Medallas que hablan, ¿o callan?

La martillista cubana Yipsi Moreno alcanzó la presea de bronce en el Memorial Znamenskiy, con sede en Moscú, Rusia

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Lo digo y lo repito y no es matraca mía: las medallas en el deporte rey no evidencian una óptima forma competitiva. Ni siquiera finiquitar una competencia por delante de exponentes consagrados muestra un alza en el rendimiento.

El atletismo es un «negocio» de tiempos y marcas, y como en ningún otro se ponen al límite las capacidades humanas. De ahí que muchos afirmen que casi siempre el atleta pugne consigo mismo, independientemente de que el contrario le haga sudar la gota gorda, o la flaca.

Por ello no pondero el resultado de la martillista cubana Yipsi Moreno, quien como siempre guapeó hasta el final para alcanzar un metal bronceado en la 54 edición del Memorial Znamenskiy, acaecido en Moscú, Rusia.

Sin embargo, nuestra valiente camagüeyana no encontró petróleo con su más potente disparo dominical. Pocas veces 72,40 metros dejan un hueco lo suficientemente profundo en el campo.

Tal vez pudieran rebatirme al poner sobre la mesa los números de la campeona y su escolta, pero si bien los lanzamientos de las rusas Tatyana Lysenko (75,48) y Gulfiya Khanafeyeva (73,48) no metieron miedo, tampoco resultaron jueguito de niñas.

Precisamente, la vencedora en la lid moscovita, actual reina universal, reservó en el salón VIP de los próximos juegos bajo los cinco aros por su probada clase, al lograr la marca A y superarla en varias ocasiones.

Lo mejor de la presente temporada tiene firma bielorrusa. En efecto, la matrona olímpica de Beijing 2008, Aksana Miankova, lidera el ranking de la IAAF, merced a 78,19 metros de vértigo, marca que tuvo el desparpajo de repetir.

Por detrás anda la bella y fornida alemana Betty Heidler (78,07), a quien su condición de plusmarquista planetaria (79,42) y subcampeona del orbe también le dan butacas de lujo para el show londinense.

La propia Lysenko se sitúa quinta en el listado de la presente campaña, con el séptimo mejor envío entre todas las mujeronas (76,14).

Yipsi, dueña de 75,27 metros logrados en la Habana hace cuatro semanas, no se ha mostrado estable sobre esa cifra. En cambio sí da señales de vida su constancia sobre los 72 (73,50-73,28-72,93-72,40-72,04), aunque con esos tiques no creo que consiga entrada a la mesa bufé inglesa.

Algo similar le sucede al resto de la armada antillana, enfocada en elevar y mantener su forma deportiva. ¿Podrán sorprender nuestros muchachos y muchachas?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.