José Godoy: el viejo genio de las alturas

Desde su aula al aire libre Godoy moldeó a saltadores como Hilda Fabré, Miguel Durañona, Richard Spencer, Juan Francisco Centelles y Javier Sotomayor

Autor:

Francisco Mastrascusa

Hace 20 años, el 13 de enero de 1990, el movimiento deportivo cubano lloró la muerte de José Godoy Sánchez, ejemplo de voluntad y amor a la tierra que lo recibió para siempre.

«El Viejo» Godoy era una persona que medía sus palabras. Fue un graduado en la Universidad de la vida y consiguió casi todo cuanto se propuso.

Amó al deporte y al atletismo en particular. A los 14 años implantó récord nacional juvenil con 1,75 metros en salto de altura. La discriminación y el hambre le impidieron ir más lejos.

Luego llegó el amanecer de la victoria y cambió su vida. Desde 1961, Godoy echó raíces en el colectivo de entrenadores de la preselección nacional de atletismo.

Desde su aula al aire libre moldeó a saltadores como Hilda Fabré, Miguel Durañona, Richard Spencer y Juan Francisco Centelles, hasta que dio con su alumno ideal.

En 1982 se hizo cargo de Javier Sotomayor, cuando el matancero medía 1,86 metros y su mejor marca era de 1,95. Ambos estaban lejos de pensar que el Soto se convertiría después en recordista mundial, tanto al aire libre como bajo techo, y que sus marcas llegarían vigentes al siguiente siglo.

La muerte sorprendió a Godoy con la gloria en sus bolsillos y 64 años de existencia. Así, con toda justeza, fue recientemente exaltado al Salón de la Fama del Atletismo centrocaribeño.

«¡Perdí al maestro, al amigo, a mi padre. Juré que en los Juegos de Barcelona conquistaría el título olímpico que él tanto añoraba para mí!», dijo entonces Sotomayor.

Veinte años después, el legendario saltador sigue sintiendo nostalgia porque «El Viejo» marcó su vida.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.