Cuba buscará mejor actuación en Olimpiada Mundial de Ajedrez de Rusia

El evento será inaugurado el lunes 20 de septiembre en Khanty-Mansiysk. La selección antillana tratará de mejorar la labor de Dresde 2008, donde los hombres finalizaron en el lugar 23 y las muchachas en el 25

Autor:

Juventud Rebelde

A juzgar por la cantidad de mensajes que inunda mi buzón electrónico, cada día que pasa crecen las expectativas en torno a la Olimpiada Mundial de Ajedrez. El evento será inaugurado el lunes 20 del presente mes en Khanty-Mansiysk, Rusia, aunque las piezas comenzarán a moverse un día después.

Se trata de la edición 39 de estos certámenes y los organizadores esperan un récord de asistencia. Según datos divulgados en la presentación oficial del evento, hasta el momento aparecen inscritos 1 376 jugadores de 158 países. Tales cifras solo se alcanzan en otras dos competencias oficiales: los Juegos Olímpicos y el Campeonato Mundial de Atletismo.

Esta vez los equipos cubanos buscarán una actuación superior a la de Dresde 2008. En aquella ocasión, los hombres finalizaron en el lugar 23 y las muchachas en el 25.

Ahora se mantiene la nómina femenina, aunque cambió el orden de los tableros. Mientras, el Gran Maestro (GM) pinareño Fidel Corrales (2599) sustituye al veterano GM Jesús Nogueiras en la selección masculina.

De nuevo la competencia será un torneo de 11 rondas y posiblemente se repita el sistema de match-point. Por ello será vital un buen trabajo de equipo, más allá de las actuaciones individuales.

Los armenios son expertos en esto y así salieron campeones en las dos últimas ediciones del concurso masculino. Incluso, en Dresde ganaron con un rendimiento discreto de su mejor jugador, Levon Aronian.

Hace dos años Rusia quedó en la quinta posición entre los hombres con un equipo de ensueño. Ahora presentarán tres selecciones en busca del cetro que no alcanzan desde el año 2002 en Bled, Eslovenia.

Ello complica un poco el ranking inicial de la competencia, decisivo para el pareo de las primeras rondas. Cuba aparece en el puesto 18 de la clasificación mundial por países (ver tabla), pero ahí se cuenta a Rusia como una unidad y no dividida en tres.

De todas formas es importante arrancar bien y mantenerse «flotando» en el pelotón. Así podríamos llegar con algún margen de maniobra a las últimas tres rondas, en las que se decide casi todo.

Algunos aficionados andan preocupados por la inactividad del GM Leinier Domínguez (2716) en los últimos meses, pero el habanero es un jugador consolidado en la élite mundial y no necesita competir tanto. En la Olimpiada tendrá otra tarea difícil, pues en el primer tablero siempre hay fuego cruzado.

Recordemos que en Dresde 2008 Leinier terminó invicto con seis puntos de diez posibles (dos victorias y ocho tablas). Su saldo fue superior al 50 por ciento en la primera mesa, donde igualó con el ruso Vladimir Kramnik, el estadounidense Gata Kamsky y el húngaro Peter Leko, por solo citar a tres «monstruos» que asustan a cualquiera (Leko conquistó la medalla de oro individual).

En lo personal no me gustan las tablas, pero frente a estos hombres un empate sabe a victoria. Veamos: si Leinier divide el punto, aumentan posibilidades de que el equipo tenga un buen resultado en el torneo. En cambio, si arriesga mucho y pierde, entonces los demás estarían demasiado presionados.

Por suerte, este año llegarán en muy buen momento a la Olimpiada los GM Lázaro Bruzón (2679) y Yuniesky Quesada (2614). Ellos defenderán el segundo y tercer tableros.

Bruzón llegó hace unos días de España, donde participó en varios torneos (ganó el circuito catalán), y ya se incorporó a la preparación del equipo masculino, que arrancó esta semana en el Círculo Recreativo Juvenil José Antonio Echeverría.

Allí se reunieron desde el primer día Leinier y Holden, junto a otros jugadores que colaboran en el entrenamiento. Por su parte, Fidelito y Yuniesky aún tienen compromisos en España.

Veremos si esta concentración al estilo del fútbol, donde los jugadores van sumándose poco a poco, rinde los frutos esperados. Tengo mis dudas al respecto, aunque siempre soy optimista.

Las incógnitas están centradas fundamentalmente en Fidelito y Holden, dos ajedrecistas de gran talento, pero muy inestables. Incluso, el primero no tiene experiencia a este nivel.

Si ellos «aguantan», el equipo cubano debe ser una de las sensaciones en la próxima Olimpiada. En mi opinión, el sistema de match-point nos favorece.

Las muchachas

Entre las muchachas el panorama se pinta diferente. Aquí Rusia nunca ha ganado desde la desintegración de la URSS y China cedió el protagonismo en las ediciones más recientes.

No obstante ambos equipos aparecen de nuevo entre los favoritos, junto a Ucrania, Estados Unidos y Georgia, que fue campeona en 2008. Claro, tampoco se puede descartar a Polonia, Armenia y Serbia, selecciones con gran rendimiento hace dos años.

Por Cuba repiten las cinco jugadoras que protagonizaron la última aventura. Se trata de las Maestras Internacionales Lisandra Ordaz (2359) y Oleiny Linares (2328), junto a las GM Yaniet Marrero (2324), Sulennis Piña (2322) y Maritza Arribas (2282).

En Dresde 2008, Oleiny capturó una destacadísima medalla de plata en el cuarto tablero, con nueve puntos de diez posibles. Desde entonces la santiaguera ha mantenido un paso firme y actualmente es la campeona nacional.

Veremos cómo le va ahora con una mayor responsabilidad dentro del colectivo, que está dirigido por el experimentado GM Walter Arencibia. De momento, Oleiny termina sus compromisos en España y es la única ausente en los primeros días de la concentración del equipo olímpico en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI).

Mientras, Lisandra, Yaniet y Sulennis estuvieron inactivas en los últimos meses. Es una pena que no aprovecharan para jugar en la cuarta edición de la Copa Giraldilla, concluida recientemente en la capital.

Lisandra se ha ganado por derecho propio ser la cabeza del equipo cubano, pero tiene ante sí un gran desafío. Es una ajedrecista equilibrada y eso puede ayudarla, aunque la Olimpiada son palabras mayores.

También será clave el desempeño de Sulennis, quien en 2008 desentonó con 3,5 puntos en ocho presentaciones. Sin embargo, nadie discute su puesto en el equipo.

En fin, esperemos una buena actuación en Khanty-Mansiysk, pues el ajedrez cubano necesita un espaldarazo. Algunas puertas solo se abren tocando muy fuerte.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.