Matanzas volverá a llenar estadios - Deporte

Matanzas volverá a llenar estadios

Los fanáticos del equipo matancero pueblan por estos días las gradas del Estadio Victoria de Girón para presenciar un tope entre dos grupos de la preselección de esta provincia que se prepara para la próxima Serie Nacional

 

 

 

 

 

 

 

Autor:

Hugo García

MATANZAS.— Algunas decenas de aficionados están en la grada de primera base del Estadio Victoria de Girón. Mucho silencio, como contraste con las bulliciosas jornadas vividas en la pasada Serie, en la que debutaron miles y miles de cornetas que desconcentraban al más sosegado jugador.

Ellos son los fanáticos acérrimos que en las buenas y las malas se infartan junto con su equipo. Ahora presencian un tope entre dos grupos de la preselección matancera que se prepara para la próxima Serie Nacional. En la grama no solo se juega, sino que en otras áreas se practica bateo y el resto de los lanzadores también se ejercita. Por allí andan los Benavides, Herrera y muchos jóvenes que buscan ganarse un puesto en la nave.

Alexis Garro, al frente de la reserva y actualmente de los entrenamientos del equipo Matanzas, reconoce a este diario la presión de arrastrar un tercer lugar nacional conquistado en la anterior campaña.

«La preparación es igual a la del año pasado, con el plan de entrenamiento propuesto por Víctor Figueroa. Hacemos énfasis en los errores, analizando el banco de problemas que tuvimos, como las deficiencias en el toque de bola, profundizando en el robo de bases…

«El director Víctor Mesa pone a jugar al que esté bien y mejor lo haga. Hay una base de jugadores, pero los atletas que no han sido regulares el año pasado pueden ganárselo, o uno que no estuvo y es joven igual tiene oportunidades. No hay concesiones con nadie.

«Nosotros vamos a estar entre los primeros. La tarea es clasificar y después discutir el campeonato, pues este equipo rompió la inercia el año pasado y no va a parar.

«Trabajamos la preparación física y lo técnico-táctico a la vez, porque hay que comenzar bien; un traspié inicial es muy perjudicial. Tenemos figuras nuevas, pero todos tienen talento y oportunidades. Matanzas seguirá llenando estadios, eso te lo aseguro», añade Garro con la certeza de que este equipo no será el «faisán» de otras épocas.

El ex camarero yumurino se sorprendió cuando depositaron la confianza en él y

trata de cumplir con todo para que el equipo salga adelante. «La influencia de Víctor Mesa es importante, él siempre está pendiente, es el director que le gusta que todo esté bien y nosotros igual, con disciplina cumplimos con sus indicaciones», resume Garro, quien jugó diez Series Nacionales.

En nuestra visita al «Palacio de los Cocodrilos» también conversamos con el receptor Lázaro Herrera, quien asegura que se prepara bien para discutir el campeonato: «Mis aspiraciones son ayudar al equipo en todo, batear más que el año pasado y estoy entrenando en la receptoría fuertemente. Gracias a la confianza de Víctor Mesa las cosas me salieron bien», recalca Herrera, con 29 años y 93 kilos de peso.

En el banco de primera base encontramos un poco ansioso a Yadiel Hernández, quien poco a poco se recupera de una lesión sufrida en el torneo provincial. «Por la mañana entreno y por la tarde me atienden en la sala de fisioterapia del hospital militar Mario Muñoz Monroy», señala este joven que cumplirá 25 años.

Con 1,95 de estatura, 82 kilos de peso y 21 años de edad, Royd Hernández Cruz impresiona a simple vista por su biotipo. Está considerado un joven talento del picheo matancero y busca su plaza en la selección de la provincia.

«Esta es mi segunda Serie Nacional. En la 49 no tuve buenos resultados, perdí tres juegos y no gané». Aunque estudia licenciatura en Lengua Inglesa en la Universidad de Matanzas, se ajusta a los horarios al terminar las clases y se prepara por las tardes.

En los entrenamientos Royd llegó hasta las 89 millas por hora, una más que el promedio de velocidad de sus lanzamientos. «Casi siempre lanzo como abridor y entre mis aspiraciones, primero está integrar el equipo, después rotar como abridor y aportar bastante; mi meta es ganar cinco juegos. El espigado jovencito aprecia mucha unidad dentro del equipo, sobre todo en el área del picheo: «Nos tratamos bien, nos ayudamos todos, y las figuras jóvenes tienen mucho entusiasmo, que es lo que hace falta; estoy seguro de que Matanzas discute este año el campeonato, hay talento para ganar», sentencia el joven lanzador.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.