Nuestras mejores medallas

El próximo año, los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz serán la principal competencia para el movimiento deportivo cubano, que continuará inmerso en las transformaciones que puedan garantizar su sostenibilidad

Autor:

Norland Rosendo

A punto de dar los primeros pasos el 2014, el deporte cubano se apresta a encarar un abarcador calendario competitivo, con pruebas de todas las exigencias y convocatorias posibles. Y también continuará el proceso de transformaciones para que nuestro movimiento deportivo se ajuste, como todo el país, a los nuevos tiempos.

No es asunto de este trabajo hablar de criterios para decidir a cuáles torneos se irá y a cuáles no. Pero hay uno que descuella por el histórico protagonismo de nuestro país en ellos, los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC), reconocidos por el Comité Olímpico Internacional (COI) como la cita regional más antigua en el mundo.

Hacer la cruz en Veracruz

Desde hace unos cuantos meses, varios centenares de atletas se preparan para participar en la edición XXII de los JCC que organizará entre el 14 y el 30 de noviembre la ciudad mexicana de Veracruz y que contará con Jalapa, Tuxpan y Córdoba como subsedes.

Tras ausentarse por razones conocidas en la edición de 2010 en Mayagüez, Puerto Rico, la Mayor de las Antillas aspira a volver a liderar el medallero de esa fiesta deportiva.

Para lograr ese propósito, ha de intensificarse el entrenamiento y hacerse con suma eficiencia para colocar los recursos donde más posibilidades existan de preseas, sobre todo, porque ya no son los tiempos en los cuales les sacábamos «tres vueltas en la pista del medallero» a los demás países.

Para Veracruz han sido convocadas 447 disciplinas, de ellas, 395 forman parte del programa olímpico y 52 son del plan centroamericano, según explicaron las autoridades de la Organización Deportiva de Centroamérica y del Caribe (Odecabe) el pasado mes de noviembre en La Habana.

Si Cuba logra clasificar a todos los atletas en las pruebas en las que tiene previsto competir, la delegación sería de 583 deportistas, 81 menos que la comitiva de los anfitriones, principal rival para cumplir el propósito de dominar la tabla de posiciones.

Por tanto, nuestro país no intervendría en 107 pruebas, lo que representa igual cantidad de juegos de medallas a los que ni siquiera se podrá aspirar.

Hasta la fecha, ya han clasificado para Veracruz alrededor de 200 atletas, y en la primera mitad del año continuarán los certámenes que otorgan boletos para la cita multideportiva.

Si bien los JCC constituyen el principal reto para el deporte cubano este año, no se podrá soslayar que igualmente proseguirán los torneos clasificatorios para los Juegos Panamericanos de Toronto en 2015. Y a la par de ellos, arrancarán los que otorgan pasajes para la cita olímpica de Río de Janeiro en 2016.

También se celebrarán los II Juegos Olímpicos Juveniles, en Nanjing, China, del 16 al 28 de agosto, y en el verano, Ecuador pudiera acoger una nueva edición de los Juegos del ALBA, que bien podrían ser un «termómetro» para algunos atletas y disciplinas que luego deben aportar preseas en Veracruz.

Un año «inquieto»

Las justas múltiples siempre generan expectación, sobre todo porque exigen calificaciones previas, y por tanto un esfuerzo colosal del Inder y el Estado, garantes de que el movimiento deportivo cubano continúe exhibiendo logros.

Sin embargo, no son las únicas. De acuerdo con el calendario competitivo tendrán lugar varios campeonatos y copas mundiales en la agenda de 2014. Para algunas de esas justas, ya Cuba tiene los pasajes; para otras debe seguir buscándolos.

Lo más probable es que los atletas cubanos no acudan a todas las competencias. Diversas razones, unas estratégicas, otras de disponibilidad de recursos, influirán en las decisiones.

Entre el 26 de febrero y el 2 de marzo, la ciudad colombiana de Cali será sede del Campeonato Mundial de Ciclismo de pista, donde hay posibilidades de que intervengan pedalistas criollas.

Por su parte, Polonia se alista para organizar el Campeonato Mundial de Atletismo en pista cubierta, y hasta allí deben moverse, al menos, la pertiguista Yarisley Silva, medallista de bronce olímpica y mundial, y el triplista Pedro Pablo Pichardo, subcampeón en la lid universal de Moscú en agosto último.

La selección femenina de baloncesto, campeona del pasado torneo FIBA Américas, celebrado en Jalapa 2013, sí debe participar en el certamen del orbe que organizará Turquía entre el 27 de septiembre y el 5 de octubre.

Será un mérito para una pléyade de atletas que desbancó a las favoritas canadienses y brasileñas en el concurso continental, aunque les resultará muy difícil ascender al podio, como sucedió en la cita universal que acogiera la extinta Yugoslavia en 1991, cuando se agenciaron un histórico tercer lugar. O un año después en los Juegos Olímpicos de Barcelona, en los cuales el quinteto criollo ocupó el cuarto escaño.

En febrero, el balneario de Isla Margarita, en Venezuela, vivirá el retorno de Cuba, aunque solo en calidad de invitado, a la Serie del Caribe de Béisbol. Allí estará el campeón de la pasada Serie Nacional: los Leopardos de Villa Clara.

Después de más de 50 años de ausencia, nuestro país regresa a ese certamen, una competencia de la cual es fundadora y en la cual, de las 12 ocasiones en que ha participado, se alzó en siete de ellas con la medalla de oro.

Los Domadores de Cuba proseguirán a golpes de puños su paso por la Serie Mundial de Boxeo, con la intención de llegar a la final de la lid que se disputará en Ucrania a finales de mayo del año entrante.

En lo que constituye el primer evento semiprofesional en el que participan los boxeadores criollos desde los años 60 del siglo pasado, la escuela pugilística nacional ha demostrado su fortaleza en el concierto internacional.

A pesar de militar en un grupo complejo, en que también están el actual campeón Kazajistán, Rusia, Azerbaiyán, Polonia y México, los cubanos lideran la llave.

Para octubre y noviembre están fijados los campeonatos mundiales del voleibol masculino y femenino, respectivamente, pero para intervenir en ambas citas, los sextetos criollos tendrán que hacer un esfuerzo de talla XXL, pues aún no cuentan con cupos.

Durante el último mes del año, entre el 3 y el 7, tendrá lugar en Qatar el Mundial de natación en piscina corta, y ojalá Hansel «el Pollo» García pueda dar brazadas en esa pileta.

Detrás del podio

Pero no solo las competencias ocupan espacio en las prioridades del Inder este 2014. La implementación de la nueva política para la remuneración económica a los atletas, entrenadores y otros profesionales del sector, aprobada por el Consejo de Ministros, debe contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de los beneficiados, y a la vez ha de incidir en una mayor competitividad de los deportistas.

Según informaron directivos del Inder en la más reciente sesión de la Asamblea Na-cional, tras concluir el cuerpo legal indispensable para asegurar la decisión gubernamental, se efectuará, con carácter retroactivo, a partir de enero, la remuneración de los meses pendientes a los peloteros, pioneros en la materia.

Igualmente, este será un año importante en la aplicación de novedosos esquemas para insertar atletas en circuitos deportivos extranjeros, que no solo los beneficien desde el punto de vista financiero, sino que eleven su calidad, pues podrán medirse en justas de mayor exigencia competitiva.

Los ensayos con el béisbol, por ejemplo, auguran cambios cualitativos que tendrán un notable impacto. Igual ha de suceder con otras disciplinas, necesitadas también de transformaciones para estar a la altura de las exigencias contemporáneas.

Será el 2014, entonces, otro año de  competencias, experimentos, innovaciones, y una constante exigencia por mantener la masividad, la disciplina y la pureza del deporte en la Mayor de las Antillas. Todo cuanto se haga ha de estar orientado en ese sentido. Serán nuestras mejores medallas.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.