La zapatera prodigiosa expone en el Nacional

Liudmila López Domínguez exhibe, desde este sábado en el Hotel Nacional, las 17 piezas que conforman su más reciente muestra Huellas célebres

Autor:

Paquita Armas Fonseca

Huellas célebres, una muestra de 17 piezas, es la exposición de Liudmila López Domínguez que hoy, a las 6:00 p.m., será inaugurada en el Salón de la Fama del Hotel Nacional de Cuba.

Desde el 2007, año en el que expuso la muestra Evas, la joven artista solo ha realizado zapatos en bronce, cristal, papel maché, litografías, cera y cualquier material que le sirva para estampar su concepción artística sobre ese artículo que cubre y embellece el pie femenino.

Por esta dedicación casi absoluta, el reconocido artista Antonio Martorell, durante la última Bienal de La Habana, le dijo: «Has encontrado el camino, tú eres la Zapatera prodigiosa».

Y Liud, como le dicen sus amigos, no tiene deseos de parar en esa labor singular de crear obras que son zapatos. En el caso de Huellas célebres se inspiró en 17 famosas mujeres que han pasado por el Hotel Nacional, entre las que se encuentran, por ejemplo, representantes de la música (Rosa Fornés y Olga Tañón), de la plástica (Flora Fong), de la danza (Alicia Alonso), actrices (María Félix, Cecilia Roth y Ava Gardner) y modelos como Naomi Campbell.

Nacida en Ciudad de La Habana y criada en Santiago de Cuba, Liud comenzó su inclinación por las artes plásticas en aquella ciudad oriental: estudió en la Escuela Vocacional de Artes Plásticas y en la Profesional de Bellas Artes José Joaquín Tejada, una suerte de San Alejandro santiaguera. Y regresó a conquistar la capital. Con un poco de esfuerzo lo logró y hoy vive en el corazón de Centro Habana. Desde 1996 a la fecha, ha realizado 18 exposiciones personales con la del Nacional, algunas en Santiago de Cuba, otras en España y la mayoría en Ciudad de La Habana. Y ha participado en más de cien colectivas en numerosas ciudades cubanas y de otras latitudes.

Tiene varios performances, entre los que destaca, por su singularidad, Lo que llevo en la cabeza es un zapato, una suerte de pasarela, en la que conocidas mujeres de Cuba mostraron sombreros-zapatos, confeccionados cada uno según la personalidad de la modelo. Ahora, con esta nueva muestra, quiere también enseñar cómo ve a las mujeres elegidas para ser mostradas en sus zapatos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.