Al cambio necesario no se le tiene miedo

Por una organización más protagónica, diversa y transformadora, que aporte constantemente al desarrollo estratégico del país, apostaron los estudiantes universitarios de Granma, Pinar del Río, Mayabeque e Isla de la Juventud, como parte de las asambleas 9no. Congreso de la FEU 

Autores:

Osviel Castro Medel
Roberto Díaz Martorell
Carlos Marcos Calzadilla
Dorelys Canivell Canal
Roxana Seijo Coronado

Dos preguntas sirvieron de buena «dinamita» en las reuniones del 9no. Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en los territorios de Granma y Pinar del Río, sobre todo para mover el pensamiento más allá de cuatro paredes: ¿Podemos cambiar lo que sea necesario en la organización? ¿Cómo?

Fue Aramís Rosales Luna, estudiante de Ingeniería Agrícola, quien formuló las interrogantes durante la asamblea 9no. Congreso de la Universidad de Granma (UDG), que repasó numerosos tópicos de la vida estudiantil.

El propio alumno daba algunas respuestas. Si los universitarios asumen que tienen el poder para decidir cuestiones claves, si entienden que la FEU no es un grupo de dirigentes sino toda su membresía, si luchan unidos por conseguir objetivos... entonces la organización sí puede cambiar.

A algunos no les gusta el término cambio, pero, como decía el muchacho, ese resulta el que mejor encaja hoy en el contexto universitario, necesitado de transformarse, especialmente en el funcionamiento integral de las brigadas.

Tal metamorfosis implica también, como dijo Ania Yelina Fernández Lara, presidenta de la FEU en la casa de altos estudios, que la universidad salte sus propios muros y deje huellas en la comunidad, un propósito añejo que no siempre se consigue.

En la UDG se realizaron 127 asambleas precongreso y seis a nivel de facultades, cónclaves en los que también se habló mucho de la necesidad de ver a la FEU como una familia cohesionada, integrada, dispuesta a honrar su historia de 95 años.

A la importancia de este proceso previo se refirió Carmen González Álvarez, miembro del Buró provincial del Partido en Granma, quien sentenció que las discusiones del congreso no terminan en julio en la capital del país, sino que deben retornar a la base para que la cita genere mayores frutos.

Lo extraordinario como cotidiano

Pudiera parecer natural que los jóvenes universitarios en Cuba celebren un congreso y decir lo que piensan o les inquieta.

Sobre ello reflexionaba Víctor Copper, un estudiante venezolano de la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río Doctor Ernesto Che Guevara de la Serna. Este muchacho, que exhibía en su hombro un brazalete con los colores de su bandera, dijo: «En todas partes esto no ocurre con tanta tranquilidad; cuando lo extraordinario se hace cotidiano puede dejar de sorprendernos, pero aquí van las ideas de un país, de la Revolución».

Los dos centros de educación superior de Vueltabajo, la Universidad de Ciencias Médicas y la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca (UPR), tuvieron sus asambleas 9no. Congreso de la FEU, espacios en los que se fueron hasta los parques, allí donde se intercambia mejor con la comunidad y el pueblo siente a la universidad suya.

De los debates emergieron temas de vital importancia para la organización joven más antigua de Cuba. Entre ellos resaltan la necesidad de que los estudiantes puedan implicarse más con la estrategia de desarrollo del país, lograr que los jóvenes hagan un uso consciente de las redes sociales, potenciar la investigación, y propiciar la incorporación del estudiantado a proyectos de impacto social.

Odeleinis Pérez Pérez, quien cursa el segundo año de Enfermería, se preguntaba cómo debe ser un líder de la FEU. ¿Qué características debe tener un joven para ser líder y que sus compañeros se identifiquen con él y lo sigan? Buena pregunta para una organización que tiene a Mella en sus cimientos.

Román Alejandro Pupo Pérez, de tercero de Agronomía, se refirió a los vínculos y relaciones de trabajo que las facultades deben establecer o consolidar con los diferentes organismos e instituciones, para mejorar las clases prácticas.

Con dinamismo en todos los frentes

El protagonismo de la FEU y la necesidad de ganar en sistematicidad en todas las actividades que realiza, resultó uno de los temas más debatidos en el 9no. Congreso de la organización juvenil más antigua de Cuba en la Universidad Agraria Fructuoso Rodríguez, del territorio mayabequense.

Durante la sesión plenaria, en la que estuvo presente Susely Morfa González, primera secretaria de la UJC, junto a autoridades políticas de la provincia, los delegados analizaron las problemáticas que afectan el funcionamiento de la FEU en la institución, que tiene el reto de consolidar aún más su labor, en función de las exigencias de la sociedad y el desarrollo estratégico de la región y el país.

Raúl Alejandro Palmero Fernández, presidente nacional de la FEU, señaló que la organización debe desempeñar un rol dinámico en todos los frentes, desde la producción y defensa hasta el ciberespacio. Asimismo, enfatizó que la organización continuará siendo trinchera de rebeldía de acuerdo con el legado de Mella, José Antonio Echeverría y Fidel.

Mario Hernández Alfonso, presidente de la organización en la principal casa de altos estudios mayabequense, destacó la importancia de profundizar en contenidos de la historia patria para conocer quiénes somos y hacia dónde nos dirigimos.

El amor por la Medicina y el agradecimiento al sistema socialista, se evidenciaron en la cita de la Facultad de Ciencias Médicas de Mayabeque, en la que se ratificó la importancia de la labor política e ideológica para lograr la formación de un profesional competente y comprometido con nuestro proceso social.

A tono con los nuevos tiempos

La FEU en la Isla de la Juventud pretende convertirse en el epicentro del desarrollo científico, cultural, social y económico del territorio. Sin embargo, todavía quedan deudas organizativas y de funcionamiento que pudieran limitar esos propósitos si no se resuelven.

En diálogo con JR, Yosdayli Labaceno Castellano, presidenta de la Universidad del Municipio Especial, a partir de lo que discutieron los estudiantes universitarios pineros, realizó una radiografía de los principales logros, deficiencias y perspectivas de la FEU en este territorio. 

«Los alumnos necesitan un resorte motivacional, por lo que nos hemos propuesto establecer un sistema de emulación integral que estimule la participación de las brigadas en cada facultad, a fin de lograr mayor identificación con los procesos sustantivos de la organización.

Pero más allá de las proyecciones y del interés por transformar, todavía hay deficiencias que están bien identificadas, entre las que figuran el mejoramiento de las condiciones de vida y de alimentación de la residencia estudiantil, el problema del transporte para la asistencia, ya que la Universidad pinera no está ubicada en un lugar de fácil acceso.

Si bien existen problemas, los estudiantes pineros coincidieron en seguir apostando por el trabajo permanente para que la FEU siga siendo una organización activa y participativa en todos los procesos y acciones que necesite el país, a tono con las transformaciones de los nuevos tiempos, y con un desempeño dinámico y entusiasta. 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.