Destacan actuación de boxeadores juveniles cubanos

El santiaguero Albert Portuondo se convirtió hoy en referencia para este deporte en el Campeonato Nacional de boxeo Playa Girón

Autor:

Raiko Martín

En las gradas se añoran los golpes fulminantes. Foto: Franklin Reyes

SANCTI SPÍRITUS.— Después de la buena demostración del ahora ligero Yordán Frómeta, el santiaguero Albert Portuondo se convirtió también en referencia del mejor boxeo juvenil cubano al debutar con una victoria de 5-0 sobre el villaclareño Daniel Pedroso, en duelo correspondiente a la división de 57 kilogramos del Campeonato Nacional de boxeo Playa Girón que se desarrolla en esta provincia.

En lo adelante Portuondo tendrá la difícil tarea de avanzar en el organigrama de una división muy competitiva, que reúne a hombres del calibre del olímpico Luis Franco y el guantanamero Iván Oñate, quienes al cierre de esta edición protagonizaban uno de los más esperados pleitos del torneo.

La jornada de este miércoles fue también favorable para otros miembros de la preselección nacional juvenil. Así, Wilfredo Pedroso (VCL) —hermano de Daniel— salió airoso frente a Adrián Lescay (MTZ) y Hendir Jorge Fonseca (GRA) aventajó cerradamente a Eldris Terrero (IVJ) también entre plumas. Además, Juan C. González (VCL) venció a Carlos Naranjo (MTZ) en los 69 kilos.

NOSTALGIA POR LOS KO

Aunque mucho gustan las peleas reñidas y de constantes intercambios, todos los amantes del boxeo se acomodan siempre en el graderío con la esperanza de presenciar ese demoledor golpe que estremece y liquida, cada vez más escaso en el ámbito amateur, donde —por fortuna— la salud del hombre vale más que cualquier espectáculo.

Pero por raros que parezcan hoy esos letales «martillazos», la afición que sigue esta 46 versión del Campeonato Nacional Playa Girón ya puede sentirse agraciada después del potente recto con que el superpesado capitalino Max Robert Alfonso anestesió al habanero Abdiel Masa, sin dudas el golpe más potente de cuantos se han conectado en lo que va de torneo.

Los numeritos dicen que en la edición de 2004 solo dos combates terminaron de forma fulminante, y desde entonces hasta la fecha se registró un solo RSCH por certamen, así que este Playa Girón ya tiene esa asignatura aprobada.

Mas, las futuras presentaciones de Alfonso y otras de recios pegadores como su coterráneo Osmay Acosta, o el veterano Isael Álvarez —dueño del más cercano puñetazo demoledor en estas lides— no dejan morir las esperanzas de volver a degustar por estos días lo que más impresión causa dentro de un ring de boxeo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.