Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010: pasaje a lo «desconocido»

Ya 23 equipos de todas las regiones del planeta han cubierto con fortuna el trayecto hacia el Mundial de fútbol del año entrante, cuando por primera vez se celebrará en el continente africano

Autor:

Raiko Martín

A pesar de siglos de civilización, África es —en muchos sentidos— una incógnita. En el ambiente futbolístico, la apuesta de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) de organizar su máximo torneo en varias ciudades sudafricanas, será la oportunidad de continuar «descubriendo» al llamado continente negro.

Emulando con aquellos primeros exploradores que se aventuraron en su geografía, ya 23 equipos han garantizado boletos para esta nueva aventura. ¿Cómo llegaron hasta Sudáfrica? A continuación les proponemos un vistazo a la ruta de cada uno hacia un torneo que, más allá de sus exóticos paisajes,  atraerá las miradas de millones de personas que viven con pasión el más universal de los deportes.

Bojeo a Sudamérica

Una vez más, diez países de la región sudamericana vivieron con pasión el sueño mundialista. Cada uno de ellos se jugó el boleto en 18 partidos de ida y vuelta frente a cada rival, y en medio de euforias e incertidumbres, los «históricos» terminaron por hacer la tarea.

Brasil, el más laureado de todos, encabezó la clasificación con 34 puntos, y si bien no fue el elenco más ganador (consiguió nueve victorias), apenas sufrió un par de reveses. Además, ninguno de sus rivales superó los 33 goles anotados por la selección «canarinha», y todos encajaron más de 11 goles.

Por detrás llegó Chile (33 puntos), que marcó su regreso a las citas universales de la mano del técnico argentino Marcelo Bielsa. El «Loco», quien fracasó con los suyos en el Mundial de 2002, dio forma a una generación de futbolistas, y los llevó a ganar diez partidos con 32 goles anotados, diez de ellos a la cuenta de Humberto «Chupete» Suazo, el máximo artillero de la región.

Otro estratega argentino, profeta fuera de su tierra, fue Gerardo «Tata» Martino, quien volvió a encauzar a Paraguay (33 puntos) hasta lo más selecto del mundo futbolístico. Los guaraníes nunca vieron su clasificación en peligro y volvieron a ser un equipo compacto que hizo inexpugnable su feudo en Asunción, donde sometió a Brasil y Argentina.

Todo lo contrario sucedió con los albicelestes, quienes vivieron en ascuas el último tramo de la carrera. Traumática resultó la incorporación del polémico Diego Armando Maradona al banquillo de Argentina (28), pues este nunca logró ordenar sus «estrellas» para conseguir una constelación ganadora. El «Pelusa» convocó a 78 jugadores, pero solo utilizó a 36 y nunca repitió una alineación.

Así, los dos veces monarcas mundiales tuvieron que sellar su pase directo con un agónico triunfo sobre Uruguay (24) en Montevideo, a siete minutos de cerrar la eliminatoria. El desenlace envió a los charrúas al repechaje con un equipo de la región de CONCACAF, y sepultó la esperanzas de Ecuador (23), al que le faltó gas para capitalizar sus buenas demostraciones a lo largo de la justa.

Una vez más Colombia (23) quedó con el sueño a flor de piel, mientras Venezuela (22) se consuela con haber concretado su mejor actuación en eliminatorias. Con dosis de decepción terminaron las presentaciones de Bolivia (15) y Perú (13), los dos últimos de la tabla.

Menos calor en Europa

La eliminatoria europea fue un poco más calmada y sin muchos espacios para las sorpresas, más allá de los sobresaltos sufridos por Portugal —y su estrella Cristiano Ronaldo— para no quedar fuera de la cita sudafricana.

La gran responsable de la agonía portuguesa fue Dinamarca, que regresa a los Mundiales después de dominar el grupo 1. Pero a su vez, los daneses fueron la tabla de salvación para Cristiano y compañía, pues en la penúltima jornada ahogaron con un triunfo las posibilidades de Suecia.

Así, los lusos se instalaron en zona de «repesca» y el Mundial perdió al sueco Zlatan Ibrahimovic, uno de los mejores delanteros del momento.

Entre lo más destacable en el Viejo Continente estuvo la impecable trayectoria de España, dueña del boleto directo destinado al grupo 5. Los ibéricos, para muchos la mejor selección del momento, vencieron en todas sus presentaciones y con ello igualaron la marca establecida por Brasil rumbo al Mundial de México 1970, y por Alemania camino a España 1982.

Inédita resultó la clasificación de Eslovaquia y la llegada a repechaje de Eslovenia, ambas enmarcadas en el grupo 3. Allí marginaron a una República Checa que hizo poco con el talento de una generación liderada por Rosiscky, Koller y Milan Baros.

También Holanda (grupo 9) cumplió con holgura sus propósitos y ganó todos sus compromisos, mientras Inglaterra (grupo 6), de la mano del italiano Fabio Capello, solo perdió cuando ya estaba asegurada, y fue la mayor goleadora con 34 tantos en diez partidos (nueve a la cuenta de Rooney).

Otros «ilustres» como Alemania (grupo 4) e Italia (grupo 8) también hicieron el grado sin perder, aunque con menos comodidad en su recorrido.

Los restantes agraciados con el boleto fueron Suiza (grupo 2) y Serbia (grupo 7), esta última dejando en la cuneta a Francia.

La selección gala será una de las cuatro «sembradas» para la serie de repechaje, pactada entre el 14 y 18 de noviembre, cuyos ganadores accederán al Mundial africano.

Las otras cabezas de serie, teniendo en cuenta su posición en la más reciente actualización del ranking de la FIFA, serán Portugal, Rusia y Grecia. En cambio, Bosnia, Eslovenia, República de Irlanda y Ucrania conocerán su destino mañana, en un sorteo que se realizará en la sede del organismo.

Un volcán en CONCACAF

En el área Norte, Centramericana y Caribeña también se cumplieron los vaticinios, y Estados Unidos (20 puntos) y México (19), con mayor o menor tranquilidad, aseguraron otra presentación en un Mundial de fútbol.

Los norteños se ratificaron como potencia regional, y con seis triunfos en diez partidos terminaron al frente de la fase final que reunió a los seis mejores equipos de la región.

Al final, resistieron el asedio de los mexicanos, quienes tuvieron un inicio tambaleante, pero cerraron a todo tren con triunfos frente a sus rivales más enconados.

Dramática resultó la definición del tercer clasificado directo, que finalmente se llevó Honduras (16), por mejor promedio de goles que Costa Rica (16).

Los «ticos» permitieron el empate de los estadounidenses cuando se jugaba el descuento del último partido de la ronda. Ahora tendrán a Uruguay en medio de su camino al Mundial, sin dudas un escollo muy difícil de superar.

África a punto

El continente que acoge su primer mundial aún no cuenta con todos sus concursantes definidos. Hasta el momento, además de los anfitriones, tienen asegurada su participación las selecciones de Costa de Marfil y Ghana, que ya aseguraron el primer lugar de los grupos D y F de la eliminatoria africana.

En la llave A, Camerún y Gabón se juegan el boleto en sus últimos partidos, pues los primeros apenas tienen ventaja de un punto. En el «pelotón» B, Túnez es el más cerca del boleto, pues aventaja por dos puntos a Nigeria con solo una fecha pendiente. Mientras, en el segmento C Egipto todavía conserva opciones matemáticas para borrar los tres puntos que lo separan de Argelia.

Asia y Oceanía

Un total de 43 naciones asiáticas —aquí la FIFA incluyó a Australia— se esforzaron por colocar a sus equipos en el próximo Mundial, y cuatro de ellas cumplieron sus objetivos.

Los australianos lo hicieron dejando a Japón el segundo cupo de su grupo, en tanto las dos Coreas se repartieron las restantes plazas.

Así, los futbolistas de Arabia Saudita y Barhein, terceros en cada agrupación, disputaron una serie definitoria, ganada por los segundos. Ese resultado les permitió jugar un repechaje contra Nueva Zelanda, vencedora en la eliminatoria de Oceanía.

El choque de ida terminó con un empate sin goles, y la vuelta, que se disputará a mediados de noviembre, definirá cuál de las dos naciones tendrá el privilegio de estar entre los 32 equipos aspirantes al título del próximo Mundial de fútbol.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.