Mayor calidad de pelota contradice la pobre ofensiva

Conexión, la pelota con la que se juega actualmente, se cose por operarios con mayor experiencia y sus componentes vienen de China, donde se gestan las mejores pelotas para las ligas del orbe

Autor:

Raúl Arce

Yoandry Urgellés, del equipo Cuba, bateaba .421, con cinco dobles y un jonrón al cabo de la primera semana. Foto: Juan Moreno Hurgo en el diccionario por la palabra conexión y encuentro, entre otras acepciones, que es la acción y efecto de conectar. Y conectar, entre varios significados, tiene el de enlazar aparatos o sistemas, de forma que entre ellos pueda fluir algo material o inmaterial, como agua, energía, señales, etcétera...

Pero Conexión, en nuestra Serie Nacional, es la blanquísima pelota tras la cual corren, en vez de niños, personas muy responsables, como los miembros del equipo Cuba, y caballeros maduros, que tal vez hayan peinado su primera cana, léanse Orestes González, Carlos Yanes, Yovany Aragón o Luis Campillo.

Y he aquí que la Conexión, entre los dedos de esos estelares del montículo, se ha convertido, en los albores de la temporada, en un arma casi imposible de golpear.

¿Por qué se hace difícil conectar la Conexión?

Según informes de la Dirección Nacional de Béisbol, la pelota actual es superior a la del torneo anterior, pues consta de los mismos materiales, pero los operarios que la cosen disponen ahora de mayor experiencia.

Sus componentes —incluida la piel de vaca que las recubre— vienen de China, allí donde se gestan las mejores pelotas de todas las ligas del orbe.

Un experto arguyó, como causante del declive ofensivo, el cansancio que acusan los integrantes del equipo Cuba. Pero 24 jugadores mundialistas, 10 de ellos lanzadores, son poca monta en un torneo de 512 participantes.

¿Crecerá, no obstante, el raquítico promedio ofensivo (.245 en general), con apenas la Isla de la Juventud obrando el milagro de sus .301, a pesar de la incapacidad de Metropolitanos (.176) y de Guantánamo (.169)?

¿Aumentarán los cuadrangulares, cuya media actual no llega a un gran batazo por partido (31 disparos por sobre las cercas, en 47 desafíos)?

Tiempo al tiempo. Y confianza en que la Conexión, hecha de vaca, adquiera en breve el brío de un purasangre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.