Acabó el tiempo de los embustes

Estudiantes, jóvenes y trabajadores denunciaron este lunes, en mítines y actos políticos en todo el país, la actitud agresiva del Gobierno estadounidense contra la Revolución Bolivariana, a la vez que ratificaron la hermandad irrenunciable entre nuestros pueblos

Autores:

Lisván Lescaille Durand
Héctor Carballo Hechavarría
Mayte María Jiménez
Adianez Fernández Izquierdo
Lisandra Gómez Guerra
ACN

No pudieron con Cuba, tampoco lo lograrán con Venezuela, ni con la zanahoria ni con el garrote, proclamó el doctor Manuel González Fernández, director del Hospital Pediátrico William Soler, institución donde, como en otros muchos centros laborales y espacios de Cuba, se denunció este lunes la escalada agresiva del Gobierno de Estados Unidos contra la República Bolivariana y se patentizó la solidaridad y hermandad irrenunciable entre ambas naciones latinoamericanas.

Desde el mencionado hospital —que cada día ofrece vida y esperanza, y donde el pasado año se realizaron más de 6 700 intervenciones quirúrgicas—, Yaremis Pedro Peña, dirigente juvenil, recalcó el compromiso de todos los galenos con el pueblo sudamericano y la convicción de que Venezuela no está sola, pues somos una Patria Grande, capaz de enfrentar al Imperio y luchar por la soberanía y los ideales de justicia y paz.

Estamos con ellos

En el Centro Internacional de Salud (CIS) La Pradera, cubanos y venezolanos ratificaron su amistad y apoyo a la Revolución chavista.

Según reportó la AIN, ese fue el clamor de los trabajadores que prestan sus servicios en esa institución, que desde el año 2000 coordina el Convenio Integral de Salud Cuba-Venezuela, firmado por los Comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez.

Sepan el pueblo venezolano y su Gobierno que estamos con ellos; más que una inmensa deuda de gratitud, nos asiste el deber y la obligación moral de defender también sus conquistas, subrayó el fisioterapeuta Eduardo Pérez.

Ningún otro pueblo como el de Cuba ha sufrido los efectos de una actitud prepotente, arrogante e injusta como esa, y de una política que pretende imponer su hegemonía mundial, recordó el especialista ante pacientes venezolanos que actualmente son atendidos allí.

Luisa Bechara, acompañante de uno de los más de 200 hospitalizados que hoy reciben atención médica en La Pradera, ratificó el apoyo al presidente Nicolás Maduro y al Plan de la Patria que dejara Chávez.

Desde la Empresa Siderúrgica José Martí, conocida popularmente como Antillana de Acero, en la capital cubana, se ratificó el mismo compromiso solidario y el rechazo a la orden ejecutiva del presidente Barack Obama, indicó la mencionada agencia noticiosa.

En la Antillana de Acero también se levantó la voz de los cubanos en defensa de la Patria de Bolívar.

Leonel Sosa Mirabal, trabajador de esa empresa, dijo que los obreros de la entidad rechazan la agresión a Venezuela y patentizó la determinación de estar junto al pueblo de Chávez y su Revolución.

Para este siderúrgico, proteger a la patria de Bolívar es defender a la propia Revolución Cubana, es luchar por la paz y la soberanía, es salvar la constitucionalidad y el orden democrático, y respaldar a América Latina y el Caribe.

Ejemplo de lucha y resistencia

En visita a la provincia de Holguín, el Héroe de la República de Cuba Fernando González Llort ratificó la solidaridad del pueblo cubano con la causa del pueblo de Venezuela.

La Revolución Bolivariana es esencial para los destinos de la América Latina y no se encuentra sola en esta hora histórica, cuando su ejemplo de lucha y resistencia ciudadana reciben la solidaridad de muchos pueblos y Gobiernos en todo el planeta.

Así declaró a la prensa Fernando González Llort, vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), tras depositar una ofrenda floral en el mausoleo al mayor general Calixto García Íñiguez en la Plaza de la Revolución que lleva su nombre.

«Las acusaciones del Gobierno de los Estados Unidos contra esa nación no son casuales y muestran las intenciones de revertir el proceso bolivariano, contra el cual enfila sus cañones, porque sabe que si lo logra tendría una repercusión negativa en las trasformaciones sociales que vive el hemisferio», agregó.

«No habrá retroceso en Venezuela y los cubanos sabemos por experiencia que tampoco será la última de las agresiones contra ese pueblo, pues también hemos tenido que librar una larga lucha de 56 años contra todo tipo de ataques y amenazas», recordó el Héroe de la República de Cuba.

Fernando subrayó el papel desempeñado por las nuevas generaciones de latinoamericanos, y en particular, de los jóvenes artistas e intelectuales, a favor de todas las causas justas del planeta y por la consolidación de la unidad de los pueblos.

Amantes de la paz

Convocados por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), los habitantes de Cayamo, en los límites con  la ilegal Base Naval de Guantánamo, reafirmaron la solidaridad de los cubanos con el Gobierno y el pueblo bolivarianos.

Oceanía Orihuela Bigñote, secretaria provincial de la FMC en Guantánamo, señaló que la unidad es imprescindible para vencer en estas circunstancias excepcionales.

Las federadas de Artemisa también ratifican su apoyo al pueblo de Venezuela,  destacó Neysi de la Cruz Peña, miembro del secretariado de esa organización en el territorio.

Las féminas del bloque 49, de la delegación 1, en San Antonio de los Baños, repudiaron la actitud injerencista e imperialista de Estados Unidos para con Venezuela, y dijeron  que se mantendrían unidas y dispuestas a demostrar en cada escenario la solidaridad con el pueblo venezolano.

Sentir espirituano

La rural comunidad taguasquense de Tuinucú, en Sancti Spíritus, fue uno de los lugares donde sus habitantes se reunieron al pie del central Melanio Hernández para denunciar la decisión del ejecutivo norteamericano, el pasado 9 de marzo.

En nombre de los azucareros habló Henry Manuel Rodríguez, quien expresó cuánto significa para Cuba la salud del pueblo y Gobierno venezolanos, gracias a las ideas que sembró el eterno Comandante Hugo Chávez Frías y nuestro líder histórico, Fidel.

Igual clamor se escuchó en la Universidad José Martí de esta provincia, donde sus alumnos y profesores se reunieron para reafirmar su apoyo incondicional a la patria de Simón Rodríguez y Francisco de Miranda.

Así, en el acto que tuvo lugar en el Hospital Provincial General Camilo Cienfuegos,  su director, Manuel Rivera Avella, reafirmó el respaldo de nuestro ejército de las batas blancas al pueblo venezolano, beneficiario de la ayuda de la Medicina cubana.

Mensaje de las mujeres cubanas

Con profunda indignación hemos recibido la noticia de que el Presidente Barack Obama ha declarado a Venezuela como una  amenaza para la seguridad de los Estados Unidos.

Esta es una nueva forma para justificar la política injerencista del Gobierno estadounidense, que lamentablemente tiene una larga tradición en nuestro continente.

La Federación de Mujeres Cubanas, integrada por más de cuatro millones de mujeres, exigimos el respeto a la soberanía y la autodeterminación de Venezuela, apoyamos a su pueblo, a su Gobierno y especialmente a sus mujeres en el legítimo derecho de defender a la patria de Bolívar y de Chávez.

Junto a Fidel y Raúl, reiteramos que el hermano pueblo venezolano no está solo, lo acompañan en todas las contiendas justas y revolucionarias, millones de personas, organizaciones y gobiernos del mundo que enarbolan las banderas de la solidaridad.

Nuestras aspiraciones latinoamericanas  están recogidas en la Proclama adoptada por todos nuestros Presidentes en la Segunda Cumbre de la Celac, celebrada en Cuba en 2014, donde se declara América Latina como Zona de Paz, que se fundamenta en el respeto a los principios y las normas del Derecho Internacional, y la Carta de las Naciones Unidas.

Nos suscribimos al pronunciamiento del Gobierno Revolucionario de la República de Cuba, con fecha 9 de marzo y apoyamos incondicionalmente a la Revolución Bolivariana.

Secretariado Nacional

Federación de Mujeres Cubanas

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.