecí, también, empezando por mi familia, desde luego. Lo que uno se gana trabajando se disfruta más porque es el fruto de su sacrificio. A veces lo que se gana fácil no es bueno. (Leer más)

No podemos tener miedo

por Laynie Maribel Quiñones Rodríguez

Cada joven debe pensar que lo que está haciendo —si es útil— encaja en la política de actualización y de mejoramiento que se vive en el país. Pero debe hacerlo siempre poniendo primero que todo a los valores humanos, porque sin ellos somos muy poco o nada. No sé si a algunos les suene cursi pero he aprendido desde la cuna que la honestidad, la responsabilidad y el amor por lo que se hace, son valores incalculables en lo privado y para la nación. (Leer más)

La meta económica de la sociedad cubana

por Henry Colina Hernández

Los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución constituyen hoy la representación de las metas que la sociedad cubana se ha planteado. Esto último puede afirmarse partiendo del amplio proceso de consulta popular al que fuera sometido el proyecto inicial, del cual se derivaron las modificaciones introducidas posteriormente en la versión definitiva aprobada por el VI Congreso del PCC. (Leer más)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.