Un alemán enlaza los aros - Deporte

Un alemán enlaza los aros

El alemán Thomas Bach, quien se coronó campeón universal de florete en 1977, en Buenos Aires, ahora volvió a la capital argentina para convertirse en el nuevo presidente del Comité Olímpico Internacional

 

Autor:

Norland Rosendo

Al parecer, la capital argentina le aporta buenos aires al alemán Thomas Bach, pues un año después de ascender a lo más alto del podio olímpico en Montreal 1976, logró en esa ciudad sudamericana la corona universal en florete. Y ahora volvió a la austral urbe para convertirse en el nuevo presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

De 59 años de edad, Bach trazó las líneas estratégicas de su gestión apenas supo este martes por boca de su antecesor, el belga Jacques Rogge, que sería el nuevo jerarca del COI: «Quiero dirigir según mi lema: unidad dentro de la diversidad. Quiero ser el presidente de todos».

En su primera conferencia de prensa tras la elección, se refirió al reto más inmediato, los Juegos de Invierno de Sochi (Rusia) 2014. «Tenemos que prepararlos bien y estoy seguro de que serán muy exitosos», auguró.

A la vez, aprovechó la ocasión para comprometerse a trabajar en aras de lograr «la sustentabilidad y la factibilidad de los Juegos y en tener cuidado en la credibilidad» del COI, además de darle a los miembros de la organización «más posibilidades de formar parte de las tomas de decisión», según los despachos de prensa emitidos desde Buenos Aires, sede de la sesión 125 del organismo deportivo.

Bach, hasta ahora al frente del Comité Olímpico alemán y vicepresidente del COI, será el noveno presidente del órgano rector del olimpismo mundial desde su fundación en 1894. Ocho de ellos han sido europeos, «hegemonía» que solo ha quebrado el norteamericano Avery Brundage, entre 1952 y 1972.

Como credenciales de su relevo, Jacques Rogge destacó que es «extremadamente capaz y que hará una magnífica presidencia», e instó a «unirse alrededor del nuevo líder, como lo han hecho conmigo».

En el sufragio para el cargo, Bach logró 49 votos, con los cuales dejó sin opciones al banquero puertorriqueño Richard Carrión (29), al suizo y presidente de la Federación Internacional de Remo, Denis Oswald (5), al sensacional ex pertiguista ucraniano Serguei Bubka (4) y al singapurense Ser Miang Ng (6). En la primera ronda había sido eliminado el arquitecto taiwanés Ching-Kuo Wu, presidente de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA).

Apenas trascendió el resultado, Thomas Bach recibió el respaldo de políticos y personalidades mundiales, entre ellos, el príncipe Alberto, de Mónaco; el presidente y la canciller alemanes, Joachim Gauckla y Angela Merkel, respectivamente, y el mandatario ruso Vladimir Putin.

También varias glorias deportivas le garantizaron su respaldo al nuevo presidente del COI. El francés Guy Drut —campeón olímpico en la misma ciudad canadiense donde se alzó con el oro Bach— dijo que este tiene «todas las cualidades para suceder a Rogge».

El triple campeón olímpico de canotaje Tony Estanguet, electo miembro del COI, dijo que «Bach es un campeón olímpico. Conoce bien la casa».

Durante la misma sesión, el australiano John Coates, de 73 años, resultó elegido para ocupar la vicepresidencia dejada vacante por Bach, mientras que la estadounidense Anita DeFrantz le ganó el pulso al canadiense Richard Pound para entrar al Comité Ejecutivo. En tanto fueron incorporados nueve nuevos miembros al COI, entre ellos el sueco Stefan Holm, oro olímpico 2004 en salto alto, y el corredor keniano Paul Kibii Tergat, quíntuple campeón de cross-country.

Bach asume un COI con «las finanzas ordenadas y suficientes reservas en las cajas como para estar en condiciones de afrontar, incluso, una cancelación de una cita de verano o invierno», aseguró Rogge en la despedida.

Además, el belga le deja el compromiso de sostener los Juegos de la Juventud y seguir siendo severo y eficaz en la política contra el dopaje.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.