Universitarios defienden permanencia del carnaval habanero

La Comparsa de la FEU surgió en 1961 y desde entonces experimenta una constante renovación, hecho que moviliza a sus directivos a diseñar nuevos espectáculos para cumplir las expectativas de sus seguidores

Autor:

Juventud Rebelde

En una reñida porfía danzaria entre agrupaciones, como Jóvenes del Este y La Giraldilla, reluce el elenco de la Federación Estudiantil Universitaria(FEU), que eligió defender la existencia del Carnaval de La Habana, destaca PL.

Aún sin entonar una nota musical, los seguidores de la comparsa de la FEU se aglutinan alrededor de su carroza en las noches calurosas en el malecón habanero.

Todos miran como los bailarines se maquillan y ajustan sus vistosos trajes, los turistas se toman fotos con las bellas caribeñas, el típico ebrio que ejecuta su propia coreografía y, en medio de esa euforia de verano, suena un silbato que anuncia «todos a sus puestos».

Casi afónico tras varios días de intenso trabajo, dando orientaciones y ultimando detalles para el desfile, Orestes Vasallo, director de la FEU, como la nombran sus simpatizantes, declaró a Prensa Latina que el objetivo del colectivo es que el Carnaval sea cada año un «espectáculo mayor, mejor y para siempre».

Tenemos ante nosotros uno de los sucesos más importante de la vida cultural de la capital, por tanto debemos contribuir a potenciarlo para darle más brillo a esta fiesta popular, remarcó Vasallo, quien destacó la voluntad y la labor de diferentes organismos en la realización del jolgorio.

Aunque debemos vencer algunas deficiencias, estamos hablando del carnaval que bautizó la Revolución cubana, y de ahí que nuestro lema central sea Si se puede, sentenció Vasallo.

La Comparsa de la FEU surgió en 1961 y desde entonces experimenta una constante renovación, hecho que moviliza a sus directivos a diseñar nuevos espectáculos para cumplir las expectativas de sus seguidores.

Merecedora en varias oportunidades del Gran Premio del Carnaval, la aclamada agrupación impuso en la segunda mitad de la década del 80 un estilo coreográfico muy exclusivo basado en la ejecución danzaria en bloque en vez de a modo de pasacalles.

El público enloquece en el malecón habanero cuando percibe este fenomenal cuerpo de baile integrado por estudiantes universitarios y egresados- "tirar pasos" complicados, con elementos tradicionales, folclóricos, del momento y sin dejar fuera la contagiosa conga.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.