Caperuza desteñida no cree en lobos - Deporte

Caperuza desteñida no cree en lobos

En la primera semifinal de la Eurocopa España venció 4-2 en penales a Portugal en un partido desabrido

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Ni los esquimales querían ver un espectáculo tan frío, desabrido, con nervio a borbotones a causa de los penales. La primera semifinal de la Eurocopa de fútbol tuvo este miércoles a una España despintada, con el rojo chorreándole por la capucha, pero con firme etiqueta de favorita que ni a mordidas pudo quitarle Portugal, comprometido en cada palmo de la cancha. La Furia no mostró su tica taca, no descolló la naturaleza intelectual de sus creadores y aun así accedió a la fiesta grande (ganando 4-2 en penales, después de empatar 0-0), pactada para el próximo domingo contra el vencedor entre Italia y Alemania.

La noche caía en el Donbass Arena, adornada por las esperanzas lusas de terminar con la «dictadura» española y a la espera de disfrutar la excelente forma de Cristiano Ronaldo y su romance con el gol.

Pitó el colegiado turco, Cuneyt Fakir, subió el telón y comenzó la función más esperada de la jornada, el duelo de la Península Ibérica. Dicen que la suerte no existe en el deporte, que lo que mal comienza mal acaba… mentira. Los campeones defensores estuvieron de lágrimas durante los primeros 90 minutos, abrieron fallando en la tanda de penales y así se agenciaron el pase al último festín.

Antes del paredón sucedieron muchas cosas, o no tantas, para ser exactos. Los chicos de Paulo Bento interpretaron una partitura muy bien estudiada. Supieron desactivar a la Roja, sacarle los colmillos, dejarla mendigando papilla y sin fuerzas para masticar una propuesta bien atinada y sobria en cada pedazo de césped.

El partido marchó resignado y cabizbajo a la prórroga, sin paradas de los guardametas, en una casa con propiedad lusitana y en la que los pupilos de Vicente del Bosque casi terminan hablando otro idioma.

Sin embargo, no apareció el Barbieboy. Ronaldo llegó sin puntería, corrió, dejó hasta el hígado en el terreno, pero no exigió a Casillas. Quedó solo para la foto, lucir el peinado, rabiando de impotencia en un choque tenso como cuerda de violín, pero no tan fino y melódico.

No hubo huecos, todo bien forrado, con tentáculos largos y ventosos de los centrocampistas, sobre todo de los portugueses, que estuvieron más metidos en el partido.

La Furia esperó, a sabiendas de que ese ritmo frenético mostrado por los lusos no lo aguantaba ni un caballo pura sangre. A fin de cuentas, el corazón no tiene repuesto.

Y así fue. La cosa olía a prórroga y prórroga hubo. En la extensión Portugal flaqueó, puso rodilla en tierra y pidió a gritos la tanda de fusilamiento.

Ya en la lotería de los penaltis Casillas estuvo inmenso, Ramos genial y Fábregas decisivo. La «Caperuza» llegó casi a rastras, pero llegó.

Medio mundo recrimina el resultado, culpa al más universal y su capricho de premiar a los favoritos aun cuando lucen traje gris. El fútbol es así. España se coronó en la pasada justa del orbe y para nada deslumbró en la fase clasificatoria, en la que incluso, perdió un partido de su grupo.

Ahora el camino se dibuja casi igual y puede que enfrenten a unos tanques germanos con juego perfecto (como en Sudáfrica 2010 antes de ser eliminados por los mimados del bigotudo). ¿Se repetirá la historia?

Casualmente, los españoles igualaron a los alemanes al instalarse en su tercera final consecutiva de un torneo grande. Los bávaros lograron el triplete en la Euro de 1972, el Mundial de 1974 y la magna cita del Viejo Continente dos años después. ¿Cuál es su favorito?

En la pantalla grande

Para rematar la emoción de este show deportivo, el ICAIC anuncia que los últimos juegos de la Eurocopa serán exhibidos en vivo y en directo en el céntrico cine Yara de la capital.

En coordinación con el ICRT, el partido decisivo entre Alemania e Italia podrá disfrutarse este jueves 28 de junio, a las 2:25 p.m. El público ya pudo deleitarse con el enfrentamiento de España y Portugal.

La final será el domingo 1ro. de julio, también a las 2:45 p.m. El precio de entrada es 10.00 MN en la semifinal y 20.00 MN en la final. Durante esos días la taquilla abrirá a la 1:30 p.m.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.