Kenia vuelve a acaparar el podio femenino esta vez en los 10 000 metros

Luego de arrasar en la maratón y hacer historia en el Mundial de Atletismo, las kenianas tampoco dejaron lugar para más nadie en los 10 000 metros

Autor:

Juventud Rebelde

Kenia demostró este sábado en la primera jornada del Mundial de atletismo de Daegu que es la reina del fondo femenino, logrando los cuatro primeros puestos en la prueba de 10 000 metros.

Vivian Cheruiyot, con un tiempo de 30:48.98, ganó el título de 10 000  metros, en una prueba con cuatro primeras clasificadas del país africano, siendo plata Sally Kipuego (30:50.04) y bronce Linet Masai (30:53.59).

Para completar el festival keniano en la prueba, Priscah Cherono se hizo  con el cuarto puesto, en una perfecta labor de equipo.

«Es absolutamente fantástico. Es un día maravilloso para las kenianos y  todo el país», dijo Cheruiyot tras su victoria. «Queríamos correr juntas y ese  era el plan. Lo hicimos perfectamente, ayudándonos las unas a las otras»,  añadió la campeona.

Cheruiyot ofreció a Kenia el tercer título femenino mundial en la  distancia, después de los logrados por Sally Barsosio en Atenas-1997 y Linet  Masai en Berlín-2009, mientras que en categoría masculina, el país africano también cuenta con tres.

Pese al momento de gloria que vive Kenia, el dominio de la prueba sigue siendo de Etiopía, que ha ganado cinco títulos mundiales en categoría femenina  en la distancia y ocho masculinos.

La nueva campeona de 10 000 metros, que había ganado el título de 5000  metros en el Mundial de Berlín-2009, puede lograr el doblete en las pruebas de  fondo en este Mundial de Daegu.

En la jornada matutina de este sábado Kenia ya había sorprendido en el maratón. Cuando por primera vez en la historia del Mundial, consiguió las tres medallas de esta prueba. Edna Kiplagat (2h28:43) se hizo con el oro, mientras  que sus compatriotas Priscah Jeptoo (2:29.00) y Sharon Cherop (2:29.14), se  llevaron respectivamente la plata y el bronce.

El éxito de Kiplagat en las calles del centro de Daegu, tras los 42,195  kilómetros en tres circuitos por la ciudad, supone además el segundo oro para  Kenia en el maratón femenino, tras el firmado por la gran estrella nacional de esta prueba en la última década, Catherine Ndereba, en París 2003.

En la parte final, Kiplagat sufrió una pequeña caída, sin consecuencias, y aguantó bien la presión de sus compatriotas.

«Cuando me caí intenté recuperarme pronto y correr lo más rápido posible,  tras un kilómetro vi que me había recuperado y entonces traté de controlar la  carrera lo mejor posible», explicó.

La nueva campeona mundial, de 31 años, se confirma como la estrella del  maratón del momento, después de un 2010 en el que se dio a conocer en esta  prueba ganando el maratón de Los Ángeles, el segundo que disputaba, antes de su  éxito en Nueva York, que sirvió para su confirmación.

Las tres medallas anteriores para Kenia en el maratón femenino habían sido  para Ndereba, que también se colgó la plata en Helsinki-2005 y el bronce en  Osaka-2007, por lo que el maratón de Daegu constituye un éxito histórico para  el país en la historia de la competición.

En categoría masculina, los kenianos dominaron en las dos últimas ediciones  del maratón, con Luke Kibet en 2007 y Abel Kirui en 2009, y buscarán sellar la  hegemonía nacional en esta prueba, en la carrera que se disputará el domingo 4  de septiembre, día de clausura del Mundial.

El maratón femenino de Daegu 2011 no contó con la presencia de la campeona  de la edición de Berlín-2009, Xiu Bai, que había dado el primer título de  maratón a China y no ha podido recuperarse a tiempo de una lesión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.