Real Madrid a la final de la Copa del Rey - Deporte

Real Madrid a la final de la Copa del Rey

Con marcador de 3-1 el equipo merengue se impuso al Barcelona

Autor:

José Luis López

El «segundo» del mundo superó al «primero». O lo que es lo mismo: el portugués Cristiano Ronaldo, en una noche de ensueño este martes, opacó al argentino Lionel Messi, que apenas se vio sobre la cancha del Camp Nou barcelonés.

Allí, el cuadro «merengue» le recetó un baile de buen fútbol al Barcelona para vencerlo 3-1, y así clasificar a la final de la Copa del Rey.

Cristiano estuvo muy activo y veloz, especialmente en el contraataque, y se mostró indetenible para los defensores azulgranas, que le vieron varias veces la espalda en sus constantes escapadas.

El festín de CR7 se inició en el minuto 13, cuando el defensa central Gerard Piqué —en una noche para el olvido— lo derribó en el área chica sin ninguna necesidad y el propio crack luso ejecutó el penal a la perfección. Y así se fueron al descanso.

En el tiempo complementario, Cristiano aprovechó una acción del volante argentino Ángel Di María, quien con sus regates «le quebró la cintura» a Carles Puyol. Entonces, con muy poco espacio, disparó cruzado a la cabaña defendida por Pinto, que dio un rebote y la esférica le quedó cerca al ariete «blanco», quien de zurda, la metió en la cabaña en el minuto 57.

Por demás, les comento que este fue el sexto Clásico español seguido en el cual Cristiano marca en el Camp Nou.

El «disparo de gracia» lo ejecutó el defensa central francés Raphael Varane, de cabeza en el 69’, tras un tiro de esquina. Jordi Alba salvó la blanqueada culé en el 89’.

¿Y Messi? Bien, gracias. Muy poco pudo hacer el pequeño delantero ante una certera defensa madridista, además de no contar con un buen desenvolvimiento de sus grandes «socios»: los volantes Xavi Hernández y Andrés Iniesta. Vale citar que el dueño de cuatro Balones de Oro consecutivos, apenas si cobró un tiro libre directo antes del descanso, el cual rozó levemente el primer poste de la portería defendida por Diego López.

Y como el Barça aún padece de esa letal Messi-dependencia, entonces no atinó a comprender qué sucedía sobre la grama porque el sudamericano apenas podía «expresarse». Así, la traducción no puede ser otra que ese fracaso… por goleada.

Tras este resultado, el Real Madrid esperará en la final de esta Copa del Rey al ganador del duelo entre el Atlético y el Sevilla.

Del ámbito doméstico, les recuerdo que al cierre de esta edición, la selección sub-20 enfrentaba a su similar de Costa Rica, en los cuartos de final del torneo premundial de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe (Concacaf), con sede en Puebla. El ganador de este duelo, accedía a la Copa del Mundo 2013, en Turquía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.