Tirados al agua

Este jueves inician las segundas subseries de la presente Serie Nacional y con apenas tres duelos celebrados por cada equipo, muchos andan sacando cuentas de si se equivocaron o no en sus vaticinios previos

Autor:

Raiko Martín

Comienzan hoy las segundas subseries de la presente Serie Nacional y con apenas tres duelos celebrados por cada equipo, muchos andan sacando cuentas de si se equivocaron o no en sus vaticinios previos.

Cada quien tiene sus favoritos y era más aconsejable develarlos antes de lanzar la primera bola. No es que lo visto, por muy sorpresivos que parezcan algunos desenlaces, pueda hacer cambiar de pronósticos, pero la suspicacia por anunciarlos ahora siempre estará latente.

Habrá quienes se lancen a la piscina gritando a voz en cuello el futuro campeón, desconociendo que las actuales circunstancias —renovaciones, estructura, posteriores refuerzos— pesan muchísimo en los destinos de quienes aspiran al trono del béisbol cubano.

Tal vez lo más sensato sería aventurarse a presagiar cuáles serían «a ojo de buen cubero» las novenas que conservarían sus opciones después de los primeros 45 juegos. Y ahí sí me atrevo a mojarme, convencido de que se trata de un ejercicio de mera aproximación y con grandes posibilidades de errar.

No es una corazonada, pero me resulta difícil pensar que Santiago de Cuba vuelva a quedarse fuera de la segunda parte del torneo. Tampoco es que partan con grandes posibilidades, ni pienso que serían de los primeros en asegurar el boleto, pero su historia, más la experiencia de sus principales jugadores e importantes regresos a su nómina, me hacen pensar que pueden traspasar la frontera de la primera fase.

Más claro lo tienen, al menos sobre el papel, Villa Clara y Matanzas. Cerca, sin distinguir si por delante o detrás de ellos, coloco a un equipo pinareño al que tener en el puente de mando a Alfonso Urquiola le da un plus a sus posibilidades.

Por más que las ausencias hayan lastrado su potencia, espero que los Elefantes cienfuegueros vuelvan a estar entre los candidatos hasta el último día del calendario.

A la hora de seleccionar los tres últimos cupos me asaltan muchas más dudas. Pondré entonces a Industriales, llamado a resarcir en forma de batazos sus marcadas carencias monticulares. Granma, si logra contar con lanzadores capaces de preservar lo que haga el resto con el madero, pudiera montarse al tren.

Y dejo para el último escaño al equipo eléctrico de la temporada, condición que le adjudicaría a holguineros o artemiseños.

Ojo, que quedan por fuera otros ocho equipos que pueden hacerme quedar muy mal parado, pero es la gracia que tiene aventurarse en un pronóstico deportivo. Quien tenga la verdad antes de fin de año, que lance la primera piedra.

Segundas batallas

Después de ceder en el clásico frente a Santiago de Cuba, el equipo de Industriales cruzó toda la Isla para visitar el cuartel general de Pinar del Río, uno de los elencos que pudo barrer en su primera presentación.

Además, Cienfuegos se presentará en la Isla de la Juventud, Matanzas recibe en sus predios a Artemisa, y los monarcas de Villa Clara serán anfitriones de Sancti Spíritus.

A su vez, Guantánamo pasará por Ciego de Ávila, Camagüey  jugará como local ante Mayabeque, las Avispas santiagueras «volarán» por tierras tuneras y los granmenses serán huéspedes en Holguín.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.