Juveniles cubanos sin medallas en Campeonato Mundial de lucha

De los tres representantes cubanos, los dos de mayores posibilidades de preseas no pudieron competir por retraso del avión que los debía llevar desde Moscú a Budapest

Autor:

José Luis López

La pobre actuación de Frank Chamizo (55 kg) en el estilo libre y la imposibilidad de que otros dos atletas «capturaran» un avión en el aeropuerto de Moscú, dejaron a Cuba sin medallas en el Campeonato Mundial Juvenil de lucha, desarrollado en Budapest, Hungría.

Chamizo es un talentoso luchador matancero que este año ganó el campeonato nacional y el torneo internacional Cerro Pelado, siempre en finales ante el experimentado habanero Luis Ibáñez. Ese aval le abrió las puertas para asistir al Panamericano de mayores, con sede en México, donde obtuvo el máximo lauro.

Sin embargo, en el Mundial Juvenil Chamizo no estuvo igual y terminó en el lugar 16, bien alejado de sus posibilidades. Debutó victorioso frente al kazajo Rassul Kaliyev, por 2-1 (4-0, 1-7, 5-3), pero luego cayó ante al ruso Rasul Mashezov, titular europeo entre cadetes, con marcador de 0-2 (0-3, 2-10).

A la postre, el ruso fue medallista de bronce y no pudo «arrastrar» al caribeño hacia el repechage.

No obstante, las mayores opciones de Cuba para subir al podio de premiaciones estaban en sus dos representantes del estilo grecorromano: Yasmani Lugo (96 kg) y Javier Duménigo (50 kg). Ambos ganaron oro y plata en el mundial juvenil de Ankara, Turquía, en 2009.

Pero se retrasó demasiado el traslado del grupo desde Moscú hacia Budapest y ellos dos llegaron tarde al pesaje, quedándose fuera de la competencia. Solo «libró» Chamizo, quien compitió en la última jornada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.