Juegan Cuba y Estados Unidos hoy en la final del Preolímpico

Ambos equipos ya tienen garantizados los boletos hacia Beijin 2008.

Autor:

Raúl Arce

Duvergel una adquisición relevante. Foto: Alex Castro Tal como imaginamos, Cuba y Estados Unidos llegan al partido de clausura del III Preolímpico de Béisbol de América con los pasajes hacia Beijing 2008 firmemente apretados en los bolsillos, así que esta noche solo pondrán en juego su amor propio.

Fue durante la penúltima fecha, el domingo, que una y otra escuadras satisficieron a sus parciales, de cara a la última cita que cobijará bajo sus aros al deporte que nos apasiona.

Pocas veces un equipo abandonó el terreno con cuatro hits en las hojas de anotación y fue sin embargo tan convincente en su victoria. Eso hizo Cuba, que debió enfrentar a un «agente especial» despachado hacia La Habana unas horas antes: el zurdo Oscar Rivera.

El tirador se esforzó cuanto pudo, pero siempre que su recta se levantó sin control, cada vez que sus curiosos rompimientos se negaron a describir filigranas, allí surgieron los maderos criollos, restallando contra la blanquísima Mizuno.

Tres cuadrangulares y un doblete fueron suficientes para sentenciar el partido, porque la ofensiva visitante quedó varada en el Distrito Federal, olvidada por los agentes de la aduana que habían despedido con justificado optimismo a Oscar Rivera.

ADIEL PALMA, TAL VEZ

Aunque el alto mando de los cubanos anunció a Adiel Palma como abridor frente a Estados Unidos, no me extrañaría que un análisis más prolongado conduzca a modificar la decisión.

El zurdo cienfueguero es un as del béisbol actual, y solo el descanso relativamente breve de que ha dispuesto —lanzó seis entradas contra Colombia el 25 de agosto, con 11 ponches y tres bases; otras 6,2 frente a Venezuela, el 1ro. de septiembre, con 12 abanicados y tres boletos— podría hacer mella en su forma física.

También es cierto que Pedro Luis Lazo se mantiene ojo avizor, «y todos los demás están listos», como afirmara Rey Vicente Anglada, el mentor que primero mostró sus dotes en casa y ahora las ratifica paso a paso en el concierto internacional.

De su lado aparece, además, una ofensiva muy bien estructurada, con todo y que el mexicano Rivera, aunque abrumado por la cálida noche del Caribe, le haya arrebatado 42 puntos a Giorvis Duvergel —y con ellos el liderazgo de los bateadores—, y a pesar de que el equipo Cuba haya cedido 26 unidades ante el propio tirador azteca.

EL RIVAL

El más reciente triunfo de EE.UU., el que los catapultó hacia Beijing, China, tuvo una pizarra de 11-5 a expensas de Panamá.

Así se abren para esa nación las puertas de la Olimpiada por primera vez desde que el manager Tom Lasorda los condujera al título de Sydney 2000. Mike Kinkade, el hombre que defenderá la tercera base hoy en el Latinoamericano, integró la nómina de hace seis años, y el domingo fue el único regular estadounidense que no bateó de hit contra los panameños.

Por añadidura, el pleito, retrasado 45 minutos a causa de la lluvia, fue el primero en La Habana —desde que debutaran ante Canadá, el 26 de agosto— en el cual los de las barras y las estrellas no pegaron al menos un jonrón.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.