Tributo a caribeños universales

Un panel a modo de homenaje a importantes figuras caribeñas fallecidas recientemente y el tradicional Desfile de la Serpiente matizaron la jornada de sábado de la Fiesta del Fuego

Autores:

Yelanys Hernández Fusté
Odalis Riquenes Cutiño
Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— Dentro del amplio programa artístico y académico de la XXXIV edición de la Fiesta del Fuego, destaca como un acierto de los organizadores la realización este sábado de un panel a modo de homenaje, como parte del coloquio El Caribe que nos une, a importantes figuras caribeñas fallecidas recientemente.

En la cita, la periodista Arleen Rodríguez Derivet al referirse al intelectual y economista jamaicano Norman Girvan, fallecido el pasado abril a los 72 años, remarcó su «extraordinario enamoramiento» de la obra social de la Revolución Cubana, sobre todo a partir del hito que significó la Campaña de Alfabetización, pivote de la conciencia pancaribeña de un importante grupo de intelectuales reunidos en el grupo Nuevo Mundo.

Rodríguez Derivet lamentó que esa «intelectualidad poderosísima» no haya encontrado una justa difusión de su pensamiento y obras, definitorias en el anhelo común de reinterpretar el Caribe a partir de unas de las armas más poderosas de la región: nuestra espiritualidad.

Destacó además la convicción que le manifestó Girvan en varios encuentros de que la Revolución y su líder Fidel Castro han mantenido su significación como ícono de independencia y unidad para los pueblos del área, motivación que se acrecienta a partir de la resistencia del pueblo cubano —ante las dificultades económicas originadas tras la caída del campo socialista y del bloqueo norteamericano que desafía toda lógica política, económica y social— y que solo alcanzó a definir como un milagro en la era moderna.

El embajador de Colombia en Cuba Dr. Gustavo Adolfo Bell Lemus pronunció las palabras de elogio para el escritor Gabriel García Márquez, a quien calificó como el colombiano que ayudó a «redescubrir nuestra identidad caribeña».

Bell Lemus basó su intervención en experiencias personales relacionadas con las lecturas de las obras del Gabo, en especial de su novela cumbre Cien años de soledad, la cual bordea esa mirada del Nobel de Literatura a una región diversa en cultura y rica en materia de solidaridad.

Es que como el diplomático sentenciara, «con García Márquez iniciamos los colombianos ese tránsito de la soledad a la solidaridad, y que tan bien describiera Alejo Carpentier».

Una Sonia Silvestre interesada en el folclor de su país y en la herencia africana dibujó Dagoberto Tejeda Ortiz, director del Instituto Dominicano de Folklore.

«Sonia se sentía caribeña, cubana, mexicana, y eso la hizo trascender porque no quiso claudicar con la comercialización», resaltó Rodríguez, al tiempo que destacó la relación de la cantante dominicana con Cuba y Venezuela y su alto compromiso con una estética artística que respetaba las raíces más auténticas de la música regional.

Al intentar hacer una suerte de definición de Luis Carbonell, otro de los homenajeados, el periodista y escritor Reinaldo Cedeño lo catalogó como «un artista total» y remarcó su orgullo por su ascendencia santiaguera, quizá por esa suerte de axioma de que la Patria, antes de ser conciencia, asoma por el pequeño pedazo bajo el sol.

Para reverenciar a Juan Formell, se presentó la multimedia Aquí se enciende la candela, editada por Cubarte. José Luis Prado, uno de los artífices del proyecto, mostró el ambicioso producto que compila música, videos y artículos en lo que definió como una «crónica digital» de los Van Van.

En la jornada también trascendió el encuentro de Fernando Rojas, viceministro de Cultura, con intelectuales, artistas e invitados al encuentro caribeño y el tradicional Desfile de La Serpiente que colmó la céntrica calle Aguilera desde Plaza de Marte hasta el Parque Céspedes, en lo que representa el recibimiento popular a las delegaciones que asisten cada año al Festival.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.