Dos nuevos comandantes y dos nuevas columnas

El 27 de febrero de 1958, el Comandante en Jefe Fidel Castro firma dos órdenes para ascender con grados de comandante, a los capitanes Raúl Castro Ruz y Juan Almeida Bosque. En ambos casos, la orden precisa el territorio de los nuevos frentes que encabezarán

Autores:

Eugenio Suárez Pérez
Acela Caner Román

Tras el segundo combate en Pino del Agua —dirigido personalmente por Fidel Castro—, el 17 de febrero de 1958 las tropas del Ejército Rebelde se retiran victoriosas, llevando un abundante botín de guerra.

A partir de esa victoria el Comandante en Jefe toma un conjunto de decisiones trascendentales en el desarrollo de la guerra. Muestra de ello son los dos Reglamentos para la organización legal, civil y militar de los territorios liberados que firma Fidel el 21 de febrero de 1958.

El texto del Reglamento No.1 del Régimen Penal del Ejército Rebelde, indica en su primer artículo: «La justicia corresponde a la jurisdicción de guerra del Ejército Revolucionario 26 de Julio, se administrará en el territorio ocupado por sus tropas y se ejercerá en la forma por las autoridades y sobre las personas que en el presente Reglamento se determina»1.

Mientras que el Reglamento No.2 de Régimen Civil plantea: «Corresponde a la jurisdicción civil el conocimiento y resolución de todas las contiendas de interés privado que se susciten en cualquier territorio ocupado por las tropas del Ejército Revolucionario 26 de Julio»2.

Asimismo, creadas todas las condiciones para que Radio Rebelde comience sus transmisiones desde la Sierra Maestra, la emisora sale al aire el 24 de febrero como homenaje al aniversario 63 del inicio de la Guerra del 95.

Bajo la dirección de Fidel, Radio Rebelde se convertiría en un poderoso instrumento desde el punto de vista político-ideológico y en la propia conducción de la guerra.

Era hora de extenderse hacia otros territorios

El domingo 23 de febrero de 1958 Fidel le comunica al entonces capitán Raúl Castro que ha sido designado para marchar hacia la zona noreste de Oriente, al mando de una nueva columna guerrillera.

Había llegado la hora de extender las fuerzas del Ejército Rebelde hacia otros territorios.

Raúl, al conocer esa decisión, apuntó en su diario de campaña: «Caminando con Fidel por el patio de la casa, me informó que escogiera 50 hombres para realizar la misión que le pedí una vez. Me volví loco de contento y empecé a trabajar preparando la gente. Le puse por nombre: “OPERACIÓN FRANK PAÍS GARCIA” en honor al inolvidable combatiente caído»3.

Tres días después, el Comandante en Jefe del Ejército Rebelde emite las órdenes para ascender, con grados de comandante, a los capitanes Raúl Castro Ruz y Juan Almeida Bosque. En ambos casos, la orden precisa el territorio de los nuevos frentes que encabezarán.

Así, el 27 de febrero de 1958, el Comandante en Jefe firma dos órdenes, con el contenido siguiente:

«Se comunica por este medio que ha sido ascendido al grado de Comandante el Capitán Raúl Castro Ruz, y se le nombra Jefe de la columna 6 que operará en el territorio montañoso situado al Norte de la Provincia de Oriente, desde el término Municipal de Mayarí al de Baracoa, quedando bajo su mando las patrullas rebeldes que operen en dicha zona. […]

«Se comunica por este medio que ha sido ascendido al grado de Comandante el Capitán Juan Almeida Bosque y se le nombra Jefe de la columna 3 que operará en el territorio de la Sierra Maestra, situado al Este del poblado de María Tomasa, debiendo extender el campo de operaciones lo más lejos posible hacia esa dirección»4.

El primer día de marzo, Fidel los despide. Así lo cuenta Raúl: «Al mediodía del 1ro. de marzo de 1958, después de recibir todas las instrucciones y los preparativos del viaje, Almeida y yo, junto a los oficiales de ambas columnas, tuvimos una reunión final con Fidel en el campamento que en esos momentos ocupaba la columna del Che en “La Pata de la Mesa”, en el mismo corazón de la Sierra Maestra.

«Dos nuevas columnas se desprendían del núcleo inicial del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra, donde nacieron y se forjaron bajo el fuego enemigo y la gran experiencia acumulada por Fidel en largos meses de guerra: la Nro. 3, con el nombre de la ciudad heroica de Santiago de Cuba, dirigida por Almeida, y la Nro. 6 Frank País, bajo mi mando5.

La zona de operaciones se ampliaba grandemente con estas columnas que marchaban a nuevas zonas de combate. La columna de Raúl, al extenderse territorialmente, se convertiría en el Segundo Frente Oriental Frank País. La Columna de Almeida, se transformaría en el Tercer Frente Dr. Mario Muñoz.

1 El Mundo, 20 de enero de 1959.

2 Instituto de Historia de Cuba. Signatura 17/4/4.2/736.

3 Comisión de Historia de la Fuerza Aérea Rebelde: Fuerza Aérea Rebelde. Segundo Frente Oriental «Frank País», Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1988, p. 5.

4 Ricardo Martínez Víctores: Ob. cit., pp. 157-158.

5 Gerónimo Álvarez Batista: III Frente: A las puertas de Santiago. Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1983. p.40.

* Director de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.