Historiador Eusebio Leal destaca trascendencia histórica del apóstol José Martí

Apóstol es aquel que lleva una palabra, el que va a transmitir un mensaje por eso no se le puede despojar de ese título a Martí, subrayó Leal

Autor:

Juventud Rebelde

El historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal, destacó la trascendencia histórica de José Martí y ratificó este miércoles en esta capital que Cuba tiene muchos héroes, pero cuenta con un solo Apóstol.

Apóstol es aquel que lleva una palabra, el que va a transmitir un mensaje por eso no se le puede despojar de ese título, subrayó Leal al intervenir en el espacio radiotelevisado Mesa Redonda de la Televisión Cubana.

El historiador comentó detalles de la única estatua ecuestre de Anna Hyatt Huntington del Héroe Nacional, cuya réplica será inaugurada el próximo 28 de enero en el Parque 13 de marzo de la capital con motivo del aniversario 165 del natalicio del más universal de los cubanos.

Fue muy importante la cooperación de instituciones de Estados Unidos desde donde fue trasladada la colosal obra, enfatizó Leal, quien destacó también el aporte de la emigración patriótica que contribuyó con recursos para hacer realidad este sueño, indicó PL.

Es una figura hecha por una mujer, de ahí la fuerza de esa escultura, está visible el toque femenino, dijo el martiano de convicción. Se trata de una obra única y aunque siempre se refleja un Martí como orador en una tribuna ahora aparece en pose de muerte por una noble causa, explicó Leal.

Siempre tenemos que separar el necesario sentimiento antiimperialista de todo cubano que conoce la historia de su patria, de las relaciones de la Isla con Estados Unidos, de la relación entre pueblos, y contar sobre la presencia en el Ejército Libertador de los mambises (soldados) norteamericanos.

Recuerdo la emoción con que el líder histórico de la Revolució, Fidel Castro, quiso darle al contingente internacionalista médico el nombre del general de Brigada, Henry Reeve, caído gloriosamente llevado por la marea de la revolución en la cual creyó.

Leal evocó como los trabajadores negros a quien Martí le impartió clases nocturnas lo comenzaron a llamar el apóstol. Esta obra está hecha con admiración, equilibrio y excelentes soluciones escultóricas, resaltó el historiador de la ciudad.

Más de 20 años le llevó a Eusebio Leal, a la Oficina del Historiador de La Habana y a todos los admiradores de Martí tener una pieza como esta en la Isla, cuyo emplazamiento adiciona una nueva imagen al conjunto de monumentos dedicados al Maestro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.