Premio tras las cámaras

Protagonistas del programa N3P, noticiero infantil de la televisión local Islavisión que alcanzó este año el segundo premio en un Festival Internacional de programas infantiles, hablan de sus experiencias

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud. — La profesionalidad, el amor y la calidad de realizadores de televisión en Isla de la Juventud llevó al noticiero para niños y adolescentes N3P a merecer el segundo premio en el apartado No Ficción para infantes de 12 a 15 años, en el Festival comKids Orix Jeunesse Iberoamericano 2017, con sede en Brasil.

Este galardón coloca al canal Islavisión en un sitio privilegiado a nivel internacional; pues en el evento participaron 168 producciones audiovisuales de reconocidas televisoras del mundo, y Cuba se incluyó por primera vez.

El Festival, cuya primera edición fue en 2011 —según su página oficial en Facebook—, pretende incentivar la creatividad y la innovación dedicadas a la infancia y facilita espacios de debate para la creación de repertorios variados para niños y adolescentes. En ese contexto y con la alegría del reconocimiento, JR dialogó con los protagonistas de N3P.

Génesis

Francisco Leyva Ferrer, alias Picky, director del programa premiado, es de los que piensan que estar informado es uno de los derechos del ser humano, «pero para que los adultos sean capaces de formarse un criterio propio ante las más disimiles noticias, es necesario educarlos desde la infancia», subrayó.

Este joven profesional asegura que «acercar a los más pequeños a historias de vida, de lugares, de fenómenos; actualizarlos sobre tecnologías y diversos temas del mundo que los rodea, en un lenguaje ameno y familiar, es regalarles un tesoro de conocimientos» dijo.

Como referente inicial de esta revista informativa para niños, Picky señala a La Edad de Oro escrita por José Martí, «ahí se leen historias de vida, reportajes, cuentos, y aun con los escasos recursos de comunicación con el público existentes entonces, se les daba la oportunidad a los niños para que comentaran y escribieran a la revista.

«Otras inspiraciones aparecieron en las publicaciones Zunzún, Pionero, el suplemento infantil del semanario local Victoria, y en Nuestro Tiempo, un “esbozo” de noticiero para niños ya desaparecido hace cinco años en el telecentro.

«Por otra parte, estar separado 62 millas náuticas del territorio nacional, nos hace poseedores de una sensación de lejanía, por lo que es común la percepción de que no sucede nada nuevo y que la información relevante está afuera.

«Sin embargo, existe “mucha tela por donde cortar” aun cuando pueda parecer que todo está dicho; la vida de los niños no se circunscribe a la vida pioneril y a los proyectos —también escolares— de recogida de materias primas, acciones de saneamiento y el autofocal. La vida de un niño va más allá de la escuela y sus únicos logros no son las notas.

«Y así nació N3P, con un enfoque “niñocéntrico”, ya que los receptores, en este caso los niños, quieren y necesitan ser entes activos en la producción televisiva, proponer temas, escribir sus propias historias de vida, investigar problemas que los afectan en su comunidad o escuela y denunciar las indisciplinas sociales», explica.

Experiencia personal

Natalie Rodríguez Hernández, locutora de 14 años, estudia guitarra en la escuela de arte Alberto Luberta Noy y aseguró a JR que en la locución encuentra una forma de expresarse con muchas personas al mismo tiempo, «cuando trasmites mensajes de interés también aprendes.

«Empecé desde niña en la radio con el programa infantil Despertar la fantasía y más tarde entré a la televisión en el programa Quiero saber más, una especie de noticiero infantil con otras secciones.

«Para iniciar este proyecto (N3P) recibimos preparación en periodismo y locución, eso nos ayudó mucho porque las grabaciones son fuera del estudio y la gente te mira.


Natalie: «si pudiera conducir un programa y tocar la guitarra al mismo tiempo, entonces sería la profesional más feliz del mundo». Foto: Cortesía de Islavisión

«Me ha servido mucho ser parte del colectivo de este programa porque las personas ya me conocen en la calle, además, tratamos y sugerimos temas y le agregamos experiencias propias y de algunos amigos.

«Siento que es muy importante lo que hacemos porque educa y enseña a los niños a enfrentar futuros problemas en la sociedad y dentro de la familia. Todos en el colectivo nos llevamos bien, el director y el resto del equipo nos ayudan mucho. Es un orgullo obtener un premio, no lo esperábamos, pero es la evidencia de que lo estamos haciendo bien.
 «Estoy muy contenta, es como cumplir un sueño personal, yo quiero ser guitarristas y locutora, no me decido todavía, pero si pudiera conducir un programa y tocar la guitarra al mismo tiempo, entonces sería la profesional más feliz del mundo.

Producción

Zaralis Rodríguez Zaldívar, productora del programa, es del criterio de que vale la pena. «Aunque trabajar con niños es muy complicado porque son inquietos, lograr que se comuniquen entre ellos a través de la televisión es uno de los méritos de este programa», comenta.

Sergio Rivero Carrasco, director del telecentro Islavisión, reconoce el impacto positivo de N3P a partir del uso apropiado del lenguaje típico de ese grupo etario, la variedad de temas y la profesionalidad de los realizadores.
 «La lógica del noticiero es presentar temas y sugerir todas las variantes de respuesta. Es, además, una manera de acercar a los niños la realidad del territorio y visualizar los logros de la Revolución en un lenguaje asequible, ameno y a tono con los códigos de las nuevas generaciones», dijo.

Asimismo, informó que el programa se trasmite una vez a la semana, y la prueba inicial fue el 4 de abril de 2016. «Con nuestros recursos, que no son muchos, tenemos un programa digno, sencillo y útil. Este es un noticiero diferente», reconoció.

Rivero Carrasco significó el privilegio para el canal territorial Islavisión de que uno de sus programas más jóvenes, realizado por jóvenes, alcanzara un lauro internacional.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.