Provechosa relación entre el Gobierno cubano y Programa Mundial de Alimentos

La organización empezó en la provincia de Guantánamo a ejecutar acciones para fortalecer la gestión de pequeños productores, a través de un fondo financiero establecido con la colaboración del Gobierno canadiense

Autor:

Marianela Martín González

De muy provechosa fue calificada la relación que tradicionalmente ha existido entre el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Gobierno de Cuba por Miguel Barreto Sánchez, director Regional de ese organismo de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe.

El funcionario estimó que se han concretado muchas de las metas del milenio relacionadas con la seguridad alimentaria, al valorar la voluntad de las autoridades del archipiélago para combatir la desnutrición.

Significó que las múltiples crisis mundiales y el alto precio de los alimentos e insumos, y los bajos rendimientos son el hándicap para que los resultados no sean mucho más satisfactorios.

Durante su primera visita a Cuba, tras asumir el cargo hace tres meses, dijo que la organización empezó en la provincia de Guantánamo a ejecutar acciones encaminadas al fortalecimiento de la gestión de pequeños productores, a través de un fondo financiero establecido con la colaboración del Gobierno canadiense.

Según refirió Laura Melo, representante del PMA en Cuba, esa estrategia se hará extensiva a otras provincias orientales, hasta completar la cifra de cinco, y también beneficiará a Pinar del Río.

Melo destacó los nexos de trabajo, principalmente para la producción de frijol, del PMA con el Ministerio de las Agricultura, el Instituto de Investigaciones de Granos, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños y gobiernos territoriales.

Recalcó que no solo se trabajará en la producción de ese grano, sino también en toda la cadena productiva, para desatar la capacidad de proveer de alimentos a la población de Guantánamo y a las escuelas de ese territorio.

Las autoridades del PMA confirmaron, además, que en el archipiélago continuarán apoyando el programa de reducción de anemia. Al referirse al control de este déficit señaló como grupo etario de mayor prioridad a los niños hasta tres años, embarazadas, ancianos y niños de edad escolar.

Miguel Barreto, anunció también, en la sede del organismo de la ONU en La Habana, la preparación de un nuevo programa de país para Cuba, el cual deberá ser aprobado por la corte ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos en noviembre próximo.

Mencionó los tres componentes de la referida propuesta, que incluyen las estrategias convenidas con el Gobierno. Las mismas se relacionan con el apoyo a las poblaciones vulnerables, la producción local de alimentos con el objetivo de reducir las importaciones, y la promoción de mejores evaluaciones y capacidad de respuestas ante la ocurrencia de desastres naturales. Vaticinó que de ser aprobadas esas políticas podrán implementarse en Cuba a partir de enero próximo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.