Noches estrelladas junto al cine francés

Por estos días, las salas de cine de 11 provincias del país acogen las proyecciones del Festival de Cine Francés en Cuba, el cual continuará hasta el 22 de abril

Autor:

Alejandro A. Madorrán Durán

El Festival de Cine Francés constituye uno de los momentos más esperados del calendario cinematográfico en la Isla. Quizá sea la muestra de cintas extranjeras más atractiva por la calidad y variedad de sus propuestas, por la numerosa delegación de actores, realizadores y productores que nos visitan, y por el intercambio cultural que propicia entre ambas naciones.

Millares de espectadores acuden cada año a las salas de cine de las 11 provincias del país en las que se exhibe lo mejor y más actual del celuloide galo, en una gran celebración organizada por los especialistas del proyecto francés Cinemanía, el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), la Cinemateca de Cuba, la Alianza Francesa y la Embajada de esa nación europea. 

Esta edición 21, que se extenderá hasta el 22 de abril, no es la excepción. Se podrán apreciar 15 largometrajes de estreno, varios de ellos divertidas comedias e intensos dramas; dos clásicos restaurados del director de la Nouvelle vague Jean-Luc Godard (Pedrito el loco y El desprecio), tres filmes en homenaje a la reconocida actriz Jeanne Moreau (Jules y Jim, Ascensor para el cadalso, Mr. Klein), y cuatro cintas que evocan los convulsos días de mayo del 68 en Francia (Lejos de Vietnam, Mal genio, Milou en Mayo, y El otro Cristóbal).

De manera especial, este año participa la centenaria productora y distribuidora francesa Gaumont, la cual, además de presentar aquí varias cintas con su sello, propone, por primera vez en el continente americano, la exposición Gaumont, desde que existe el cine.

La muestra, ubicada en tres sedes, los cines Chaplin, La Rampa, y 23 y 12 en La Habana, evoca a través de las imágenes y el sonido igual número de períodos de la historia del celuloide recogidos por esa importante casa. El primero comprende desde el cine mudo hasta el surgimiento de las películas dobladas en la década de los años 30 del siglo XX; el segundo hasta 1974, momento de la compra por parte del actual presidente; y el tercero hasta la actualidad.

Resulta igualmente significativa la presencia de la delegación francesa, que como cada año está encabezada por los cineastas Christophe Barratier y Nouredine Essadi, fundadores del Festival y del proyecto Cinemanía. También ha sido aplaudido el regreso a Cuba del conocido actor de comedias Pierre Richard (El rubio alto del zapato negro), quien presentó este sábado el filme En lugar del Sr. Stein, de Stephane Robelin, que se volverá a proyectar este domingo, a las 5:00 p.m., en el Yara.

En el filme, Pierre interpreta a un hombre «de 75 años, viudo y jubilado, quien no sale de su casa desde hace dos años. Poco a poco, descubre las alegrías de internet gracias a Alex, un joven contratado por su hija para enseñarle los conceptos básicos de computación. En un sitio de citas, una hermosa joven, Flora63, le ofrece una primera cita», según nos la presentan sus productores.

Asimismo, asiste a la muestra la reconocida directora Claire Denis, quien compartió con los presentes el jueves en el Chaplin durante el estreno de su largometraje Un sol interior, el cual narra la historia de Isabelle, una madre soltera y artista, que busca el amor verdadero y solo encuentra decepciones, según reza su sinopsis. La película estará en cartelera el sábado 21, a las 8:00 p.m., en La Rampa.

Sobre una mujer «fuerte, bella, y que ama dominar las cosas», también trata la película Algo celosa, de Stéphane Foenkinos y de su hermano David, quien viajó hasta la Isla. Según comentó este último a la web Sprit Cine, el personaje principal Nathalie Pecheux (Karin Viard) a sus 50 años se encuentra en un momento de fragilidad, su exmarido tiene una nueva relación amorosa, su hija es una sublime bailarina, y ella comienza a sentir celos de todos.

«La película aborda un tema sicológico como es la transformación de esta mujer y a la vez resulta una fuente de situaciones de comedia», comentó David sobre Algo celosa, que fue estrenada el sábado en el Chaplin, y se proyectará en el cine Yara el miércoles 18 a las 5:00 p.m.

Otro de los directores que han aterrizado en La Habana es el joven Mehdi Idir, quien presentará hoy, a las 5:00 p.m., en el Chaplin, su ópera prima Paso a paso, codirigida con el también debutante Fabien Marsaud, conocido como Grand Corps Malade o Gran cuerpo enfermo. Idir, bailarín de hip hop devenido realizador audiovisual, refirió en conferencia de prensa que es un privilegio encontrarse en Cuba y que agradece la confianza de la casa Gaumont para distribuir su cinta.

Paso a paso relata la historia de Benjamin, un deportista de 20 años quien ha quedado tetrapléjico después de zambullirse en una piscina insuficientemente llena. Está inspirada en la historia real de Fabien Marsaud, también escritor y poeta, quien sufrió igual accidente y narra todo el proceso de rehabilitación en el centro de salud y su reinserción social.

El comediante y guionista franco-argelino Kad Merad también se sumó a la delegación del Festival. Este viernes 13 estuvo en el estreno de la cinta La melodía, del director Rachid Hami, la cual nos acerca a la historia de un profesor de violín (interpretado por Merad) que se encuentra en un momento delicado de su carrera y de su vida, y que conocerá a Arnold, un niño tímido, pero apasionado y talentoso con ese instrumento.

A propósito de cómo fue concebida esta historia, su director comentó al sitio colombiano Semana: «Surgió a partir de mi experiencia personal. Yo seguí durante más de dos años el programa Démos de la Filarmónica de París, una orquesta en donde los protagonistas son los niños, y eso me inspiró a crear esta película. También me interesaba crear personajes como Simón, el profesor, pero no quería que fuera el típico profesor superhéroe que llega a salvar a los niños. Quería que la historia estuviera en los dos sentidos; que él también pudiera sacar algo y aprender de esa experiencia».

Más estrenos

Con la película La fiesta de la vida, de los reconocidos guionistas y directores Olivier Nakache y Eric Toledano, autores del exitoso título Intocable, fue inaugurado este 21 Festival de Cine Francés el pasado miércoles 11 de abril en un repleto cine Chaplin. En representación de esa cinta viajó a Cuba el actor Jean-Paul Rouve, quien asume el rol de un fotógrafo, cascarrabias, poco disciplinado y en busca de nuevas aventuras amorosas, que es contratado por Max (interpretado de manera excelente por Jean-Pierre Bacri) como parte del equipo organizador de una fastuosa boda en un castillo francés del siglo XVIII, cuya celebración afrontará disímiles contratiempos…

Escena de la comedia La fiesta de la vida, de Olivier Nakache y Eric Toledano.

Interpretada además por actores reconocidos en Francia como Vincent Macaigne, Kevin Azaïs, Gilles Lellouche, entre otros, La fiesta de la vida es una comedia que de manera coral refleja las particulares historias de los novios y de varios integrantes de la compañía de fiestas que dirige el mencionado Max.

«Esta película nace en el contexto bastante fatigoso de 2015. Olivier y yo estábamos quizá un tanto tristes y sentimos la necesidad de ir hacia algo más festivo. La meta estaba en reír, en pasarla bien al tiempo que describíamos las peculiaridades de la sociedad en la que vivimos», comentó Eric Toledano a la página web ABC Guionistas sobre su cinta que podrá ser apreciada el próximo sábado 21, a las 8:00 p.m., en el cine 23 y 12.

120 pulsaciones por minuto es otro de los filmes que podrán disfrutar los cinéfilos cubanos (sábado 21, a las 8:00 p.m., en el Chaplin). Muy recomendada gracias a haberse coronado con el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes y haber sido seleccionada por Francia para los Premios Oscar 2018, la película dirigida por el realizador marroquí Robin Campillo (Planetarium, Chicos del este), aborda la labor de un grupo de jóvenes activistas, el Act Up, que a principios de los 90 actuó a favor de generar conciencia en la sociedad francesa sobre los peligros del sida, y de igual manera eliminar los prejuicios y la discriminación a las personas portadoras de ese virus.

En los estrenos también se contempla El reencuentro, de Martin Provost, en cuya proyección estuvo presente la actriz Audrey Dana. Este título se volverá a exhibir el miércoles 18, a las 5:00 p.m., en el cine Acapulco. También integran esta programación El viñedo que nos une, de Cédric Klapisch, (domingo 15, 5:00 p.m.); el documental ¡Lumiére! Comienza la aventura, de Thierry Frémaux (miércoles 18, 5:00 p.m.); el drama El amante doble, de François Ozon (domingo 15, 8:00 p.m.), todos en cartelera en el cine Chaplin.

Completan la lista, y serán proyectados en el mismo cine,  el largometraje de animación Ballerina, de Éric Summer (domingo 22, 5:00 p.m.); Nos vemos allá arriba, de Albert Dupontel (jueves 29, 8:00 p.m.); Bárbara, de Mathieu Amalric (jueves 19, 5:00 p.m.); y el documental Las películas de mi vida, de Bertrand Tavernier (viernes 20, 8:00 p.m.).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.