Declaración del presidente del Comité Olímpico Cubano en contra de la campaña para sabotear los Juegos de Beijing - Deporte

Declaración del presidente del Comité Olímpico Cubano en contra de la campaña para sabotear los Juegos de Beijing

José Ramón Fernández se refirió a la importancia que Cuba le concede a los Juegos durante la XVI Asamblea General de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales, con sede en la capital china

Autor:

Juventud Rebelde

El Comité Olímpico Cubano, al igual que el Gobierno de la República de Cuba, acogió con beneplácito la designación de la República Popular China como sede de los XXIX Juegos Olímpicos, al tiempo que hará su modesta contribución al éxito y a la lucidez de los mismos.

Esta decisión constituyó un merecido reconocimiento del Comité Olímpico Internacional a la labor desplegada por China dentro del movimiento deportivo internacional, a su incuestionable prestigio y a sus innegables éxitos en el olimpismo mundial.

Tal como expresó en su Declaración para la familia olímpica el Presidente del Comité Olímpico Internacional Dr. Jacques Rogge: "El haberle otorgado los Juegos Olímpicos al país más densamente poblado del mundo, le dará una apertura al olimpismo a la quinta parte de la humanidad"

El Comité Olímpico, el gobierno y el pueblo chinos a partir del conocimiento de ese acuerdo asumieron la magna tarea sin escatimar recursos ni esfuerzos, con insuperable espíritu deportivo y gran responsabilidad, adoptando importantes decisiones y acometiendo colosales obras encaminadas a garantizar las condiciones óptimas para las competencias y la estancia de los participantes en los Juegos. De ello son testigos la impresionante infraestructura deportiva creada y el empeño con que el país se ha dedicado a la organización de los eventos, al recibimiento y la atención de las delegaciones invitadas.

Es lamentable el papel que algunas ONGs y otras instituciones, personalidades y medios de prensa han asumido al sumarse a una campaña contra el país anfitrión e incluso alentar un pretendido boicot, en busca de objetivos ajenos al olimpismo y que afectan fundamentalmente a los atletas.

Esos mismos que pretenden vulnerar los más sagrados anhelos de los atletas, que constituyen el sujeto principal de los Juegos Olímpicos, son los que guardan un silencio cómplice frente a repudiables actos de que hoy son víctimas muchos pueblos del mundo o inventan supuestas amenazas para rehuir de las verdaderas amenazas que enfrenta la humanidad.

No se puede permitir que se pretenda imponer al movimiento olímpico y a la comunidad internacional la ley de la selva.

La República Popular China, tan soberana como indivisible, con su gloriosa historia, su cultura milenaria, un gobierno responsable y las virtudes que acompañan a su pueblo y a sus atletas, no podrá ser presionada ni chantajeada.

El Comité Olímpico Cubano condena enérgicamente la campaña destinada a minar la confianza internacional en la capacidad de la República Popular China para cumplir sus compromisos y organizar unos magníficos Juegos Olímpicos. Asimismo, expresa su más firme oposición a los intentos de inmiscuirse en los asuntos internos de China, al mismo tiempo que expresa su reconocimiento y total apoyo a los esfuerzos del Comité Olímpico, del gobierno y del pueblo chinos para garantizar el éxito de los Juegos de Beijing 2008.

José Ramón Fernández

Presidente del Comité Olímpico Cubano.

Beijing, 6 de abril de 2008

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.