Lilianne rompe la rutina

El espacio musical Rompiendo la rutina acapara la atención de cuantos se acercan al talento artístico joven de Matanzas

Autor:

Hugo García

MATANZAS.— Una joven matancera apuesta por romper el tedio. Ella ha creado el espacio musical Rompiendo la rutina, y a casi un año del suceso primigenio su nombre da fe de que la idea fructifica.

En la Casa de la UNEAC matancera cada mes se propicia el encuentro de agrupaciones musicales de distintos formatos integradas por estudiantes de las escuelas de arte o profesionales.

Lilianne López Rodríguez muestra su competencia aglutinadora. Sin convencionalismos, pero sí con seriedad y la distinción de un repertorio de calidad, Rompiendo la rutina acapara la atención de cuantos se acercan al talento artístico joven de la provincia.

Ella es graduada de licenciatura en Música (en las especialidades de oboe y piano) en el Instituto Superior de Arte (ISA). De estudiante siempre soñó con un lugar que promoviera a los ejecutantes o compositores jóvenes, sin embargo nunca floreció en su vida estudiantil nada parecido a este espacio creativo, donde se incluye a todo el que quiera promover su arte.

Los estudiantes exponen sus obras ante el público y hasta los alumnos interpretan junto a los profesores. «En la UNEAC encontré abrigo, nos acogieron rápidamente y no se enfrió la idea que nació también de la iniciativa de la pianista Tania García», asegura la promotora, al tiempo que añade que «al comienzo tocábamos música de cámara, pero después ampliamos el repertorio a varios géneros y esa decisión ha garantizado el éxito.

«Ya muchos padres de los alumnos y directores de escuelas se nos acercan interesados en el programa, y eso es bueno, porque fluye todo», asiente Lilianne, Título de Oro en oboe y piano durante la defensa de su tesis-concierto en el ISA.

«Al principio pasábamos trabajo para completar el programa, pero ahora ante la demanda tenemos que ser selectivos», precisa.

En una hora aproximadamente se desarrollan los conciertos, se dan a conocer curiosidades, anécdotas y siempre el público aclama porque el tiempo vuela entre iniciativas y amenidad.

«A Matanzas le faltaba un espacio musical como este», sostiene la muchacha de 24 años de edad, mientras reconoce que ha evolucionado como persona y profesional, pues la preparación y coordinación exige rigor, seriedad y compromiso.

«Desde que me gradué sentía la necesidad de hacer algo nuevo que involucrara a los jóvenes, no sabía cómo, pero con Rompiendo… en cada encuentro se abren nuevos caminos.

«Los niños y jóvenes músicos a veces se descubren, se les aplaude y eso lo agradecen, porque siempre tocan su música en un aula, dentro de cuatro paredes, frente a los profesores, y esta es una posibilidad de expresarse ante el público, sus compañeros y familiares».

Rompiendo la rutina ya ha acogido a más de cien solistas y agrupaciones. «Interpretamos cualquier género, se conversa, se entrega documentación bibliográfica con curiosidades de autores musicales y convertimos el espacio en una verdadera clase», enfatiza Lilianne, miembro de la UNEAC y amante de la poesía, en la que incursiona como escritora.

Los profesionales no han subestimado el nuevo espacio que crece en la Atenas de Cuba, y ya ha actuado el exitoso Cuarteto Fantasía, dirigido por el maestro Alberto García; el cantante Alfonsito Llorens, la narradora oral Liliana Hernández; Alejandro Falcón, pianista, jazzista y compositor, al tiempo que se tributó un merecido homenaje a la Orquesta Sinfónica de Matanzas.

Actualmente Lilianne labora como profesora en la Escuela Profesional de Arte e integra la Banda Provincial de Música, además de que imparte clases en la Escuela Vocacional de Arte Alfonso Pérez.

El Primer Festival de Música Rompiendo la rutina se convirtió en una semana de jolgorio para los músicos matanceros, quienes expusieron sus obras en varios escenarios de la ciudad.

Uno de los primeros homenajeados fue el maestro Mario Argenter Sierra, en el centenario del natalicio de este músico, quien condujo la Orquesta Sinfónica de Matanzas. Próximamente será agasajado en su 90 cumpleaños el músico Reynold Álvarez, quien igualmente estuvo al frente de dicha institución.

De la Casa de la UNEAC partimos con la certeza de que Rompiendo la rutina llegará más lejos y se impondrá un listón más alto en cada jornada musical. Lilianne López Rodríguez se encarga de que siga vivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.