Conmemoran dos hitos del deporte cubano

Este domingo se cumplen 30 años desde que la guantanamera María Caridad Colón disparó la jabalina hasta los 68,40 metros en su primer intento.También el 25 de julio, pero cuatro años antes, Alberto Juantorena, ganó el título en los 800 metros en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, con tiempo de 1:43.50 minutos

Autor:

Francisco Mastrascusa

Dos hechos de trascendental importancia para el deporte cubano se conmemoran este domingo y sus protagonistas gozan del respeto y la admiración del pueblo.

Exactamente se cumplen 30 años desde que la guantanamera María Caridad Colón disparó la jabalina hasta los 68,40 metros en su primer intento, en el Estadio Lenin de Moscú. Aquella «leona escapada de la jaula», como escribió un afamado colega español, pasó a convertirse con apenas 22 años en la primera mujer cubana y de Iberoamérica en conquistar un cetro en Juegos Olímpicos.

Antes, durante y después del acontecimiento ha honrado los principios del abuelo mambí. Quizá por eso le costó trabajo decir adiós al deporte activo. «Para lo único que no estuve preparada fue para ese momento. No me acostumbro a ver el atletismo desde las gradas», me comentó Cacha hace unos días.

También el 25 de julio, pero cuatro años antes, otro compatriota convirtió en leyenda sus elegantes zancadas. Se trata de Alberto Juantorena, quien ganó el título en los 800 metros en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, con tiempo de 1:43.50 minutos, a la sazón récord para el evento.

«Ahí viene Juantorena con el corazón», dijo entonces Héctor Rodríguez para describir el remate final del santiaguero. Luego ganaría también en los 400 metros, algo que ningún otro corredor ha logrado repetir hasta ahora.

Juantorena también varió la historia del atletismo. En lo adelante los 800 metros dejaron de considerarse entre las pruebas de medio fondo para formar parte del área de velocidad.

La última bala

Este domingo finalizará el Campeonato Mundial de Atletismo en Moncton, Canadá. Cuba mantiene el tercer lugar del medallero con tres títulos, pero Ernesto Revé competirá en la final del triple salto y puede ampliar la cosecha.

El «canguro» cubano solo necesitó un intento para clasificar primero en su grupo con 16,25 metros. Ojo, porque el pasado mes brincó 16,73 metros en La Habana.

Por el otro segmento brilló el ruso Aleksey Fedorov (16,47). Este muchachón tiene marca personal de 17,10 metros, lograda el mes anterior en Moscú. Todo parece indicar que entre ambos estará el campeón.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.