Estados Unidos empató con Eslovenia y apareció la polémica

Los eslovenos, uno de los equipos «pequeños» del torneo, estuvieron matemáticamente clasificados para octavos hasta poco antes del final

Autor:

Redacción Digital

Estados Unidos igualó 2-2 con Eslovenia este viernes tras el adelanto en el marcador de los europeos en la primera mitad 2-0, que estuvieron a punto de convertirse en el primer equipo del Mundial de Sudáfrica en avanzar a octavos de final.

Los eslovenos, uno de los equipos «pequeños» del torneo, estuvieron matemáticamente clasificados para octavos hasta poco antes del final. Michael Bradley, el hijo del seleccionador estadounidense, marcó el 2-2 en el minuto 82.

Eslovenia quedó no obstante en buen lugar con cuatro puntos, mientras que Estados Unidos queda con dos. Los otros integrante de este grupo, Argelia e Inglaterra, se enfrentarán más tarde.

Los dirigidos por Matjaz Kek dieron la campanada temprano, con un disparo desde 25 metros del volante Valter Birsa en el minuto 13 al que no pudo llegar Tim Howard en el arco estadounidense.

Los norteamericanos se fueron para arriba después. La gran estrella del equipo, el atacante Landon Donovan, mandó un disparo envenenado a la portería rival en el 17, pero el arquero Samir Handanovic rechazó con seguridad.

El equipo esloveno recuperó, sin embargo, terreno a partir de la media hora de juego. Estados Unidos tuvo algunas ocasiones de gol, la más clara poco antes de que acabara el primer tiempo, en el 41.

Clint Dempsey se internó por la derecha en el área y centró para Donovan, pero el defensa Miso Brecko despejó en última instancia.

Y en la réplica directa, Eslovenia marcó el segundo: tras un buen pase de Milivoje Novakovic, el atacante Zlatan Ljubijankic definió con seguridad frente a Howard en el minuto 42.

Donovan metió otra vez a Estados Unidos en el partido poco después de que el malí Koman Coulibaly pitara el comienzo de la segunda parte. El volante controló bien un pase largo de Steven Cherundolo y clavó la pelota con violencia bajo el travesaño en el 48.

Con los cambios de Maurice Edu y Benny Feilhaber, enviados a reforzar el mediocampo por el técnico Bob Bradley en el segundo tiempo, Estados Unidos empezó a mandar sobre la cancha en el tramo final del encuentro.

El alivio llegó sólo menos de diez minutos antes del final y de la mano del hijo del entrenador: Michael Bradley se estiró en el 82 para impulsar la pelota a las redes eslovenas con la punta de la bota.

Edu anotó una vez más apenas cinco minutos después, pero el árbitro había pitado antes un dudoso fuera de juego, ¿o falta?, tras un nuevo tiro libre de Donovan.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.