Culminó este miércoles el Campeonato Nacional de Judo (m)

En la sala Ramón Fonst, de la capital, los giraldillos se ciñeron el cetro con 56 puntos, seguidos por Villa Clara (45) y Granma (33)

Autor:

José Luis López

Con una maratónica jornada en la cual predominaron las decisiones por Regla de Oro (o tiempo extra), culminó este miércoles el Campeonato Nacional de Judo, rama masculina, dirimido en la sala Ramón Fonst, de la capital.

En las cuatro finales se enrolaron judocas de la preselección nacional, que se conocen muy bien entre ellos porque siempre entrenan juntos. Y al «saberse al dedillo» los detalles técnicos de cada uno, fueron insuficientes los cinco minutos reglamentarios del combate, que en ocasiones se tornó tedioso.

Los giraldillos se ciñeron el cetro con 56 puntos, seguidos por Villa Clara (45) y Granma (33). En esta fecha del adiós, la tropa habanera consiguió par de títulos, al aval de Antonio Betancourt (60 kg) y Gilberto Solar (66 kg).

El «jimagua» Betancourt, envuelto en un excelente inicio de año, superó por yuko en tiempo extra al granmense Miguel Suárez. Aquí, los terceros escaños fueron para Armando Peña (LHA) y el villaclareño Alejandro Gutiérrez (VCL).

Mientras, Solar brindó la gran sorpresa de la jornada tras su éxito por hantei (decisión de los jueces) frente al favorito pinareño Ángelo Gómez, campeón panamericano en Santo Domingo 2003. Los capitalinos Adrián Betancourt y Osniel Solís completaron el podio.

«Empecé muy mal, pero fui subiendo en la medida en que avanzaba la competencia. Yo sabía que él (Gómez) había bajado de peso. Por eso, busqué la forma de aguantarle cuatro minutos para luego imponer mi potencia», aseguró Solar a JR.

Sin dudas, el mejor pleito lo brindó el guantanamero Ronald Girones (73 kg), plata en la pasada Copa Panamericana de Guayaquil, quien superó al villaclareño Carlos Tondique, para tomar revancha del pasado certamen nacional. Las medallas de plata fueron para el tunero Alexander Montaque (LTU) y Darián Aimé (LHA).

«Tondique es un rival fuerte, que se preparó bien. Es muy ofensivo y por eso yo estaba preparado para contraatacarlo con seoy-nage (técnica de hombros). Estoy contento porque me saqué la espina del año pasado», explicó Girones, quien ganó sus cinco peleas por ippón.

Finalmente, el granmense Leonardo Meriño (55 kg) triunfó por técnica de yuko ante el habanero Jesús Márquez. El santiaguero Chomá Kesumbo y el holguinero Roberto Almiranes, se agenciaron el bronce.

El villaclareño Asley González (90 kg) fue designado el judoca más técnico del evento y Girones el más combativo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.