Enfrentar problemas no es un problema

Los jóvenes matanceros  acordaron apoyar incondicionalmente el proceso revolucionario de Venezuela y condenar la injerencia de Estados Unidos en ese país, durante la asamblea provincial X Congreso de la UJC

Autor:

Hugo García

MATANZAS. — En su asamblea provincial X Congreso de la UJC, los jóvenes matanceros  acordaron apoyar incondicionalmente el proceso revolucionario de Venezuela y condenar la injerencia de Estados Unidos en ese país.

Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, se refirió a la responsabilidad de los jóvenes con el presente de la Patria e instó a transformar instituciones como la Universidad, la cual, consideró, tiene una alta responsabilidad en las transformaciones que se deben seguir llevando a cabo en la sociedad.

A propósito del tema de la recreación y los procesos culturales, la dirigente sostuvo que siempre vamos a tener algún obstáculo, pero ante los problemas la UJC debe desempeñar un papel activo, con argumentos sólidos.

Michael Rodríguez, secretario de la UJC en la Facultad de Ciencias Médicas, insistió en la necesidad de que la organización sea creíble entre los jóvenes, y precisó que la UJC y la FEU deben trabajar coordinadamente.

Adrián Valenzuela, del IPU José Smith Comas, de Cárdenas, señaló la necesidad de perfeccionar la orientación profesional y la formación vocacional, teniendo en cuenta el déficit de maestros que  durante varios años ha afectado a la provincia.

Durante la Asamblea, los participantes abordaron el tema del crecimiento a las filas de la UJC y quedó claro que es imprescindible tener comités de base en todos los centros.

El primer teniente Yadián Daniel Medina recalcó que hay que buscar el líder natural para dirigir los comités de base y transmitió la idea de que es prioridad influir en cada joven y militante para garantizar la continuidad de la Revolución.

Yenisleidis Sotolongo, secretaria de un comité de base en el sector no estatal en el parque de diversiones 4 de Abril, de Colón, manifestó preocupaciones con la manera en que se les mira y mencionó sus experiencias positivas con su organización de base.

En tanto, Yenisleidis Cepero, del municipio de Martí, habló de lo imperioso de elevar la cultura tributaria para impedir que se evada el fisco.

En este sentido Abelardo Álvarez Gil, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, quien presidió la reunión, señaló que el trabajo por cuenta propia y las cooperativas son un acuerdo del Congreso del Partido, y que no tiene marcha atrás.

Leonid Hernández Oliva, ratificado como primer secretario de la provincia, enfatizó que un elemento novedoso en el trabajo lo es la incorporación de 9 516 jóvenes al trabajo no estatal. Sin embargo, de ellos, solo 17 son militantes.

Precisó que la organización tiene el reto de vincularse a este segmento juvenil, de captar a los más sobresalientes, y guiar a esa vanguardia para incidir sobre el resto en su preparación ideológica, jurídica y económica.

Hernández Oliva calificó como insuficiente la atención diferenciada a este sector y las acciones desarrolladas por los cuadros de la UJC.

William Fiallo Hernández, de la empresa de cultivos varios Máximo  Gómez, expresó que los jóvenes tienen que hacer cada día más en el lugar donde estén y buscarse problemas ante lo mal hecho,  e hizo un llamado a consolidar los sistemas productivos y económicos, como parte de los resultados de la aplicación de los Lineamientos.

A la asamblea provincial de Matanzas asistieron, además,  Teresa Rojas Monzón, primera secretaria del Partido; Tania León Silveira, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular y otros dirigentes de la UJC y de las organizaciones políticas y de masas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.