Los animales de Turcios

Inaugurada hoy a las 4:00 p.m. la exposición personal Turcios animal, del caricaturista colombiano Omar Figueroa Turcios. Desde España, vía electrónica, una exclusiva con el artista

Autor:

Julieta García Ríos

Confiesa que le hubiese gustado estar hoy en San Antonio de los Baños para ver en directo las expresiones del público al ver sus animales. Con ellos el artista experimenta, frutas, objetos y hasta otros animales forman parte del cuerpo de estos seres que habitan en su imaginación.

Considerado como un maestro de la caricatura personal, Omar Figueroa Turcios (Corazal, Colombia, 1968) reconoce que en esta serie de los animales le falta mucho por dibujar.

La idea comenzó en el año 1996, todavía vivía en Bogota, Colombia, cuando dibujó un tigre con figuras geométricas.

«Las rayas son profundidades sobre su cuerpo. Se le nota mucho lo surrealista del maestro Dalí y lo abstracto del maestro Picasso», cuenta.

Aún conserva el boceto de esa obra que llamó El tigre en equilibrio. Este dio origen a la serie Turcio animals. «Ya en España, dice, retomé el tema y desde entonces no he parado, y siento que me falta mucho por dibujar referente a los animales».

Sus animales se han expuesto en Colombia, en Corazal, su ciudad natal, y en Medellín en el Festival Mundial de Humor del Valle del Aburrá. También en Alcalá de Henares, España, y en Guiyang, China. En estos momentos están expuestos en Vila Franca, Portugal. De modo que mientras los cubanos los aprecian en San Antonio de los Baños, otro público lo disfruta en el Viejo Continente.

No pudo Turcios estar presente en la Bienal. Al respecto comenta: «Siento nostalgia de no poder acompañar mi exposición, no poder disfrutar de la compañía de los muchos amigos y colegas que tengo en Cuba, y de no ver en directo las expresiones de la gente cuando aprecien por primera vez mis animales.

«Ojalá en próximas bienales pueda ir con una exposición de originales y hacer caricaturas a la gente en directo».

—¿Por qué el tema de los animales?

—A través de la historia del arte, el hombre siempre ha dibujado animales. Desde las cavernas hasta el computador hemos convivido con estos.

«En mi caso es una necesidad de seguir explorando formas, texturas y colores; y en los animales he encontrado infinidad de posibilidades.

«Con mi formación de ilustrador y humorista gráfico, intento darle a mis animales un planteamiento distinto tanto en la forma como en el tema. Los combino con objetos, frutas y con otros animales, creando así “nuevas especies”».

Tienes una altísima productividad, al menos así lo sentimos desde este lado del Atlántico, ¿cómo es la rutina diaria de Turcios?

—Sí, ya es una manía, costumbre, disciplina o necesidad de producir a diario y estar pensando en arte. Ya es mi forma de vida, y el día que no produzco una idea o hago un boceto o termino un dibujo, no me acuesto tranquilo.

—¿Qué recomendaciones ofreces a los que están y a los que llegan a este oficio?

—Creo que toda persona, además de tener talento y asumir ser artista en cualquier disciplina, debe tener la conciencia de que, con los años y alcanzada cierta madurez, debe intentar aportar un «granito más» al arte, con propuestas, ya sea técnicas, críticas o de planteamiento.

«Los que comienzan tienen todo un mundo de información, donde pueden escoger sus artistas favoritos y sacar de ellos lo que más les llegue a la fibra, y canalizarlo a través del estilo de cada uno».

En www.turciosart.com usted podrá navegar por la obra de Turcios, acercarse a su línea, al colorido de su obra y conocer más de este colombiano que en la actualidad publica en el diario español El Economista, e imparte clases de caricatura en la Casa de la Juventud en Alcalá de Henares, España.

En su carrera como humorista gráfico e ilustrador ha ganado premios en Colombia, España, Cuba, Estados Unidos, Brasil, Portugal, Irán, China, República Checa, Italia y Grecia.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.