Uno no ama lo que no conoce

Pese a los notables avances en los derechos de la mujer en el país, en los análisis en comisiones del IX Congreso se denunció la existencia de representaciones sobre la masculinidad y la feminidad que se manifiestan en prácticas discriminatorias

Autores:

Margarita Barrios
Amaury E. del Valle
Patricia Cáceres

Lograr una FMC renovada es uno de los temas prioritarios del IX Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), teniendo en cuenta que el año pasado se incorporaron 52 928 jóvenes a sus filas, y que de las más de 278 000 dirigentes de base el 36,2 por ciento son jóvenes.

A esto se refería una de las delegadas más bisoñas, Leudys López Rosabal, camagüeyana de apenas 15 años, quien llamó a darle al trabajo político e ideológico un enfoque diferenciado hacia las nuevas generaciones, en aras de que se vea desde otro punto de vista cómo es la FMC, más cerca de los problemas y preocupaciones cotidianas.

La habanera Karina Rodríguez, de 16 años, también ponía las cosas en su lugar al afirmar que «uno no ama lo que no conoce», refiriéndose a la necesidad de que las niñas y adolescentes, incluso antes de incorporarse a la organización femenina, deben conocer su importancia, las tareas que asume, su historia y desafíos.

Ese rescate del funcionamiento, ante todo desde el nivel de base, la célula más importante de la FMC, estuvo presente en los debates de la comisión encargada de analizar el tema, en la cual se llegó a la conclusión de que la clave no es cumplir tareas asignadas «desde arriba», sino lidiar con los problemas cotidianos de las mujeres en cada lugar, diferenciando las soluciones de acuerdo con las características de cada contexto.

Sobre ello, por ejemplo, María Luisa García, delegada de Granma, y secretaria de la agrupación en el municipio de Bayamo, situó entre las misiones primordiales de hoy trabajar con las familias, en aras de que asuman la responsabilidad en la educación de los hijos, la atención a la juventud y a los adultos mayores.

Lorena González Martínez, otra muchacha de 15 años, se refirió al trabajo que ella hace desde su bloque de las federadas para explicarles a los jóvenes diferentes temáticas relacionadas con la salud, como el embarazo precoz y el peligro de las enfermedades de transmisión sexual.

Igualmente se refirió a la necesidad de conocer la historia de la organización, logrando a su vez un mayor vínculo generacional.

Motivada por el tema, Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la FMC, señaló que en cada organización de base existen mujeres que pueden compartir sus experiencias, no solo de las luchas heroicas, sino en el quehacer cotidiano en defensa de los derechos de la mujer.

La estabilidad de los cuadros, que las funcionarias lleguen a los niveles superiores de la organización desde la base y el papel fundamental de la mujer en la defensa del país, especialmente en el nuevo contexto histórico social, estuvieron también entre los temas de la comisión dedicada al funcionamiento.

Las casi 400 delegadas e invitadas al IX Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas centraron sus intervenciones, en profundo y enriquecedor debate, en cómo hacer que la organización esté cada día más cerca de los problemas cotidianos de la sociedad, y en especial de las féminas.

Una radiografía de la situación social actual, vista desde el prisma de la feminidad, fue realizada en las tres comisiones de trabajo en las cuales sesionó el evento en su primera jornada.

En los debates estuvieron presentes Olga Lidia Tapia Iglesias, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido; ministras, viceministras y otras funcionarias del Gobierno y del Estado y titulares de organizaciones sociales e instituciones, entre ellas Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Los valores que defendemos, la igualdad de derechos y oportunidades de la mujer y el funcionamiento integral de la organización fueron los tres temas principales de cada una de las comisiones, que en la mañana y tarde recogieron el sentir de las mujeres llegadas desde todas las provincias del país y que tienen las más disímiles ocupaciones.

Fueron análisis que de cierta forma recogieron las preocupaciones e inquietudes de las más de cuatro millones de federadas que existen en el país, casi la totalidad de las mujeres mayores de 14 años, edad de ingreso a la organización.

Contra estereotipos y desigualdades

A pesar de los avances en la integración de la mujer a la sociedad cubana, todavía son visibles muchos estereotipos y conductas que generan desigualdades en determinados ámbitos sociales.

Esta realidad fue analizada en la Comisión de Igualdad de Derechos y Oportunidad de la Mujer, donde se denunció la existencia de representaciones sobre la masculinidad y la feminidad que se manifiestan en prácticas discriminatorias, tanto en la familia como en los medios de comunicación y en centros de estudio y trabajo.

La Doctora Mayda Álvarez, directora del Centro de Estudios sobre la Mujer, argumentó que el debate ideológico sobre la igualdad de género todavía no alcanza los niveles requeridos, sobre todo en las comunidades, en las cuales no se realizan con sistematicidad talleres para discutir este tema.

Tampoco aparece de forma transversal en todos los niveles de enseñanza, aunque se han dado pasos importantes desde el Ministerio de Educación y el trabajo de las cátedras de la mujer en la Educación Superior.

Se expuso la falta de integración y coherencia en el diseño de programas de trabajo con las organizaciones juveniles y estudiantiles, que involucren a las cátedras de la mujer de las universidades y a las casas de orientación, lo cual limita la efectividad y sistematicidad de la actividad dirigida a adolescentes y jóvenes.

También existen ramas de la economía donde es menor la presencia de la mujer, por lo que se requiere que se siga brindando atención a su calificación y preparación para sumarla a las nuevas formas de gestión no tradicionalmente femeninas.

Aún así, en los últimos años se han logrado avances. Por ejemplo, el 48,86 de los parlamentarios cubanos son mujeres; también el 42 por ciento de los miembros del Consejo de Estado y del Comité Central del Partido, y el país cuenta con ocho ministras y 44 viceministras.

Al final de la jornada de trabajo, las delegadas al Congreso conocieron el proyecto de candidatura para el nuevo Comité Nacional de la organización y realizaron la votación directa y secreta, cuyos resultados serán dados a conocer hoy en la sesión plenaria y final del cónclave.

En la sesión plenaria de este sábado se dará lectura y se debatirán la síntesis del Informe Central y los dictámenes de las comisiones de trabajo y se presentará el nuevo Comité y Secretariado Nacional electo.

En la noche de ayer tuvo lugar en el teatro Lázaro Peña la gala que honró a las mujeres cubanas por este 8 de Marzo y por la realización del IX Congreso.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.