¿Un toletero con 45 jonrones?

Autor:

Raúl Arce

Pánico en la lomita. Ojos que se cierran cuando la blanquísima pelota sale rechazada por la majagua, el fresno, el arce o cualquier otro madero: 127 bolas japonesas Mizuno, del modelo 150, han abandonado, presurosas, los límites del terreno.

El santiaguero Alexei Bell, al cabo de diez juegos de su equipo, le ha dado la vuelta al cuadro en cinco ocasiones.

Cuatro veces lo han hecho el pinareño Yosvany Peraza, los granmenses Alfredo Despaigne y Yoenis Céspedes, el camagüeyano Leslie Anderson, así como el espirituano Liván Monteagudo, con una excepción, a favor de este último, porque su conjunto selló un choque con Villa Clara, cuando transcurría el primer tercio de actividad.

Además, cinco peloteros tienen tres batazos sin fin en su expediente. Una sencilla ecuación nos llevaría a concluir que, si faltan nueve veces más partidos de los que se han jugado, para completar el calendario de 90 programas clasificatorios, el actual líder jonronero, Alexei Bell, podrá ganar su placa con ¡45 bambinazos!

Son pocas las posibilidades de que el santiaguero, o cualquiera de sus estrechos escoltas, prolonguen semejante ritmo, pensará el lector, asistido de toda la razón del mundo.

Pero las cifras son tan generosas, que el monarca de la Serie Nacional 2007-2008 debe rubricar una producción bien cercana a los 30 jonrones, para hacer palidecer los 20 del anterior torneo.

Por lo pronto, estaremos atentos a lo que hagan los arriba mencionados. Varios fueron miembros de la más reciente selección Cuba, otro ya militó en tan selecto grupo, y pugna por regresar, y alguno se proyecta con méritos para discutir en breve una plaza.

Hasta anoche se disputaron 79 choques, de los 720 del programa, y la progresión de cuadrangulares es de 1,61 por partido.

Quiere esto decir, en puridad, que usted saldrá complacido dada vez que se siente a presenciar un juego, porque al final presenciará como una bola, por lo menos, se difumina en la distancia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.