El nuevo fuego en San Felipe devasta más de 700 hectáreas

Aumentan fuerzas y medios para combatir el desastre. Durante las labores de enfrentamiento más de 50 kilómetros de trochas cortafuego se han construido como línea de defensa para impedir el avance del siniestro. El fuego aún no está controlado

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— Ante la fuerza y capacidad de propagación del nuevo incendio surgido en la meseta de San Felipe, que afecta ya un área de 700 hectáreas, se han construido unos 50 kilómetros de trochas cortafuego como línea de defensa para combatir el siniestro, informó a JR en la mañana de este lunes el coronel Benito Tena Macías, jefe del Cuerpo de Guardabosques en este territorio.

Agregó que 235 combatientes se han sumado al enfrentamiento del desastre y se mantiene activado el grupo de dirección del Consejo de Defensa Municipal de Camagüey, territorio que aún permanece en fase de alarma y donde se adoptan las medidas correspondientes para este tipo de situaciones.

De forma irregular se ha propagado el desastre, que se combate esencialmente en la colindancia de la meseta de San Felipe, lugar donde se encuentra el macizo boscoso más importante de la zona.

El incendio no ha penetrado los bosques de plantación, el mayor peligro del siniestro que se combate ininterrumpidamente desde el viernes a las tres y treinta de la tarde, explicó Tena, quien confirmó además que desde horas de la tarde del domingo iniciaron los vuelos de reconocimiento y observación, «para localizar focos y controlarlos».

«El fuego—dijo— no está aún contralado, pues resurgen focos por la elevada temperatura del suelo, del ambiente, el desplazamiento de los vientos en forma de remolino y la nula precipitación», declaró el oficial.

Las labores de sofocación cuentan con el apoyo de diez carros cisterna, tres buldóceres, cuatro técnicas de combate de incendio del Cuerpo de Guardabosques y de Bomberos, dos medios de extinción e intervención rápida, cinco camiones, dos tractores con carretas, otros dos K—700, seis jeeps y una ambulancia médica y de servicios de urgencia.

Según el parte de este lunes a las seis y treinta de la mañana, se combatía ininterrumpidamente focos en la zona de Juan Grande, Valle Viejo, en La Hortensia, Camino Blanco, en Carretera de Lesca, en la sabana aledaña a la Loma del Hierro, en la Loma de los Tanques, de la Ceiba y de las Tres Tetas.

«Se encuentra trochado el borde del incendio, que conduce a San Felipe, se combate dentro de lo quemado y se preserva la Meseta de San Felipe», agregó el jefe del Cuerpo de Guardabosques en Camagüey.

No se reportan pérdidas de vidas humanas ni lesiones a los combatientes. Se mantienen las medidas para preservar la salud de las fuerzas conjuntas que participan en la sofocación del desastre.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.