Despejar el misterio - Cultura

Despejar el misterio

El espectáculo Paisajes conducentes de la vida y obra de Ruy Duarte de Carvalho, de la Compañía de Danza Contemporánea de Angola, ha impresionado al auditorio cubano

Autor:

Mercedes Borges Bartutis

La Feria del Libro trajo a La Habana una propuesta inquietante que sorprendió a un público curioso, en la noche del pasado domingo. La Compañía de Danza Contemporánea de Angola, que dirige la maestra y coreógrafa Ana Clara Guerra Marques, ha impresionado al auditorio con su espectáculo Paisajes conducentes de la vida y obra de Ruy Duarte de Carvalho.

Acostumbrados a enfrentarnos a bailarines con una formación académica de alto nivel, la compañía nos trajo a siete intérpretes empíricos, pero que logran bellas secuencias de movimientos, en un espectáculo que descansa fundamentalmente en la fuerza de sus imágenes.

Y es que esta propuesta está inspirada en la obra de Ruy Duarte de Carvalho, un artista cuyo universo abarca desde la literatura hasta la fotografía, y recorre un camino desde el dibujo a la película, con una rica fuente de materia creativa.

Ruy Duarte de Carvalho nació en 1941 y murió en 2010. Portugués de nacimiento, pasó la mayor parte de su vida creativa en Angola, donde se hizo cineasta y antropólogo. La coreografía, con crédito del portugués Rui López, nos presenta un mundo muy diferente a esa mirada que tenemos sobre África, y particularmente sobre su patria adoptiva y sus bailes. Ese país, donde las danzas patrimoniales han tenido la hegemonía desde siempre, ahora nos descubre una arista distinta a todo lo que podríamos suponer, y nos presenta en escena a siete fabulosos intérpretes, que han demostrado cuán determinante puede ser asumir una propuesta artística con dignidad y compromiso.

Estos siete bailarines, entre quienes se incluye un intérprete discapacitado, demostraron en el espectáculo de algo más de una hora, que el arte no tiene fronteras. Aunque parezca una frase manida, lo que vimos en el teatro Mella fue una de esas grandes demostraciones de cómo la cultura puede romper cualquier barrera y acercar a los seres humanos procedentes de las distancias más increíbles.

Descubrir a la Compañía de Danza Contemporánea de Angola fue una de las experiencias más rotundas que he tenido como investigadora de la danza en los últimos años. Ana Clara Guerra Marques ha dado un ejemplo de constancia y sabiduría, de permanecer aun en las condiciones más adversas, y de sacar adelante a un grupo de bailarines con su esfuerzo personal, esos que tan fabulosamente han bailado para beneplácito de los capitalinos, como parte de las actividades colaterales de este evento literario.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.