Cumplir la política cultural en todos los espacios, sean estatales o no

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, participó en los debates de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, que analizó el cumplimiento de la política cultural del país en los espacios públicos

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Cuba tiene una sola política pública cultural que es la que ha construido la Revolución a lo largo de más de medio siglo y que se debe aplicar y cumplir en todos los escenarios, sean estatales o no, aseguró el miembro del Buró Político del Partido, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en los debates de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Al intervenir en la jornada de trabajo de la Comisión que analizó el cumplimiento de la política cultural del país en los espacios públicos, Díaz-Canel Bermúdez subrayó que la única sociedad que puede resolver los problemas que aún persisten en este sentido es la nuestra, sobre todo aprovechando su manera de hacer gobierno desde la base y con la participación democrática y plural que nos caracteriza.

Con una incoherencia entre el debate y la acción no vamos a resolver las deficiencias que tenemos en este asunto, pues por un lado somos muy culto y por el otro no cumplimos con lo establecido, expresó el Primer Vicepresidente, quien señaló que la mejor manera de resolver las deficiencias que existen es acercar más el debate a las acciones, pues aunque se ha hecho, a veces no actuamos en correspondencia con lo establecido.

Díaz-Canel Bermúdez apuntó que se necesitan acciones de gobierno y participación, de buscar espacios para que las personas digan cómo quieren sus actividades, evalúen lo que se hace y trabajen de conjunto en el diseño de las mismas, y reiteró el papel que desempeñan la familia, la escuela, la comunidad y fundamentalmente las instituciones, en el encargo que tienen en tales propósitos.

En ello coincidió también el diputado Abel Prieto Jiménez, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quien afirmó que debemos insistir en la intencionalidad de lo que se promueve en los espacios públicos, sobre todo en los diversos programas de radio y televisión, donde no podemos abrazar la cultura norteamericana, sino lo que responda a patrones de vida o intereses personales del cubano.

Tenemos que defender la calidad, lo genuino, lo auténtico frente a la idea de que la cultura es una mercancía, que lo yanqui es lo moderno, frente a lo hegemónico, y tenemos que defenderlo desde la unidad y en ello no podemos olvidar los símbolos y las imágenes, pues hoy muchas personas asumen ídolos que nada aportan a su crecimiento espiritual, expresó.

Prieto Jiménez dijo además que es necesario utilizar la ciencia para saber por dónde vamos y crear modelos culturales asociados a la calidad, para tener un pueblo que no solo sea instruido sino también culto, como demandan los tiempos actuales y los nuevos escenarios a los que nos enfrentamos dentro del mundo cultural.

Varios diputados insistieron en temas como la ausencia de buena música en los espacios gastronómicos y quién controla que se divulga en los espacios recreativos o en el transporte urbano, alejarnos de la idea que de cultura es solo música, y saber que muchos contenidos audiovisuales están asociados a la banalidad, así como la necesidad de hacer un diagnóstico certero desde la base sobre los gustos y las preferencias de la población.

En los debates también intervinieron Julián González Toledo, titular de Cultura; representantes del Instituto Cubano de Radio y Televisión y del Ministerio de Comercio Interior, y asistió como invitado Miguel Barnet Laza, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.