Lo que sienten los usuarios

JR le ofrece algunos de los comentarios más emotivos dejados en nuestro sitio web por los cibernautas ante el fallecimiento del líder histórico de la Revolución

Autor:

Loraine Bosch Taquechel

Muchas han sido las reacciones de los cibernautas de Cuba y otras partes del mundo. Todos desean expresar sus condolencias por el fallecimiento del líder histórico de la Revolución cubana, el Comandante en jefe Fidel Castro Ruz. Los mensajes han tenido eco en las redes sociales y sitios de la prensa digital.

Juventud Rebelde te propone leer algunos de los más emotivos dejados como parte de los comentarios a los trabajos publicados por nuestra Editora y otros que nos llegaron a través del correo.

Cobertura en vivo: Primer día de luto por Fidel Castro

Foto: Obra de Raúl Martínez

Edgar Rider Gómez Infante, colaborador médico en Brasil expresó: «Se ha ido el más grande de todos los cubanos, gloria eterna a nuestro invicto comandante eterno. PATRIA O MUERTE. VENCEREMOS».

Fernando, por otra parte, comentó: «Se va el cuerpo físico de un grande entre los grandes, pero se queda entre nosotros su gran espíritu libre y revolucionario. Su obra e impronta es referencia mundial. Y hoy, hasta los adversarios más crueles rendirán tributo de admiración. Hasta siempre comandante Fidel. Patria o muerte. Venceremos».

Desde el Frente Francisco de Miranda, en el Estado Táchira en Venezuela nos escribieron: «Con profundo dolor recibimos la noticia del fallecimiento del querido amigo y eterno compañero, Comandante Fidel Castro Ruz».

El usuario Chang expresó: «Hoy ha desaparecido físicamente nuestro líder, nuestro maestro, nuestro guía, quien nos enseñó que el dolor de los demás tiene que ser sentido en nosotros como una gran familia, nos dejó claro que la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida. Hoy sus ideas serán más firmes entre nosotros, y nos toca a nosotros inculcarla también en nuestros hijos, inculcarle que hubo hombres que dieron su vida entera para alcanzar lo que hoy tenemos, pero en especial que existió Fidel, inigualable, y que vivió entre nosotros por más de 90 años, y que cada uno de esos años, los vivió con optimismo, dedicación, entrega, amor a su pueblo a su patria y a los pobres del mundo, que cada batalla la lideró con destreza, con estrategias insuperables, que sus ideas del bien trascendieron las fronteras de nuestro país. No hubo batalla librada sin su presencia. Fidel no cejó nunca en el empeño de igualitarismo, de una sociedad justa, con todo y para el bien de todos. La figura de Fidel representa confianza, tranquilidad, seguridad en el sostén revolucionario, muchos nos preguntamos: ¿Qué pasaría cuando ya no esté entre nosotros? hoy es un hecho que nos conmueve, realmente no estábamos preparados para esta noticia, pera la firme convicción nos une al saber que sus ideas no morirán jamás, su ejemplo será para siempre, que sus 90 años de desvelos por esta revolución no serán en vano, la generaciones presentes, sabremos defender su legado hasta las últimas consecuencias, y sabremos inculcar en nuestros hijos que todo es posible, cuando se hace con amor, que no hay batallas imposibles de ganar, que los paso que se den tiene que ser firmes y sin retrocesos, que esta revolución comenzó en 1868 por Carlos Manuel de Céspedes y que es la misma que libramos hoy y la que guió nuestro comandante por más de 58 años».

Sarah Alarcón escribió: «Cuanto dolor en mi pecho de cubana, ha muerto nuestro padre mayor, nuestro líder indiscutible, ahora nos toca demostrar todo lo que nos enseñó para mantener firme sus ideas. Viva por siempre Fidel».

El usuario Sigifredo Catasús comentó: «Hoy la historia marca un día de DUELO UNIVERSAL, que hasta la naturaleza lamenta dando grises colores al amanecer más doloroso de nuestras vidas. Millones debemos la vida a quien hoy pasa a la posteridad como el COMNADANTE EN JEFE FIDEL. El hombre que nunca cejó en el empeño de dar hasta el último aliento por cada uno de los hermanos que lo han acompañado en esta interminable contienda y cuyo legado será el seguir adelante honrando su INMORTALIDAD. Es indescriptible el dolor que en este momento se siente para aquellos que crecimos diciéndole TÍO ó PAPA, porque así nos enseñaron nuestros padres y luego, cuando la conciencia nos lo permitió lo asumimos como tal pues ese ser que hoy descansa nos entregó su vida entera, nos permitió crecer y nos regaló un futuro, eso es FIDEL. En vida quien nos acompañó siempre en las buenas y malas, hoy se torna INMORTAL y nos deja su espíritu para que sigamos adelante en lo que él comenzó y NO TIENE FIN. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE MI COMANDANTE».

Llaisel Bombarlé Rodríguez compartió su sentir y el impacto al conocer la noticia: «Estamos dolorosos, consternados, abatidos. Comienza el descanso de la noche al culminar la rutina diaria y una llamada telefónica interrumpe el sueño que acaba de comenzar, escucho: tía, me oyes, acaba de fallecer el comandante Fidel. Fue un momento que no se describe, no se narra, no se comenta, no se recuerda, porque el aire que espiró dentro de mí fue tan fuerte y frío, que no tuve fuerzas ni para separar mi cabeza de la almohada, solo le dije a mi esposo, despierta, debo decirte algo muy triste… Fidel, hoy te miro a los ojos en el cuadro que cuelga en una pared lateral derecha, frente a mi buró de trabajo y tu mirada da la orden… éste es el momento. Duele aceptar tu partida, sacar una pluma, un papel o teclear las cinco letras mundiales de tu nombre en la compañera máquina para hacerte un escrito, que nunca pensé publicar. Cuando tú, comandante, estás partiendo, estás vivo, estás nube, estás lluvia, estás estrella, estás sol que ilumina, estás Fidel. Donde estés, si es que estás, si estás llegando, te recibiremos. Hoy comienza la segunda expedición, un abrazo y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE».

René Ulloa Blanco, en cambio, se refirió a su querido amigo: «Ayer con gran tristeza recibí la noticia por tu hermano de tu partida. Con gran pesar y al no encontrarme en nuestra casa para poder compartir con todos tu decisión de retirarte físicamente de nuestras vidas, pero desde lo más profundo de mi humilde humanidad, te quiero dar las gracias por tantas cosas a lo largo de mis 46 años, el profundo amor a mi patria lo defiendo a diario desde la lejanía, la realidad de mi pueblo, sus logros tan presentes en mi en todo momento, la libertad como hombre, el decir con orgullo que soy cubano, cubano si, formado, educado por una revolución de hombres libres, humildes, fuertes, valientes, con principios inquebrantables. Poder sentirme orgulloso cada día de mi vida, de compartir, defender y enseñar lo que es el hombre nuevo. Como quisiera estar en nuestra tierra para compartir tu adiós. Recibe de mí un estrechón de manos, y mi más eterno abrazo... tu amigo René».

Fidel, quiero decirte algo...

Foto: AP

La usuaria Leysa expresó: «Comandante en Jefe, hombre y amigo. ¡Así es! Desde el frío de París me sumo al llanto de mi Cuba y me permito parafrasear un verso que dedicara Guillén al Che: Fidel, Cuba te sabe de memoria...».

Luiso agradeció el escrito del periodista José Alejandro Rodríguez y dijo: «Hasta siempre Comandante, siempre estarás en nuestra memoria, muchos te extrañaremos, algunos no te olvidaremos jamás, la mayoría te lloraremos, aunque sea por dentro porque todos los que te queremos nunca nos imaginamos tu partida y tal noticia nos ha hecho temblar el corazón. Te llevaremos junto a nosotros de por vida como líder y amigo del pueblo cubano. Descanse en paz y que en la gloria vivas siempre. Ten por seguro que aquellos que siempre han osado señalarte con el dedo nunca te han conocido como nosotros los cubanos. Te amamos y lo seguiremos haciendo por siempre. Hasta la victoria siempre, Patria o Muerte!Venceremos!. Gracias».

Desde Reino Unido, Magaly Reyes se sumaba a los comentarios: «Como cubana me uno al dolor de mi pueblo. Nuestro Comandante ha muerto pero sus Ideales seguirán en nuestros corazones. Descanse en paz, La Patria os contempla orgullosa».

Frank afirmó: «Se nos fue uno de los hombres más grandes de la historia de la Humanidad. Sus enemigos lo respetan. Hablo de los enemigos ideológicos, no de las sabandijas que hoy pueden estar brindando con esta tristeza».

Decreta el Consejo de Estado Duelo Nacional

Entre los comentarios del Decreto, Leonor dijo: «No existe ni existirá otro como tu Fidel. Tu ingenio, tu madurez, tu gran visión de la realidad. Hombres como tú no mueren. Hasta la victoria siempre Comandante».

Mientras Evelin Ramírez Moraguez, comentó: «En todos los corazones de los cubanos, existe una marca de Fidel: nos enseñó el camino de la dignidad y el amor a nuestra patria. Hombre grande y sencillo, nos dio el orgullo de ser cubanos; siempre vivirás en nuestro corazón Fidel. ¡Hasta siempre Comandante!».

Por otra parte, Pedro Guerra expresó: «Muchas veces te mataron, pero te levantaste, hoy tristemente partes para no regresar, pero quedas en el recuerdo eternamente de cada uno de nosotros, quedas en cada niño, en cada joven, en cada combatiente, en cada federada, quedas para el recuerdo y la eternidad para siempre. Hasta la Victoria Siempre».

Amiel también nos contó la reacción al conocer la noticia: «Desde que se supo la noticia en mi barrio todo el mundo está en vela, se puso un televisor en un portal y todo el mundo salió de la casa a mirar, a compartir el dolor, porque se nos ha ido un gran compañero, patriota, comandante y amigo querido por todo el pueblo, el presidente de los humildes y los pobres del mundo, sin dudas nuestro Fidel ha sido una escuela, una academia y un ejemplo a seguir, no cabe dudas de que hoy es un día muy triste para todos los cubanos, no importa en qué lugar del mundo estén. Gloria eterna a quien forjó una Revolución y conceptualizó y dio forma y nombre a un pueblo, a un continente desde lo más profundo de su humanismo y de su visión, que descanse en paz nuestro querido gigante barbudo».

Diana Marys expresó: «Una pérdida no solo para el pueblo cubano, sino para el mundo, el dolor nos acompaña y nos sostiene la fuerza de continuar adelante, avanzando hacia ese futuro de REVOLUCIÓN».

Nota de prensa de la Comisión Organizadora

El colaborador cubano en Angola, José Luis Feria escribió: «Querido comandante Fidel siempre vivirás en los corazones de cada cubano. Para los cuales fuiste faro y guía. Seguiremos tu ejemplo».

Pedro Guerra: «Muchas veces te mataron, pero te levantaste, hoy tristemente partes para no regresar, pero quedas en el recuerdo eternamente de cada uno de nosotros, quedas en cada niño, en cada jóven, en cada combatiente, en cada federada, quedas para el recuerdo y la eternidad para siempre. Hasta la Victoria Siempre».

Leysa confesó: «Lo amé y aún lo amo, y me queda claro que lo amaré por siempre. Triste conocer esta noticia bajo el cielo gris que cubre París. Hoy quisiera estar en mi Cuba, con los míos, pero un revolucionario no vacila y cumple. Y sí, aquí seguiré releyendo tus palabras, revisitando las instantáneas de tu rostro pensativo, recordando los momentos en que siendo una pionerita inquieta te encontré...y a mi regreso, por muy lejos que me quede, mis pasos me conducirán a tu Santiago y más que una flor y las lágrimas de hoy, te llevaré lo que desde este amanecer grita mi corazón: ¡VIVA POR SIEMPRE FIDEL!».

Ricardo, quien es cubano y se encuentra fuera de la isla declaró: «la noticia de la muerte de nuestro comandante me dejó con un dolor profundo, difícil será volver a recuperarme, fuerza amigos, compañeros, compatriotas y hoy más que nunca tenemos que estar apoyando la revolución, hoy la gusanería de Miami festeja mientras nosotros lloramos, pero les tendrá que quedar claro que para atrás ni un tantito así, Hasta la Victoria Siempre, Patria o Muerte».

En el trabajo ¡Hasta la victoria siempre, Fidel! Franklin Montenegro muy consternado por la noticia, escribió: «Fidel es de los que nunca mueren. Un fuerte abrazo al pueblo cubano».

Foto: Juventud Rebelde

Desde la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en Granma llegó el mensaje: «Comandante descanse en paz. Los jóvenes cubanos seguiremos su ejemplo y seguros como usted nos transmitió que el pueblo cubano ¡Vencerá! Aquí está la continuidad histórica de esta Revolución. ¡Hasta la victoria siempre! ¡Viva nuestro eterno joven Rebelde!».

Más adelante escribieron: «¿Fidel ha muerto? Vano error de ilusos… cuando se muere en brazos de la Patria agradecida, la muerte acaba, la prisión se rompe, empieza en fin con el morir la vida… Fidel Castro deja en nosotros una huella indeleble… un dolor se cuaja en nuestros pechos por la ausencia física del gigante… pero ahora más que nunca la firmeza y la unidad deben caracterizarnos. Eso es lo que nos pide el Comandante… se equivocan los que piensan que Fidel se ha ido, en Cuba hay 11 millones de Fideles. ¡Viva por siempre Fidel! Gloria Eterna a Nuestro invencible Comandante… la Patria os contempla orgullosa».

Francisco expresó: «Con desgarrador dolor despierto hoy, enterándome de que nos dejó nuestro compañero Fidel, pero como él siempre decía: la ideas prevalecen, y Fidel seguirá vivo permanentemente para millones que lo admiramos y queremos, mientras un par de lágrimas se me caen al escribir estas líneas solo me queda gritar junto a ustedes... HASTA LA VICTORIA SIEMPRE».

Carlos declaró: «Soy médico paraguayo, estudié en Cuba gracias a Fidel Castro, mi eterno agradecimiento al Comandante en Jefe, aunque vivo en un país capitalista, la medicina cubana es la mejor del mundo, viva Fidel por siempre. Patria o muerte: venceremos».

Ilaria dijo: «En el día de hoy ninguna palabra puede describir el dolor y el sufrí miento. Para siempre en el corazón de muchas personas. VIVA FIDEL, VIVA RAUL, VIVA EL PUEBLO CUBANO».

De igual forma Ileana declaró: «Hoy es un día de gran dolor y sufrimiento, hemos perdido Nuestro Máximo Líder, pero sus ideas permanecerán por siempre. Mis más sinceras Condolencias a sus Familiares. Hasta la Victoria Siempre Comandante. Descansa en Paz y Que Dios te lleve a su Gloria».

Desde Argentina Ramiro acompaña al pueblo cubano en su dolor.

Lino González detalló: «Hace aproximadamente una hora (4.15 AM), mi hija aquí en USA me llamó para darme la triste noticia del fallecimiento físico del comandante eterno de la Revolución cubana e indudable líder mundial Fidel Castro Ruz. Dije fallecimiento físico, porque las ideas y enseñanzas de Fidel han de perdurar y perdurarán durante muchas generaciones por venir, no solo de cubanos sino de otras latitudes».

Máximo del Valle hizo suyas las palabras del músico griego Mikis Theodorakis: «Querido Fidel, nos has dejado y es la primera vez que no estoy de acuerdo contigo». Gracias Fidel.

Alberto Javier Quero González declaró: «No se terminaba de celebrar el 60 Aniversario de la expedición del Granma, cuando nos enteramos de tu partida. Esto no es un adiós Comandante, es un adelante. Tu imagen, seguirá siendo el amanecer en Cuba, tus sueños y tus palabras: fueron y seguirán siendo el camino que habrá que seguir labrando. Labrando Revolución en Cuba, y en el Mundo entero. Porque la palabra enseña y el ejemplo guía. Marcaste no un solo camino, ni un sueño para tu pueblo martiano, sino un ejemplo de lucha revolucionaria internacionalista, "La fe de los pueblos no se despierta con promesas, con teorías, ni con retórica: la fe de los pueblos se despierta con hechos, con realidades, con soluciones verdaderas” un ejemplo de dignidad entre nosotros, las personas, marcaste con tu ejemplo las desigualdades que había que cesar, y como con tu ejemplo plantaste cara a esa figura imperialista. Fidel, siempre quedará un enorme recuerdo. Fidel, gracias. Fidel, venceremos. ¡Hasta la vitoria siempre! Patria o Muerte Fuerza y ánimo pueblo cubano, fuerza y animo 26 de Julio, fuerza y animo PCC».

Ernesto comentó: «Que sus cenizas se esparzan por todo el Universo y germinen como semillas, el mundo está necesitado de hombres como él que luchen incansablemente por la justicia social. Gracias Fidel, "Hasta siempre Comandante del pueblo"».

A Campbell se le estruja las venas, el alma, el corazón al recibir esta noticia: «Qué muerto, usted vive Comandante. Hoy es uno de esos días que nadie olvidará. Vivirá siempre en mi memoria y puedo asegurar que en la de millones de personas. Mis condolencias».

Ernesto Leyva escribió: «Adiós papá Fidel. Un 25 de noviembre saliste de México para hacer historia; 82 héroes cruzaron el mar para liberar a Cuba, para iniciar la Revolución; solo 12 llegaron a ver la gran victoria. Gracias a ti nos convertimos en un país libre, un país donde las personas valían todas por igual, sin importar su credo, raza o posición económica. Nos enseñaste a no doblegarnos ante nadie, a defender nuestros principios y a defender los logros de nuestra Revolución. ¡Y ahora 60 años después, otro 25 de noviembre, con profundo dolor y palabras entre cortadas tenemos que decirte! ¡Adiós papá Fidel, adiós Comandante en Jefe, adiós...! Pero la muerte no es el fin, mientras un hombre es recordado nunca morirá, un hombre solo muere cuando es olvidado, y tú nunca serás olvidado, el mundo entero te recordará; y las nuevas generaciones que no tendrán el privilegio de nacer en una Patria guiada por tu luz, aprenderán a quererte al conocer todo lo que hiciste y así te recordarán como el hombre más grande de la historia y vivirás por toda la eternidad. Tu cuerpo nos abandona, pero tu espíritu esta con todos los cubanos, tu alma esta en cada escuela, en cada hospital, en cada edificio, en cada calle, en cada esquina. Sigues y seguirás vivo en nuestros corazones. Siempre te amaremos Fidel. Adiós Fidel, descansa en paz... Hoy lloramos, hoy cada corazón siente una gran pérdida, una pérdida irreparable. Ya nada será igual, el mundo no será igual. Siempre confiaste en los jóvenes, y nosotros aprendimos tus enseñanzas; hoy, mañana y siempre protegeremos tu legado. Pero hoy este pueblo enérgico y viril te llorará. Mañana nos tocará ser más fuertes que nunca, ahora que no tenemos tu guía los enemigos de la Revolución puede que intenten derrotarnos mientras la aflicción nos acongoja, pero sabremos proteger tu legado tal y como nos enseñaste... Te queremos Fidel... te lloramos Fidel... Mis dedos tiemblan al escribir estas palabras, y es que siempre desee que fueses eterno, que mis hijos, mis nietos y los hijos de mis nietos pudiesen escuchar tu ferviente voz... Adiós Comandante, hasta siempre...».

La usuaria Leysa escribió en el artículo El héroe de los niños de la periodista Aracelys Bedevia: «Algo sacudió el corazón de quienes ya vivíamos la mañana del 26 cuando se difundía la noticia en Cuba. Por el niño que siempre fue y porque a ellos dedicó su obra, que nuestros hijos lo quieran es un digno tributo. ¡VIVA POR SIEMPRE FIDEL!».

Desde el correo digital@juventudrebelde.cu los usuarios también expresaron su sentir.

Héctor E. Pérez Puig, por ejemplo, escribió: «Nuestra revolución ha tenido una gran pérdida, pero quiero hacerles llegar que pueden contar con los jóvenes universitarios y que siempre estaremos dispuesto a dar el paso al frente. Gracias a nuestro comandante tenemos hoy en día porque luchar y seguiremos defendiendo nuestros ideales que desde muy pequeños nos los han inculcado...VIVA FIDEL Y RAUL...PATRIA O MUERTE VENCEREMOS».

El licenciado y especialista comercial Leonardo Cutiño Perdomo, en representación de los trabajadores de la farmacia Principal Municipal en Mayarí expresó: «estamos consternados por la muerte de Nuestro Comandante en Jefe, pero les decimos a Raúl y al partido que hoy más que nunca estaremos unidos para defender la revolución bajo las ideas del Comandante. Nunca hablaremos en pasado, porque siempre estará presente para orientarnos y guiarnos en la construcción del socialismo prospero y sostenible que construimos. Hasta siempre Comandante en Jefe. Tus soldados siempre defenderemos la Revolución que construiste».

El doctor Facundo Ruiz, médico epidemiólogo, formado en ELAM envió un mensaje al pueblo de Cuba.

«Queridos hermanos cubanos:

Aunque uno trate, no hay palabras para expresar lo que se siente ante la partida física de un Padre. Se acumulan recuerdos, momentos, emociones agolpadas que estrujan el pecho y anudan la garganta que trata de pasar los mates más amargos. Las lágrimas brotan confundidas pues todos sabemos que El Hombre no ha muerto, que el cuerpo es perecedero, que las obras magníficas, colosales, nunca se extinguen ya que pasan a ser parte de la cultura humana acumulándose; la razón, los analistas políticos y amigos, agolpan argumentos de todo tipo para alentarnos y decirnos lo que ya sabemos. Pero hoy soy un hijo más escribiendo al viento, sintiendo como un ser humano desconsolado.

Todavía siento en la nariz la salinidad del viento en el polígono de la ELAM cuando nos visitó a los compatriotas de otros países. Aquel día estreché por primera y única vez en medio del tumulto con mucha suerte esa mano larga que apretó fuerte como si conociera la mía de años. No era un simple apretón impersonal; solo los que aman genuinamente pueblos enteros pueden transmitir tanto afecto a un desconocido y llegarle a la medula. Aquel día nos llamó Ejército de Batas Blancas. Cuba abrazaba Latinoamérica una vez más. Ese habanero que juega dominó, el guajiro de algún batey perdido en el Escambray y el Pionerito que va sano a la Escuela nos adoptaban como hermanos naturales a través de Fidel. Esa mañana nos fraternizábamos todos mezclados en uno: chilenos con haitianos con argentinos con aimaras con africanos y guatemaltecos. En un soplo de tiempo bajo el sol que cobija a todos, pude vivir Nuestra América espiritualmente. Todos experimentamos que “Patria es Humanidad”, rodeados, como en el cielo, por el mar turqués y las paredes celestes de la ELAM. Doce años en Cuba y al primer mes de pre-médico en Girón, ya amaba La Isla como a mi pueblo de La Caldera en Argentina. Lo vivido, tantos años, simplemente no puede entenderse ni explicarse. Desde aquellos entonces fui otro, como el día que nació mi hijo en Santa Clara: Camilo Julián, hombrecito nuevo, que en términos históricos es un ser síntesis en una Era que comienza el 28 de enero de 1853 siguiendo un hilo de Humanismo Revolucionario hasta el triste día de hoy. Su triple nacionalidad; salvadoreña, argentina y cubana, es la prueba del tamaño de una Nación pequeña pero geopolíticamente gigante que abrazó a millones.

Hermanos cubanos lloremos un mar para encontrar la paz, la partida de aquel hombre- padre simple, de carácter sincero. Mi corazón acompaña su despedida física desde un pueblito lejano, ayudando a quien lo necesita como él soñó desde la salud.

Y tú Fidel, desde donde estés leyendo estas palabras, tú que escuchaste a gente común como yo por todo el mundo, no me pidas que el corazón no se quiebre, que la voz no me tiemble. Al menos hoy. En un tiempo volveré a soñar en grande como me enseñaste, a creer que cada nuevo sol puede ser un Cinco Palmas contra la injusticia del mundo. Tal vez algún día pueda ver convertido en realidad, sueños que ni siquiera había soñado y contribuir a que Nuestra América sea libre, sin fronteras.

Infinitas gracias por todo, Fidel y Revolución. Hasta la Victoria Siempre».

La reacción inicial de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana se hizo saber: «Se nos fue un grande, quizás el más grande de todos. Toda Cuba contuvo la respiración al escuchar la información dada por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raul Castro, del fallecimiento de nuestro histórico líder. Esta noche todos los cubanos somos uno, todos tenemos un nombre en nuestros corazones, todos derramamos las mismas lágrimas y sentimos un pesar semejante...La FEU, profesores y trabajadores de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, la Facultad donde creció como hombre y como revolucionario, recordará y continuará su legado, Comandante. ¡Los futuros juristas que cada día habitan las aulas y recorren los pasillos que un día fueron suyos se comprometen a honrar la memoria del revolucionario más grande de nuestra historia, del eterno Comandante... ¡Con el alma vestida de luto y el corazón apretado, ¡su eterna Facultad lo recuerda hoy y siempre… ¡HASTA SIEMPRE, COMANDANTE EN JEFE!!!».

Velia Ramos Álvarez declaró: «Que dolor amigos. Hemos perdido físicamente a un gigante; que nos educó en que siempre resta algo por decir; el que nos enseñó a no pedirle permiso a nadie para ser revolucionario; el que nos inculcó que el derecho humano más sólido y legitimo, es el de soñar; el que se ha sabido ganar la admiración de todos, hasta de los que no están, porque la vida ha demostrado que a Cuba se le puede querer también desde la distancia. Y Cuba es Fidel y seguirá para toda la vida siendo FIDEL. El Compromiso ante su tumba: Multiplicar todo lo que estamos haciendo por la Revolución. Me uno a su dolor, el dolor de todos: aquí en la tierra donde nació, surgirá el eterno y gran compromiso: NO FALLARLE NUNCA».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.