El libro incompleto de la Avellaneda

A 200 años del natalicio de la escritora camagüeyana, a celebrarse este 23 de marzo, se presenta Autobiografía y cartas de amor de la Avellaneda

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— El advenimiento del bicentenario de la escritora Gertrudis Gómez de Avellaneda, este 23 de marzo, es celebrado por la editorial Ácana con un importante plan editorial.

No solo verá nacer el novedoso libro La Avellaneda en su bicentenario, de los investigadores Luis Álvarez Álvarez y Olga García Yero, sino que se presentará Autobiografía y cartas de amor de la Avellaneda, texto que durante un siglo se conoció con un título erróneo y el contenido mutilado.

En conferencia de prensa, Álvarez Álvarez significó la dimensión universal de la poetisa cubana y afirmó que es sin discusión la más importante escritora en lengua castellana de todo el siglo XIX.

Explicó que La Avellaneda en su bicentenario es un estudio novedoso, que deviene un acercamiento a dos aristas poco analizadas de la escritora, sus textos dramáticos y sus libros de viajes.

Sobre Autobiografía y cartas de amor..., resaltó el hecho de que sea Ácana la editorial que rectifica la omisión, que ha demorado un siglo en subsanarse.

Consideró esta enmienda como un regalo, no solo por el lugar que ya ocupa esta escritora en la historia, sino además porque se realiza en su tierra natal, Camagüey, y en el año de su bicentenario.

«Se trata precisamente de un libro de la Tula, Autobiografía y cartas de amor de la Avellaneda, que no conocíamos completamente y que fue editado en Cuba en 1914. Primero como parte de las obras completas de la Avellaneda, y luego, en el período revolucionario, como un libro que tuvo tres ediciones», afirmó Álvarez Álvarez.

«El volumen se presentó en cada momento no solo con el título falso de Diario de Amor, sino mutilado. O sea, no se incluyeron en ninguna de las tres ediciones las notas críticas (...) ni otras 13 cartas de amor de esta gran mujer a Ignacio Cepeda, las cuales fueron incluidas por la periodista y editora del volumen, Aurelia Castillo, para el centenario de la Tula», aseveró.

Al decir del investigador, este regalo se debe esencialmente al cuidadoso trabajo de la investigadora Olga García Yero, quien identificó las 13 epístolas ausentes, añadió.

El libro se editó por primera vez en 1907, por la viuda de Cepeda (María de Córdoba y Govantes). Luego tuvo una segunda publicación, que incluyó las 13 cartas inéditas de la Tula, muy bien guardadas por la señora de Cepeda, y que están certificadas como auténticas por la Real Academia, enfatizó.

El especialista opinó que hoy existe una realidad muy diferente a cuando se conmemoró el centenario de la primera poetisa romántica hispanoamericana, en 1914, «porque en la actualidad los estudios sobre la mujer constituyen un punto importante, no solo en las investigaciones humanísticas sino también en otros tratados».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.