Remeros cubanos mantienen esperanzas de ser finalistas en Campeonato Mundial

Autor:

José Luis López

Ismaray estuvo cerca de la final A. Foto: Angelito Baldrich Cuba aún mantiene esperanzas de ubicar al menos un bote en una final A del Campeonato Mundial de Remo, si hoy las paletadas del doble par ligero integrado por Junior Pérez–Eider Batista se hacen sentir en el lago Dorney, de la ciudad británica de Eton.

A tales efectos, Pérez y Batista tendrán que remar con fuerza para rubricar una «proeza» en un heat semifinal muy duro, en el cual intentarán alcanzar uno de los tres boletos, máxime si la víspera, en enconadas porfías, les fue ajena la final a nuestros principales remeros: Yoennis Hernández, en el single abierto, e Ismaray Marrero en el single ligero.

El multicampeón panamericano parecía encaminado a incluirse en la discusión de medallas al cruzar entre los tres primeros en los 1500 metros —se rema siempre a la distancia de 2000—, pero un repunte del local Alan Campbell en el último tramo lo sacó de la tercera posición por apenas un segundo, 6:47.43 minutos el británico por 6:48.54 el cubano.

Mientras, Ismaray Marrero se mantuvo en el trío de vanguardia hasta los 500 metros decisivos, cuando se produjo un electrizante remate de la suiza Pamela Weisshaupt, que pasó del cuarto lugar al primero del heat, con lo cual la nuestra quedó fuera de la clasificación.

Por su parte, la espirituana Mayra González, en el single abierto, concluyó sexta en una de las regatas de mayor calidad de la jornada, donde tres estelares alcanzaron los cupos: la checa Mirka Knapkova, la francesa Sophie Balmary y la rusa Julia Levina.

En esta justa universal participan más de mil remeros de 64 naciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.