¡Y Cienfuegos volvió a levantarse!

Los cienfuegueros protagonizaron este martes una emotiva jornada de actividades por el aniversario 60 del levantamiento popular armado del 5 de Septiembre. Uno de los momentos esenciales fue el acto central, al que asistió el Presidente Raúl Castro

Autor:

Juventud Rebelde

«No puede llamársele perdida a una generación como la nuestra, consciente del momento histórico que le ha tocado; que trabaja cada día para aportar a la economía del país y apoya fervientemente nuestro proceso revolucionario», afirmó la joven fiscal Kenia Viscay de la Cruz, invitada al venidero Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, durante el acto central por el aniversario 60 del levantamiento popular armado contra la dictadura batistiana del 5 de Septiembre en Cienfuegos.

A la conmemoración de este martes, que tuvo lugar en el parque José Martí —frente al antiguo colegio San Lorenzo (hoy escuela secundaria), último bastión del alzamiento— asistió el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, reseñó el semanario 5 de Septiembre.

También participaron los miembros del Buró Político Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública.

Lidia Esther Brunet Nodarse, miembro del Comité Central del Partido y su primera secretaria en la provincia, dijo en el acto que Cienfuegos es una ciudad viva, con constante ebullición de ideas y proyectos en desarrollo.

Por su parte, Roberto Morales Ojeda evocó el legado de Fidel, durante las conclusiones, momento en el que instó a la organización, la disciplina y el control en el trabajo; resaltó la importancia de la economía como base para mantener las conquistas sociales; y sostuvo que «el ejemplo del 5 de Septiembre será inspiración permanente para el pueblo y Cuba, en el camino de construir el socialismo próspero y sostenible».

Con anterioridad, habían sucedido los tradicionales asaltos simbólicos a sitios relacionados con los hechos; y tras el acto, miles de cienfuegueros protagonizaron la peregrinación hasta el mausoleo a los caídos en la gesta, situado en el cementerio Tomás Acea.

Asimismo, se colocó una ofrenda floral en la bahía frente al litoral, al final del Malecón de Cienfuegos, para rendir tributo al alférez de fragata Dionisio San Román y al marinero Alejandro González Brito, cuyos cuerpos, luego de la tortura y el asesinato, fueron arrojados al mar en La Habana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.