Prevalece llamado a la unidad en la apertura del Foro de Sao Paulo

Participa en esta cita la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff, quien fue aclamada por el plenario al divulgarse su presencia con la consigna de «Lula Libre»

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Vigente aún el trascendente reto de la unidad a la que llamara Fidel desde este mismo escenario hace 25 años, el Foro de Sao Paulo acaba de iniciar en La Habana su 24 edición.

Un total de 439 delegados de América Latina, Asia, África y Europa participan en la cita, que tiene como iniciativa descollante los contactos que sostendrán los representantes de los movimientos sociales y populares con líderes de los partidos políticos de izquierda, encuentros que tendrán lugar aquí por primera vez en el Foro.

Jorge Coronado, miembro de la directiva de la plataforma regional Lantindadd (Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos), explicó a JR la importancia de ese diálogo, en un momento en que ambas fuerzas parecen haber perdido la articulación de otros momentos.

Presiden la inauguración del 24 Foro José Ramón Ventura, segundo secretario del Partido Comunista de Cuba; Josè Ramón Balaguer, responsable de su departamento de Relaciones Internacionales; Mónica Valente, secretaria ejecutiva del Foro de Sao Paulo y Ralph Gonzalvez, primer ministro  de San Vicente y las Granadinas, así como Oscar López Rivera, el inclaudicable luchador independentista de Puerto Rico que resistió 36 años de prisión en Estados Unidos, sin ceder en sus principios.

Líderes y dirigentes políticos y sociales de la región latinoamericana y caribeña estaban presentes también en la apertura, acto donde la compañía infantil cubana La Colmenita dio la bienvenida a los participantes.

Participa en esta cita la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff, quien fue aclamada por el plenario al divulgarse su presencia con la consigna de «Lula Libre».
Junto a ella ocupa asiento el también expresidente Manuel Zelaya, de Honduras, hoy lider del partido Libre.

Ambos fueron demovidos por golpes de Estado que forman parte de la arremetida de la derecha y el imperialismo contra los movimientos de cambio en la región latinoamericana y caribeña, tema central que ocupará la atención del Foro.

También usaron la palabra Ralph Gonsalvez y Balaguer, quien dijo que a Lula y Fidel, como fundadores del Foro, está dedicada esta edición, y formuló un enfático llamado a la unidad y a hacer prevalecer lo que nos une. Forjemos la mayor unidad posible entre las fuezas del Foro de Sao Paulo con la misma solidez de la plata en los Andes, exhortó.
Hasta la Victoria SIempre!

Foto: Maykel Espinosa

Foto: Maykel Espinosa

Lea además: Mantendrá el PT candidatura de Lula

La unidad, Lula y Fidel

El convencido llamado a la unidad que necesitan de modo urgente hoy las fuerzas sociales y políticas de izquierda estuvo, de modo persuadido y vehemente, en las palabras de Balaguer al cerrar la jornada inaugural, y de Valente y Gonzalvez, así como el reconocimiento y homenaje a las figuras del Comandante en Jefe Fidel Castro y de Luiz Inacio Lula da Silva como fundadores del Foro de Sao Paulo.  

Al abrir esta 24 edición de esa instancia que reúne a los partidos políticos de izquierda de América Latina y el Caribe, Mónica Valente recordó que parecía una utopía la idea lanzada por ambos líderes en 1990 de alcanzar una unidad de los movimientos políticos.

No parecía entonces posible que se cumpliría una trayectoria que trajera bienestar para nuestros pueblos, narró.

Pero a lo largo de los años, las ideas de una América Latina y el Caribe integrados y con desarrollo social se mostró concreta, dijo al evocar el triunfo electoral de Hugo Chávez en Venezuela en 1998, cuando “comenzamos a construir una alternativa concreta y el ideal de un nuevo presidente y futuro para nuestros pueblos; una América Latina independiente y autónoma y un movimiento mundial guiado por las ideas antiimperialistas y antineoliberales”.

Así, evocó, se fortaleció el Mercosur, nacieron la Unasur y su Consejo de Defensa, el ALBA, la Celac y su Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de paz.

Hoy, como en los años de 1990, vivimos bajo una fuerte y multafecética, brutal contraofensiva del imperialismo y el neoliberalismo.

Sufrimos los más brutales ataques cuando estábamos construyendo esta nueva América Latina y el Caribe y este nuevo mundo en nuestra región.

Valente reconoció que “también mucho de lo que sufrimos hoy se debe a nuestros propios errores, por supuesto, pero es indiscutible considerar esa brutal contraofensiva” que calificó como una reacción del capitalismo y sus formas más salvajes ante los cambios.

Dilma (Rousseff) ha sido sacada de la presidencia, pero hay también victorias como la de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones mexicanas del  primero de julio.

Nos llena de alegría y esperanzas ver que sí se puede, a pesar de todos los ataques, a pesar del cerco mediático, político y judicial, dijo Valente, quien también ensalzó la resistencia de la Revolución Cubana frente a los ataques del imperio y el bloqueo, el trabajo de Evo Morales en Bolivia, así como el del Frente Amplio en Uruguay, que sigue construyendo opción soberana y libertaria, afirmó.

Nuestros desafíos en este encuentro son muchos, afirmó, de mucha responsabilidad, bajo el más profundo compromiso con la unidad de la izquierda; el compromiso con la lucha antiimperialista y antineoliberal, bajo las ideas del Consenso de Nuestra América, que se consolidó en el foro anterior en Nicaragua, y bajo el más profundo enlace con el pueblo y con los movimientos sociales y populares.

Tengo la convicción de que venceremos, aseveró.

Le siguió en el uso de la palabra el Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, quien destacó cómo el imperialismo “trata hoy de dividirnos y en época reciente ha pasado a la ofensiva, como vemos en Argentina y a Brasil”.

Pero los vínculos que nos unen son profundos, remarcó más adelante, y aseveró también que existe igualmente la oportunidad de que Brasil vuelva a tener nuevamente un gobierno patriótico y antiimperialista que represente a las masas.

Gonzalvez recordó que la región ha tenido ciclos de opresión de parte del capitalismo desde los momentos de la conquista y ha alcanzado victorias importantes en este periodo.

La lucha no ha sido fácil y no debe asumirse que la actual será fácil, advirtió.

Nuestros recursos no se utilizan para nuestro bien y los pequeños países que contribuyen poco, en términos absolutos, al crecimiento global,  sufrimos de una amenaza existencial para la humanidad.

No hay que ser marxista o sindicalista para percatarse de que el carácter del imperialismo seguirá siendo el mismo aunque adopte cambios en sus formas.

Frente a ello, Gonzalvez llamó a amar a nuestros países y ser patriotas honestos, y consideró que todas las fuerzas antiimperialistas pueden unirse en un movimiento gigantesco a escala mundial para enfrentar al capitalismo, y decir que un mundo mejor es posible.

Eso es lo que hacemos en Foro de Sao Paulo,  aseguró.

Lea también el  Discurso del compañero José Ramón Balaguer,  jefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Cuba, en la jornada inaugural del XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo. 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.