Un libro que defiende la vida

Con estrellas en los ojos, libro presentado en la Feria del Libro en Isla de la Juventud, abre las puertas al dolor familiar de personas con VIH SIDA

 

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— Con estrellas en los ojos no es un texto para disfrutar, pero sí para despertar la sensibilidad humana y el espíritu solidario con aquellas personas que, por error o mala ventura, fueron «sentenciados» por el virus del VIH SIDA.

Así define su libro Jorge Luis Garcés, escritor pinero que presenta este título en la versión local de la 24 Feria del Libro y la Literatura en Isla de la Juventud, con 75 páginas de coloquios y testimonios de los protagonistas que mediante entrevistas, cuentos y poesías pone al descubierto una realidad, muchas veces evitable, pero lamentablemente desgarradora.

Con estrellas…, de la editorial Ácana, de la provincia de Camagüey, más allá de las historias de dolor y muerte, el autor pretende, además, promover como estilo de vida la solidaridad con estas personas, por ser un valor horizontal y que implica respeto mutuo, como lo definió el escritor uruguayo Eduardo Galeano (1940-2015).

«Apelé a mi sensibilidad como ser humano y fue muy duro al principio conocer las historias marcadas por el dolor que produce la irresponsabilidad y los cantos de sirenas que entrampan a los adolescentes.

«El libro es una vía para sensibilizar a todo el mundo con estas personas. Reflejar mediante la literatura a los personajes más allá de los protagonistas. Crear una especie de espejo a través del cual los lectores pudieran reflexionar que esa realidad, también pudiera ser propia si se juega con el destino.

«Considero este texto como un canto a la vida, una demostración de unidad en torno a las personas enfermas para que no se sientan solas; es además un llamado a la comprensión y ayuda, a la familia, a los amigos, a los vecinos y a la sociedad en general, como un mensaje de aliento, de alerta.

«Fue una experiencia muy positiva y reconfortante ya que me permitió confirmar que existen circunstancias en la vida que te llevan a tomar decisiones equivocadas, al punto de casi poder «oler la muerte» y eso no se quiere para uno mismo. Entonces te das cuenta que todavía estás a tiempo, que se puede salvar la vida», acotó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.