América Latina y el Caribe se declaran como zona de paz

Esa fue la primera decisión aprobada por los mandatarios reunidos en La Habana en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, tras su lectura por el Presidente cubano Raúl Castro en la apertura de la última jornada del cónclave

Autor:

Juventud Rebelde

Los jefes de Estado y de Gobierno presentes en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac, en nombre de sus pueblos e interpretando sus anhelos y aspiraciones, conscientes de que la paz contribuye a la prosperidad y estabilidad de la región, aprobaron una proclama en la cual declaran a la región como zona de paz.

El documento, leído por el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y Ministros de Cuba, destaca que la paz y la seguridad internacional es un bien supremo y anhelo de todo los pueblos, y un principio y valor común de la Celac.

Reafirmamos, dice la proclama, que la integración fortalece la visión de un orden internacional justo, afirmado en una cultura de paz que excluye el uso de la fuerza, entre ellos las armas de destrucción masiva y las nucleares.

Reconocemos los principios de paz, democracia desarrollo y libertad que inspiran a los países miembros de Celac y la decisión de los jefes y jefas de Estado presentes de fortalecer a sudamericana como zona de paz y cooperación.

«Declaramos una América Latina y el Caribe como zona de paz, basados en el respeto a las normas de desarrollo internacional, incluyendo los instrumentos internacionales, de los cuales los Estados miembros son parte.

«Reiteramos nuestro compromiso permanente con la solución pacifica de las controversias, eliminando el uso de la fuerza en la región».

Además, el documento añade el compromiso de los estados de la región de no intervenir directa o indirectamente en los asuntos internos de los países, respetar los principios de soberanía internacional y libre determinación de los pueblos.

También destaca el compromiso de fomentar las relaciones de amistad entre los países de la región y fuera de esta, y respetar plenamente el derecho inalienable de todo Estado de elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacifica entre las naciones.

Asimismo destaca el compromiso de los Estados de la región de continuar promoviendo el desarme nuclear como objetivo prioritario, para propiciar el fortalecimiento de la convivencia entre las naciones.

Cobertura completa de la II Cumbre de la Celac

Ver especial multimedia Nuestra obra más preciada

Descargar suplemento pdf

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.