Trono azul - Deporte

Trono azul

El equipo de Industriales se consolidó en la cima de la tabla de posiciones, luego de su segunda victoria frente a Matanzas en el estadio Latinoamericano

Autor:

Raiko Martín

El escenario lució las mismas galas aunque un poco más temprano, pues era sábado y ningún partido podía comenzar después de las 4:15 de la tarde. Los miles que poblaron ambas bandas del capitalino Latinoamericano salieron complacidos por el triunfo y la privilegiada posición en la que el equipo de Vargas se ha acomodado en este inicio de campaña.

Los duelos entre Industriales y Matanzas han adquirido desde hace algunas campañas la categoría de plato fuerte. El primero de esta temporada, cerrado hasta el último out, fue el mejor botón de muestra. El de este sábado, menos tenso pero igual de interesante, lo confirmó.

Han sucedido algunas sorpresas en este inicio de torneo, pero las que van protagonizando los lanzadores capitalinos van sobresaliendo entre las menos esperadas.

Esta vez los actuales líderes de la serie contaron con muy buena faena monticular del diestro David Mena —soportó dos inmerecidas anotaciones— y un oportuno bateo de sus compañeros, que si no lograron mayor productividad fue por el anárquico corrido de bases en momentos claves.

La pizarra la puso a funcionar Lourdes Yunielki, el menor de los Gourriel, con un solitario batazo de vuelta completas frente a los envíos del abridor Yoanni Yera, quien hizo aguas a la altura del cuarto episodio.

Fallaron uno por uno todos los que vinieron a su rescate, pues no pudieron impedir el racimo de cuatro anotaciones coronado por el imparable del receptor Frank Camilo Morejón para propulsar dos.

El enmascarado azul volvió a brillar en el octavo capítulo con un doblete, para así empujar su tercera carrera del juego y poner cifras definitivas al marcador. Del resto se encargó el pitcheo industrialista de segunda línea, pues Irandi Castro y Pavel Pino navegaron con tranquilidad hasta el out 27.

También a punto de pasar la escoba se colocaron los vigentes monarcas de Villa Clara, luego de salir airosos de un peleado duelo protagonizado por los lanzadores abridores de ambos bandos.

El naranja Robelio Carrillo caminó sin daños –apenas cuatro hits- las seis primeras entradas, y desde la otra trinchera Lázaro Blanco flaqueó en el octavo, cuando se vieron las únicas anotaciones del partido.

Otro que se colocó cerca de la “pollona” fue Mayabeque, otra vez venciendo por la mínima diferencia a las Avispas de Santiago de Cuba en su cuartel general, el siempre incómodo Guillermón Moncada.

Allí se llevó la peor parte el internacional Danny Betancourt al permitir todas las anotaciones de los Huracanes. El indómito Reutilio Hurtado llevó la pelota más allá de los límites para establecer una momentánea ventaja que su equipo no pudo sostener.

Para cerrar el grupo de posibles “arrolladores”, los Tigres de Ciego de Ávila volvieron a someter a los Piratas de Isla de la Juventud en su puerto de Nueva Gerona, con un buen trabajo del abridor Osmar Carrero y metrallazo decisivo de Raúl Valdés en el séptimo episodio con las bases llenas para romper en abrazo en el marcador.

En el resto de los duelos de la jornada salieron airosos los elencos que habían perdido el viernes, por lo que este domingo se conocerá el desenlace de esas subseries.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.